lunes, 21 enero 2019
22:57
, última actualización

De plaza sin nombre a zona verde

El Ayuntamiento estudia remodelar un espacio público de Sevilla Este de acuerdo con las necesidades de los vecinos del entorno, que han acordado pasar a denominarlo «del Ficus»

03 sep 2018 / 06:54 h - Actualizado: 03 sep 2018 / 06:54 h.
  • La plaza del Ficus se localiza en la calle Hélice de Sevilla Este y hasta ahora no tenía nombre. / El Correo
    La plaza del Ficus se localiza en la calle Hélice de Sevilla Este y hasta ahora no tenía nombre. / El Correo
  • De plaza sin nombre a zona verde

TAGS:

En el corazón de la calle Hélice, flanqueada por un mar de casitas bajas, se localiza una pequeña plaza, casi escondida, en la que el terrizo es el rey. Este espacio, que hasta ahora no tiene nombre, colinda con la calle Fuselaje y es, por resumir, un ejemplo vivo del desorden urbano. El espacio público tiene árboles, bancos y área de juegos infantiles pero dista mucho de ser un entorno amable y que llame a su uso por parte de los vecinos del barrio, que han solicitado al distrito un cambio radical para la plazoleta, más usada como aparcamiento que como zona de esparcimiento y encuentro.

Lo primero será darle nombre. A partir de que se acometan las mejoras, esta zona sin bautizar pasará a llamarse plaza del Ficus, algo que han decidido los propios residentes del entorno y que permitirá ubicarla con mayor facilidad.

Lo siguiente: garantizar la accesibilidad de la plaza y ganar espacio para el peatón. Para ello, el proyecto que el distrito ha presentado a Urbanismo y que se ejecutará con cargo al plan Reaviva prevé eliminar las distintas alturas que existen actualmente en la plazoleta –tiene varias isletas alrededor de los árboles–; se creará un itinerario peatonal señalizado en el pavimento y delimitado por el resto de elementos que compondrán la plaza; y se colocará un espejo para poder ver las maniobras de vehículos del entorno. Además, la calle se hará de un único sentido de circulación para mejorar la seguridad y se creará un nuevo paso de peatones que contará con los rebajes necesarios en el acerado para garantizar la accesibilidad universal.

Igualmente, se suprimirán los coches que ocupan esta plazoleta vecinal. Los problemas de aparcamiento de la zona son una constante y es habitual ver los vehículos estacionados sobre las aceras de estas calles. Por ello, para evitar que prosiga la utilización de la plaza como parking, se instalarán macetones en los accesos en lugar de bolardos y se colocarán señales con la prohibición de estacionar.

La futura plaza del Ficus, que tomará su nombre del ejemplar que está justo en el centro del espacio y es de gran porte, tiene actualmente un área de juegos infantiles que será revisada y se instalarán nuevos aparatos biosaludables para los jóvenes y mayores del barrio en otro de los extremos de la plaza.

Pero en toda esta remodelación integral de la plaza se tendrá en cuenta el mobiliario con el que ya cuenta. Así, algunos de los bancos que se distribuyen por el entorno serán modificados y reforzados con otros nuevos individuales de hormigón, un material que se empleará igualmente para las papeleras que se colocarán en la zona que estarán coloreadas e integradas en el conjunto.

Y no hay plaza vecinal sin fuente de agua potable, que se situará junto a la zona del ficus; ni sin sombra, un elemento fundamental en una ciudad como Sevilla, y que se pretende garantizar con pérgolas además del arbolado ya existente que será conservado en su totalidad, como recalca el proyecto presentado a Urbanismo, que fue consensuado con los vecinos en distintas reuniones. Respecto a la solería, la delimitación de los árboles será de tierra y el resto del conjunto tendrá hormigón coloreado.

Finalmente, y también en aras de hacer de la del Ficus una plaza segura, se colocará la iluminación necesaria en el espacio, que se verá complementada mediante luces de tecnología led a ras de suelo para clarificar los caminos y espacios.

Adiós a las plazas duras

Esta no es la única plaza de Sevilla Este en la que el Consistorio pretende acometer cambios. El pasado día 21 de agosto, el alcalde anunció la reforma integral de la del Sector 10 también en el barrio, en concreto en la calle Albahaca. Una intervención que permitirá contar con 40 árboles más entre palmeras y otros ejemplares, además de mejorar el espacio de sombra con una pérgola, instalar juegos biosaludables y un pipicán gracias a una inversión de casi 400.000 euros y tres meses de intervención.

Entonces, el regidor hispalense y la delegada del distrito, Adela Castaño, ya avisaron que era solo la primera de una larga lista de intervenciones para acabar con las plazas duras que se construyeron hace muchos años, «cuando el urbanismo se entendía de otra forma», con la idea de hacerlas «más habitables y verdes».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016