sábado, 18 mayo 2019
16:38
, última actualización
Semana Santa 2019

Siete mensajes para un Viernes Santo puramente cristiano

Los pronósticos meteorológicos elevan a un 80% el riesgo de lluvias entre las 17 y las 20 horas de la tarde.

19 abr 2019 / 07:30 h - Actualizado: 20 abr 2019 / 07:28 h.
  • El Cachorro, en una imagen del pasado año. / Diego Arenas
    El Cachorro, en una imagen del pasado año. / Diego Arenas

El riesgo de lluvias ya se ha cobrado a la primera víctima de la tarde del Viernes Santo sevillano. La hermandad del Cachorro ha anunciado que suspende su estación de penitencia ante el pronóstico de precipitaciones para las próximas horas. Meteorología prevé una alta inestabilidad, con hasta un 80% de chubascos moderados entre las 17 y las 20 horas.

La Semana grande de Sevilla inicia la cuenta atrás para su conclusión. A escasas horas de que comience un nuevo Viernes Santo, la ciudad palpa ese sabor agridulce propio del último suspiro que Dios pone en boca de todos los hispalenses para despedirse de la pasión. Pasión que especialmente se vivirá un día que rememora la muerte de Jesucristo. Y lo hará a través de siete hermandades que protagonizarán una jornada (siempre y cuando la meteorología lo permita, teniendo en cuenta que las probabilidades de lluvia existentes durante la tarde ascienden al 90%, según AEMET) que muestra a la perfección la esencia del valor cristiano mediante siete mensajes perceptibles en cada cofradía.

Escala, Sábana y Sepulcro

Desde la Capilla de la Carretería, situada en el barrio del Arenal, el misterio de La Carretería representa a la perfección las tres necesidades de Cristo para ser trasladado al sepulcro. Escala, sábana y sepulcro. Tres símbolos que ejemplifican la ternura que procesamos a nuestros seres queridos.

La corporación, compuesta por nazarenos azules con túnica completamente de terciopelo, presenta como una de sus principales novedades la nueva parihuela del paso de palio, realizada en madera, después de un estudio detallado de las cargas soportadas, a manos del taller de Ramón Jiménez Roldán. Al mismo tiempo, Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad lucirá su saya de salida, restaurada por las hermanas Antúnez a finales del siglo XIX. 420 nazarenos componen la cofradía, junto a la Mortaja, más antigua del actual Viernes Santo.

La Soledad de una Madre

El Convento de San Buenaventura alberga la tristeza de una madre que, en su soledad, representa la pérdida de su único y amado hijo. La única y exclusiva novedad de la hermandad serán los quince minutos que adelantará su entrada, puesto que el nuevo manto de la Virgen se encuentra siendo confeccionado por el bordador José Antonio Grande de León, con un diseño que se encuentra basado en el primitivo que hiciera Juan Antonio Rodríguez Ojeda con no otro objetivo de recuperar el estilo romántico que tanto caracterizaba a esta corporación en el siglo XIX. Un cortejo de 400 nazarenos es el que pone en la calle la hermandad que menos tarda en montar y desmontar su único paso procesional.

El último suspiro

La expiración simboliza, desde Triana, el más puro significado de amar hasta el extremo. La obra cumbre de Francisco Antonio Ruiz Gijón (1682), compuesta por sus 1.950 nazarenos, no presenta ninguna novedad de cara a este Viernes Santo. Sin embargo, la hermandad ya trabaja en el proyecto de reforma del paso de cristo, obra de Manuel Guzmán Bejarano, mientras que el imaginero José María Leal se encuentra ya en una remodelación cuyo principal objetivo será obtener una mayor visibilidad del crucificado. Para lograr este propósito, se sustituirán los candelabros de guardabrisas, se eliminará gran parte de la plata del canasto e incluirá imágenes talladas de los cuatro evangelistas, así como los padres de la iglesia en las cuatro esquinas, teniendo como fecha de inicio el próximo 2020.

La carga de nuestros pecados

También con aires trianeros comenzará su recorrido el apodado ‘Jorobaito de Triana’ para mostrarle al mundo que Dios es capaz de sustentar nuestras cargas, pesen lo que pesen. Desde la parroquia de Nuestra Señora de la O, 750 nazarenos cruzarán el puente para realizar su estación penitencial, presentando como principal estreno el tocado de encaje y pañuelo de la Virgen. En la cofradía, los celadores también lucirán nuevos palermos. Al mismo tiempo, uno de los datos a destacar son los 25 años que se cumplen desde que el nazareno presidiera el Vía Crucis de 1994.

Siete mensajes para un Viernes Santo puramente cristiano
Proyecto de reforma del Cachorro. / El Correo

La ayuda al prójimo

La imagen de Jesús de las Tres Caídas junto a Simón de Cirene es sinónimo de entrega incondicional hacia aquellas personas a las que procesamos afecto. La única novedad para el día de mañana reside en su itinerario de salida. La corporación discurrirá al inicio de su estación penitencial por Luchana, Cuesta del Rosario, plaza del Salvador y Cuna. 650 nazarenos componen un cortejo de túnicas negras que recorrerán el centro de Sevilla.

La hora de la conversión

Si por algo se caracteriza la Semana Santa y el periodo cuaresmal es por el periodo de pausa para el cristiano para meditar y orar con vistas a una mejora personal. Prueba fehaciente de ello es el misterio de la Conversión del Buen Ladrón. Un total de 600 nazarenos.

La hermandad se encuentra celebrando su 4º centenario de la hechura del crucificado de Juan de Mesa, cuyo primer acto oficial fue oficiar el Vía Crucis de las hermandades de este año. Por otro lado, el paño de la Verónica ha sido pintado por Juan Miguel Martín Mena.

El duelo

El antiguo convento de la Paz escenifica el traslado del cuerpo de Jesucristo y el consiguiente duelo de sus allegados. Uno de los trámites más duros en el camino de cualquier cristiano.

Esta corporación, fundada a finales del siglo XVI, transcurrirá por las calles de Sevilla con 325 nazarenos y sin ninguna novedad, a priori, por reseñar.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016