miércoles, 23 enero 2019
18:04
, última actualización
Deportes

Vitolo asalta Riazor: 3-4 (VÍDEO)

Inconmensurable el canario con dos goles. Los de Emery se llevan tres puntos importantes que le permiten seguir soñando con la Champions League.

el 07 mar 2015 / 18:06 h.

Deportivo La Coruna 2 -4 Sevilla All Goals... por EarthSavi El Sevilla no ha fallado en su visita a Riazor y de la mano de un inconmensurable Vitolo, en estado de gracia, se ha llevado para Sevilla tres puntos importantes que le permiten seguir soñando con la Champions League. Dos goles del canario, que además forzó el tercero, de Gameiro de penalti cometido sobre él, y el cuarto (obra de Sidnei en propia meta) en un momento clave, han permitido a los de Emery salir airosos de un partido en el que quedó en evidencia la superioridad sevillista pero en el que se volvió a ver a un Sevilla débil atrás y concediendo demasiadas facilidades a un rival inferior, como ya le pasó en Getafe y en Anoeta. Esta vez la moneda cayó de cara, pese a las muchas contras falladas en la segunda mitad, y los andaluces meten algo de presión al Atlético y al Valencia, tercero y cuarto respectivamente, que juegan mañana en Madrid. Deportivo - Sevilla FC. El centrocampista del Deportivo Lucas Pérez (d) pelea un balón con el defensa francés del Sevilla, Timothée Kolodziejczak. / EFE Deportivo - Sevilla FC. El centrocampista del Deportivo Lucas Pérez (d) pelea un balón con el defensa francés del Sevilla, Timothée Kolodziejczak. / EFE Pronto se vio lo que muchos intuían: el Dépor cedió el balón con absoluto descaro a un Sevilla que tocaba y tocaba con cierta facilidad pero que carecía de la calidad o precisión necesaria para encarrilar el partido. Las tímidas salidas al ataque de los de Víctor Fernández servían para que quedara una vez más en evidencia la tremenda fragilidad defensiva del Sevilla, que no es capaz de recuperarla como antaño. Diogo, que tuvo una buena internada nada más empezar que casi la remata Bacca a gol, volvió a liarla y dejó solo a Lucas, que la picó en exceso ante Rico. Después fue Kolo, que de forma infaltil se dejó ganar la espalda también por Lucas, que esta vez disparó al lateral de la red. Y luego Pareja, el que casi nunca falla y al que quiso dar rodaje Unai antes de Villarreal. Al argentino se le fue la marca de Oriol Riera. Esta vez hubo penalización y el catalán batió a Sergio Rico. Otra vez el Sevilla por detrás fuera de casa. Esta vez reaccionó pronto. Una pared entre Vitolo y Bacca acabó en control y remate del canario, tocado por una varita y muy cerca de ser llamado por Del Bosque para la Selección nacional. El colombiano sabe jugar mejor de espaldas que en carrera hacia la portería y volvió a dejarlo patente hoy en Riazor. Tras la igualada, el Sevilla no fue decididamente al ataque ante un Dépor tremendamente limitado. Quizas sabedor de su debilidad atrás, quizás por esa manía, a veces incomprensible, de especular cuando no juegas en casa. El caso es que al descanso llegó el Sevilla sin ir perdiendo, aunque el partido se parecía demasiado al de la Real Sociedad. A la vuelta de vestuarios, el Sevilla volvió a salir especulador. Anduvo cerca el Dépor de Sergio Rico, pero fue de nuevo Vitolo quien apareció en el área para rematar un pase raso de Aleix Vidal, que fua a apoyar a Diogo. La fuerza con la que apareció el canario demuestra su gran estado de forma. A partir de ahí se abrió el encuentro y el Sevilla disfrutó a la contra. No sin correr riesgos, ya que está defendiendo últimamente como equipo destinado a luchar por la permanencia. Lucas se lo volvió a recordar, haciendo que Rico interviniera con mérito y en otro disparo que rozó el poste. Pero apareció el mejor del partido de nuevo. Vitolo fue tan participativo como Lucas, pero hubo un abismo entre el acierto del sevillista y el del deportivista, que sólo marcó de penalti en el tiempo añadido. El atacante nervionense encaró a Fabricio tras pase de Gameiro y engañó a Insúa con un recorte: penalti. No quiso discutir el canario y la pena máxima la convirtió uno de los mejores lanzadores del Sevilla, Gameiro. Deportivo - Sevilla FC. El delantero del Deportivo Oriol Riera (d) pelea un balón con el centrocampista polaco del Sevilla, Grzegorz Krychowia / EFE Deportivo - Sevilla FC. El delantero del Deportivo Oriol Riera (d) pelea un balón con el centrocampista polaco del Sevilla, Grzegorz Krychowia / EFE Con el 1-3 parecía todo dispuesto para una última media hora plácida, pero este Sevilla frágil no puede evitarlo. Emery ya había refrescado el once con el delantero francés y Mbia. La película siguió su curso: contras letales con fallos clamorosos del Sevilla y acercamientos del Dépor muy mal defendidos por los centrales. Pareja estaba desconocido y Kolo nervioso. El francés se quedó inmóvil ante Riera, que convirtió con facilidad en gol un pase desde la izquierda. Quizás Rico puedo haber estado más atento y salir... Sea como fuere, el Sevilla se había complicado el encuentro otra vez. Y seguía fallando contragolpes, como uno que acabó en remate a bocajarro de Gameiro que se topó con Fabricio. El fantasma de Anoeta planeó sobre Riazor, aunque era tal la debilidad defensiva de los gallegos, con sólo tres hombres atrás, que el destino del Sevilla no podía ser otro que el de conseguir la victoria. La rubricó gracias a otra intervención de Vitolo, quien quiso dar dentro del área un pase a Diogo para que éste rematara a gol y se encontró por el camino la pierna de Sidnei, con tan mala fortuna para el central deportivista que alojó el balón en la red de su portería. El partido fue muriendo no sin antes dar otro sustitllo al Sevilla, por culpa de un penalti rigurosísimo que Teixeira, el más malo de los dos hermanos, regaló al Dépor. Lo marcó Lucas, pero no quedaba tiempo para más. Respiró Emery, respiraron los muchos sevillistas desplazados a La Coruña y sonríe Del Bosque, que tiene en Vitolo a un jugador con futuro en la Selección. Ahora, toda la atención para Villarreal, donde sólo la mejor versión del Sevilla (no la de Riazor) permitirá una imagen digna del campeón. Ficha técnica: Deportivo de La Coruña: Fabricio; Juanfran (José Rodríguez, min.80), Insua, Sidnei, Luisinho; Álex Bergantiños, Celso Borges; Cavaleiro (Fariña, min.62), Lucas Pérez, Cuenca (Hélder Costa, min.74); y Oriol Riera. Sevilla FC: Sergio Rico; Diogo, Nico Pareja, Kolodziejczak, Fernando Navarro; Iborra (Mbia, min.60), Krychowiak; Aleix Vidal, Éver Banega (Denis Suárez, min.78), Vitolo; y Bacca (Gameiro, min.60). Goles: 1-0, min.28: Oriol Riera. 1-1, min.33: Vitolo. 1-2, min.52: Vitolo. 1-3, min.65: Gameiro, de penalti. 2-3, min.72: Oriol Riera. 2-4, min.83: Sidnei, en propia puerta. 3-4, min.93: Lucas Pérez, de penalti. Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes, del colegio cántabro. Amonestó a Iborra (min.43), Krychowiak (min.45), Banega (min.49) y Diogo (min.86), por parte del Sevilla; y a Insua (min.63) por parte del Deportivo. Incidencias: Partido de la vigésimo sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Riazor ante 21.555 espectadores.

  • 1