martes, 27 junio 2017
09:07
, última actualización

Ciudades y territorios inteligentes

21 abr 2017 / 22:50 h - Actualizado: 21 abr 2017 / 22:50 h.

Las ciudades inteligentes, o Smart Cities, es uno de los retos existentes en el presente y de cara al futuro, y son determinantes para abordar y atender las necesidades de la ciudadanía y abordar los problemas relacionados con la accesibilidad, movilidad, sostenibilidad medioambiental o con los problemas demográficos, entre otros. Lo que define a las ciudades inteligentes, y también ahora ampliado a territorios inteligentes, es su capacidad para conocer las necesidades de la población y poder ofrecer las respuestas de manera eficiente, innovadora, adecuada y ser eficaces a la hora de atenderlas. En las jornadas organizadas por la Diputación de Sevilla, dirigidas a los ayuntamientos, sobre ciudades inteligentes, se han puesto de manifiesto los retos y desafíos que los municipios tienen que afrontar, así como su hoja de ruta.

La definición de Ciudad Inteligente dada por el Grupo Técnico de Normalización 178 de AENOR que especifica: «Ciudad Inteligente (Smart City) es la visión holística de una ciudad que aplica las TIC para la mejora de la calidad de vida y la accesibilidad de sus habitantes y asegura un desarrollo sostenible económico, social y ambiental en mejora permanente. Una ciudad inteligente permite a los ciudadanos interactuar con ella de forma multidisciplinar y se adapta en tiempo real a sus necesidades, de forma eficiente en calidad y costes, ofreciendo datos abiertos, soluciones y servicios orientados a los ciudadanos como personas, para resolver los efectos del crecimiento de las ciudades, en ámbitos públicos y privados, a través de la integración innovadora de infraestructuras con sistemas de gestión inteligente».

Por tanto, siendo éste el modelo, no cabe duda que el reto es abordar siempre las necesidades ciudadanas y atenderlas, y las soluciones vienen de la mano de la incorporación de la tecnología, no siendo un fin en sí misma, sino como la herramienta transversal que facilita la ejecución de los servicios públicos, y favorece las interacciones y relaciones de la sociedad en su conjunto. Además de ser una oportunidad de empleo y para las pymes, componentes necesarias para abordar estos desafíos

Siendo una oportunidad para el desarrollo social, económico y la mejora del bienestar, puede a la vez, ampliar la brecha de desigualdad, entre territorios, y sobre todo rurales y en aquellas personas que se encuentran en riesgo de exclusión social. Aspecto que no se debe perder de vista, la cohesión social y territorial.

De la colaboración, participación y reflexiones, (sobre cuáles son los problemas y los retos), de todos los agentes implicados, de la representación ciudadana en su conjunto, se hacen las ciudades y territorios inteligentes, que definen, y evolucionan las actuaciones hacia ese modelo de ciudad. Con el objetivo de atender las necesidades ciudadanas en la mejora del transporte y accesibilidad, calidad y eficiencia en los servicios, sostenibilidad de los recursos, desarrollo económico y competitivo, del capital humano y asociativo, participación ciudadana, inclusión y calidad de vida. ~


  • 1

    ► EDICIÓN IMPRESA - 20 DE JUNIO DE 2017

  • 1