sábado, 20 abril 2019
02:03
, última actualización

El G4 combatirá el terrorismo al sur del Sáhara

Los responsables de Interior de España, Portugal, Francia y Marruecos se citan para finales de año con los países del Sahel para combatir también el narcotráfico y la inmigración

03 jul 2017 / 22:58 h - Actualizado: 04 jul 2017 / 08:30 h.
  • El embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours con la ministra de Interior de Portugal, Constança Urbano; el ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido y su homólogo marroquí; Abdeluafi Laftit. / Raúl Caro (Efe)
    El embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours con la ministra de Interior de Portugal, Constança Urbano; el ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido y su homólogo marroquí; Abdeluafi Laftit. / Raúl Caro (Efe)

El grupo G4 de Interior que forman España, Marruecos, Portugal y Francia, trabajará contra la inmigración intentando desarrollar políticas en los países de origen de los migrantes, dado que ahí es donde nacen buena parte de los «problemas» migratorios, según anunció este lunes en una rueda de prensa el ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido, tras reunirse con sus colegas de los citados países en el Archivo de Indias de Sevilla (por parte de Francia no estuvo el ministro, sino el embajador en España, Yves Saint-Geours).

En este sentido, precisó que a finales de este año el grupo G4 se reunirá con cinco países del Sahel africano para desarrollar estas políticas, y que además del problema de inmigración, tratarán el terrorismo yihadista así como el narcotráfico y el crimen organizado.

Este encuentro, abundó Zoido, se mantendrá con el grupo denominado G5, del que forman parte la República del Chad, la República Centroafricana, Burkina Faso, Mali y Níger.

El ministro quiso destacar durante su comparecencia ante los medios de comunicación la «importancia y singularidad del G4» dado que, según dijo, «es un foro útil y único que se acordó crear en el verano de 2012 y que se reunió por vez primera el 25 de enero de 2013». Entonces, se sentaron las bases de «un foro con vocación operativa» para que los ministerios de Interior trabajaran conjuntamente «con la misma agilidad y grado de confianza con la que lo hacen de forma bilateral».

También quiso el ministro poner en valor que en estos cuatro años se han creado subgrupos de trabajo para cara uno de los ámbitos de cooperación del G4 con el objetivo de «identificar aquellas acciones necesarias para mejorar la cooperación y desarrollar las medidas incluidas en la declaración de Rabat».

Fruto de esta cooperación a cuatro bandas, el ministro español también quiso anunciar a la opinión pública las bondades de la llamada Declaración de Sevilla, que según dijo, incluye un plan de acción que servirá para «ejecutar iniciativas concretas y de carácter operativo, reuniones de expertos y el fortalecimiento de los mecanismos de cooperación incluidas en ella».

Al hilo de este plan de acción, continuó el ministro, se ha creado «un comité de pilotaje que supervisará y evaluará la ejecución de ese futuro plan de acción, que será una medida que consolidará de manera decisiva la cooperación en el seno del G4 y que proporcionará mayor actividad al propio grupo», aseguró el ministro español de Interior.

Declaración de Sevilla

Sobre la declaración aprobada este mañana en el Archivo General de Indias y bautizada como Declaración de Sevilla, Zoido precisó que «teniendo en cuenta la evolución de la migración, los ministros han reiterado su compromiso de trabajar de manera coordinada y en el marco de una gestión solidaria basada en la responsabilidad compartida».

Dado que la lucha contra el tráfico de drogas es otro de los objetivos de este G4, la declaración sevillana explica que «el volumen del tráfico de drogas que de forma conjunta afecta a España, Marruecos, Francia y Portugal requiere de medios de vigilancia tecnológica y de un reajuste permanente y conjunto de los dispositivos de control de este tipo de tráfico ilícito, especialmente del tráfico de cocaína, de sustancias psicotrópicas y de cannabis». Por ello, los países del G4 reiteraron su compromiso de «reforzar los eficaces mecanismos de cooperación operativa, en especial las entregas controladas de droga, la lucha contra el tráfico por medios aéreos y go-fast, así como las operaciones conjuntas».

Para luchar contra el terrorismo, los países del G4 también se comprometieron a fortaceler el «intercambio de información así como el apoyo técnico y la formación para una lucha eficaz contra este flagelo y sus fuentes de financiación». De esta manera, la lucha contra la radicalización será otro de los puntales de este grupo de trabajo dado que lucharán contra la «propagación de mensajes de grupos terroristas y de grupos radicales violentos. Y para ello, destacaron también la importancia de los sistemas de registros de nombres de pasajeros, como el PNR, el cual se considera una herramienta esencial en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia grave», según consta en el texto de la declaración de Sevilla facilitado por el Ministerio del Interior.

Por último, los países que forman parte de este G4 acordaron «fortalecer la cooperación técnica y operativa entre sus respectivos servicios mediante la formación continua y el intercambio de experiencias entre expertos».

Asimismo, la declaración de Sevilla también aclara que los países «supervisarán el desarrollo e implementación de un catálogo de cursos específicos en relación con los temas tratados».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016