martes, 23 octubre 2018
18:57
, última actualización

La articulación política española

13 jun 2018 / 19:51 h - Actualizado: 13 jun 2018 / 19:51 h.

Tengo la suerte de poder viajar frecuentemente, por motivos profesionales, por muchos países del mundo y veo con satisfacción que en ellos sus habitantes manifiestan estar orgullosos de pertenecer al lugar donde han nacido, aunque pueda no gustarles la situación política en la que vivan. Probablemente España sea el único país en el que esto no ocurra. Los franceses no reniegan, el orgullo nacional inglés es indiscutible y si se quieren salir de la Unión Europea es para ser más ingleses; y a un norteamericano no se le puede decir nada negativo de su bandera o su país. Lo lógico y racional es amar al lugar e identificarte con la gente donde uno ha nacido. Sin embargo, cuando nazionalismo se escribe con z, estamos cambiando el tiempo histórico en el que vivimos y olvidamos que eso ocurrió en la peor época de la historia de Europa, incluyendo sus guerras, sus divisiones y su desprecio al que no era igual o no pensaba como ellos, promoviendo la xenofobia, el racismo, y el odio a quien no es considerado uno de los nuestros. La unidad española fue creada por los romanos y restaurada el por los godos. Roma hubo de vencer y someter a cada una de las distintas tribus peninsulares, y su articulación política fue heredada por los reyes visigodos y constituyó un conjunto prenacional que enfrentó a los conquistadores sarracenos con una monarquía unitaria y centralista. Como señalaba Ortega, España ha sido siempre Europa, la España cristiana fue la vanguardia de Europa al sur del Pirineo, y por serlo pudo nacer la Europa abuela de la actual, que hizo posible el primer renacimiento europeo. Siente el orgullo de haber nacido aquí, porque tu carácter es español y hemos aportado mucho a la historia común europea.


  • 1