martes, 18 diciembre 2018
06:33
, última actualización

Espadas recurre al PP para salvar el bloqueo en la fusión de Urbanismo

El Ayuntamiento escenifica el consenso de empresarios, constructores y colegios profesionales a su propuesta y cita a los ‘populares’ a una reunión hoy

22 mar 2018 / 21:11 h - Actualizado: 23 mar 2018 / 14:58 h.
  • El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, en la reunión mantenida con colegios profesionales, empresarios y patronal. / El Correo
    El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, en la reunión mantenida con colegios profesionales, empresarios y patronal. / El Correo

Menos de 24 horas ha tardado el gobierno local en buscar el apoyo de colegios profesionales, cámara de comercio, empresarios y la patronal a su propuesta para reformar los estatutos de Urbanismo en los que se iniciaba el proceso de integración del servicio de Medio Ambiente, que fue tumbada el pasado miércoles por la oposición en bloque en el consejo de gobierno de la Gerencia.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ya avisó el día anterior de que quería ver la reacción de los colectivos que llevan años reclamando la fusión de ambos servicios para mejorar los tiempos de espera en la concesión de licencias y aliviar el atasco que acumula –hay pendientes de resolución «más de 2.000 proyectos»–. Dicho y hecho. El gobierno convocó ayer una reunión en la que citó al presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Miguel Rus; el gerente de Gaesco, Juan Aguilera; la presidenta del Consejo Económico y Social de Sevilla, Milagros Martín, y distintos representantes de los colegios profesionales de arquitectos, arquitectos técnicos y aparejadores, ingenieros técnicos industriales y peritos industriales, administradores de fincas e ingenieros de caminos, canales y puertos de Sevilla. Todos ellos lanzaron un mensaje común. «No podemos perder ni un día más» para que se comience ese proceso de fusión, apuntó Rus, quien abogó por recuperar el diálogo «cuanto antes» tras «este pequeño revés sufrido en la implantación de la demandada ventanilla única» de tramitación y resolución de proyectos y licencias, algo «muy necesario para la economía local, los empresarios y los emprendedores».

Para ello, Rus incluso se ofreció como intermediario entre el gobierno local y los partidos conservadores de la oposición (PP-Ciudadanos), a los que llamó al diálogo para desbloquear la situación. Una propuesta que no parece que vaya a ser necesaria pues a primera hora de la tarde el delegado de Hábitat Urbano se puso en contacto con el portavoz del PP, Beltrán Pérez, –que también había solicitado una reunión al alcalde– para establecer una reunión en el día de hoy que ayude a sacar adelante la reforma del estatuto de Urbanismo. Sería pues la segunda vez que el gobierno local recurre a los populares para sacar adelante una propuesta clave. Primero fueron los presupuestos municipales y ahora esta medida que es una de las claves de los socialistas en materia urbanística del mandato. Si bien, y como aseguró Muñoz durante la reunión con empresarios, patronal y colegios profesionales, la postura del Ayuntamiento es la de buscar acuerdos y «si los grupos políticos quieren, tenemos toda la Semana Santa por delante». Es más, apuntó la posibilidad de que, «si cambian su posición y vuelven al consenso», de convocar un consejo extraordinario antes del próximo pleno «para que no tengamos que dejar pasar otro mes más».

Y es que, Muñoz volvió a recordar que la reforma del estatuto es solo es el primer paso en un proceso «que ha marcado el secretario general del Ayuntamiento». Una medida que implica el refuerzo de los servicios de Urbanismo, incrementando sus competencias y favoreciendo la incorporación a su plantilla de personal procedente de Medio Ambiente de acuerdo con una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que se debía negociar con posterioridad. Por ello, insistió en que «si hay algún ajuste concreto, lo hablaremos y seguro que alcanzamos un acuerdo como siempre hemos hecho».

Tanto PP como Ciudadanos se mostraron poco después abierto a la negociación. Por un lado, Pérez se puso «a disposición del alcalde para que entre los dos podamos desbloquear la situación» y recordó que la postura de los populares es «un sí rotundo a la unificación» para acabar «con el desbloqueo de las más de 2.000 licencias pendientes».

El portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, también lo consideró una «cuestión prioritaria» para la ciudad y una medida «estratégica» para la economía. Por ello pidió al PSOE que aborde el asunto «sin arrogancia ni improvisación», para «reconducir» la situación, «mejorar el documento» inicial y canalizar la modificación estatutaria «desde el diálogo». «Estamos a tiempo» y Ciudadanos tiene «la mano tendida».

Finalmente, la portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, explicó que las plantillas de ambos departamentos pidieron dicho voto contrario por la «falta de diálogo» del Gobierno local con sus representantes y pidió al PSOE que actúe «con responsabilidad» y «se siente a hablar».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016