Local

"Usted me aburre", dice la jueza a Márquez

Alaya se muestra "alarmada" cuando el exalto cargo le reconoce que otorgó una ayuda a sabiendas de que iba destinada a otro fin.

el 04 jul 2012 / 17:55 h.

TAGS:

Juan Márquez, a la entrada de los juzgados.

Si el interrogatorio de esta mañana de la jueza Mercedes Alaya, que investiga los expedientes de regulación de empleo (ERE), fue tenso, el de la tarde no lo está siendo menos. La magistrada le ha llegado a decir al exdirector general de Trabajo Juan Márquez "usted me aburre, ya estoy aburrida" tras una de las respuestas del exalto cargo. Éste ha llegado a reconocer que otorgó la ayuda de la empresa Surcolor a sabiendas de que su fin era distinto para el que fue solicitado el dinero. "Me está usted alarmando por momentos", ha afirmado la jueza.

Alaya se ha centrado en ir preguntado por cada ayuda concreta otorgada por Márquez en sus dos años de mandato, entre 2008 y 2010, reconociendo que la subvención para Surcolor se concedió en realidad para pagar nóminas de los trabajadores y deudas con la Seguridad Social, cuando fue solicitada para hacer frente al parte del pago de las primas de las prejubilaciones. Ante lo que estaba oyendo, según fuentes del caso, la magistrada no ha dudado en decirle "me está usted alarmando por momentos".

La indignación e incluso el cansancio de Alaya se ha dejado notar cuando ésta le ha dicho "usted me aburre, ya estoy aburrida", después de que ella le interrogara por la inclusión en el ERE de Calderinox a los intrusos Juan Rodríguez Cordobés, exdelegado provincial de Trabajo y Asuntos Sociales, y el sindicalista de CCOO Antonio Fernández Garzón. Según Márquez, fue el exdelegado provincial de Empleo Antonio Rivas, también imputado, le pidió que incluyera a Rodríguez Cordobés, mientras que el exdiputado Ramón Díaz "lo conocía.

Él propuso entonces que se le hiciera una póliza individual y no que se le incluyera en un ERE. En cuanto a Férnandez Garzón, el exalto cargo ha explicado que recibió una carta de CCOO solicitándole una póliza para él.

Asimismo, Alaya le ha preguntado cómo otorgó una ayuda de 455.000 euros tanto a Calderinox como a Aglomerados Morell, pese a que el informe que él encargó al despacho de abogados Garrigues advertía que él no podía conceder ayudas superiores a 450.000 euros, sino que era competencia del consejo rector de IDEA. Según Márquez, dicho informe era de una empresa privada y, por tanto, "no es palabra de Dios".

Por último, sobre Ramón Díaz, también imputado, el exdirector general ha dicho que él "negociaba" con los sindicatos y participaba con las mediadoras en los cálculos de las pólizas. Además, él custodiaba en su despacho algunos expedientes.

El extenso interrogatorio de la titular del Juzgado de Instrucción número 6 y ha finalizado y ahora será el turno de la Fiscalía, de las acusaciones particulares y las defensas, aunque con toda probabilidad Márquez sólo responderá a las preguntas del Ministerio Fiscal.

  • 1