viernes, 14 diciembre 2018
06:34
, última actualización

¡Buenos días!

23 sep 2018 / 22:00 h - Actualizado: 23 sep 2018 / 22:04 h.
  • ¡Buenos días!

Antes de ayer nos despertábamos con la grata noticia de la designación a la compañera de Canal Sur Charo Padilla, como la encargada de pregonar la Semana Santa de Sevilla en 2019. Como era de esperar hubo gente a favor y detractores que confunden el ser rancio con el ser paleto, ignorante y/o maleducado. No voy a entrar en debates con nadie sobre calidad, sentimiento, conocimiento, profesionalidad, etc. de Charo, porque nada hay que debatir al respecto, la muestra es evidente. Mis palabras de hoy ni siquiera son por defender que sea mujer u hombre el/la encargada de pregonar, cosa que quien se lo plantee en este siglo XXI debería de hacer un examen de conciencia y medicarse. A mí que Charo pregone la Semana Santa ni siquiera me ha sorprendido, porque ella lleva pregonando la Pasión de Dios durante décadas en el Gran Teatro llamado Sevilla y en el atril del Canal Sur. Para mí Charo ha sido, es y será el «¡a esta es!» y «¡ahí queó!» de mi Semana Santa particular. Es el susurro al oído ante la muerte de Dios o mis lágrimas de emoción en el éxtasis de un barrio con su Virgen de los Dolores. Para mí es la frescura del Azahar de la silente Concepción de San Antonio Abad o el estallido Jubilar de las esquinas Trianeras. Para mí Charo, tu designación, no es un reto, ni siquiera una preocupación, porque nada tienes que demostrar que ya no sepamos de ti. Te das con cuerpo y alma a tu Semana Santa y el atril del Maestranza no es más que un reconocimiento a tu trayectoria. Verte subida a las tablas será ver el cariño de nuestras madres, la oración de nuestras Hermanas de la Cruz o la delicadeza de las manos de nuestras camareras. Enhorabuena compañera. Hazme un favor, sé feliz. ~


  • 1