lunes, 20 noviembre 2017
18:53
, última actualización
Radiografía a las zonas verdes

Los parques de Tamarguillo y Amate tendrán seguridad privada

Era una petición de los vecinos y el Ayuntamiento lo pondrá en marcha. Además estudia un contrato para cubrir la vigilancia de las zonas verdes de la ciudad

16 sep 2017 / 22:03 h - Actualizado: 17 sep 2017 / 10:11 h.
  • Los vecinos del parque del Tamarguillo se concentraron para solicitar al Ayuntamiento de Sevilla y al Gobierno central más seguridad. / Manuel Gómez
    Los vecinos del parque del Tamarguillo se concentraron para solicitar al Ayuntamiento de Sevilla y al Gobierno central más seguridad. / Manuel Gómez
  • Un agente de la Policía Nacional en el parque de Amate por un asesinato. / A.G.
    Un agente de la Policía Nacional en el parque de Amate por un asesinato. / A.G.
  • Una patrulla de la Policía Local sale del parque del Tamarguillo días después de la violación a una joven que practicaba deporte. / A. García
    Una patrulla de la Policía Local sale del parque del Tamarguillo días después de la violación a una joven que practicaba deporte. / A. García
  • Una de las zonas del parque de María Luisa en la que la vegetación es frondosa. / Jesús Barrera
    Una de las zonas del parque de María Luisa en la que la vegetación es frondosa. / Jesús Barrera

Los últimos sucesos en los parques sevillanos pusieron en cuestión la seguridad de las zonas verdes de la ciudad. Robos, asesinatos, violaciones, peleas y otros hechos que levantaron a los vecinos de las zonas afectadas para pedir más seguridad. Una seguridad cuestionada y que quedó en entredicho. Ahora, el Ayuntamiento de Sevilla va a contratar un servicio adicional de vigilancia privada nocturna en los últimos parques afectados, Amate y Tamarguillo, tal y como se comprometió con los residentes de las zonas.

La vigilancia privada para el parque Amate y Tamarguillo marcará un antes y un después en los parques sevillanos. Así, tal y como viene anunciando el Ayuntamiento de Sevilla, se está estudiando un nuevo contrato que verá la luz a finales de año y con el que se pretende cubrir las necesidades de seguridad en los parques de Sevilla. Se trata de dotar con dos personas, 24 horas al día, y dos vehículos para hacer rondas por todos los parques de Sevilla, como ya explicó el director general de Medio Ambiente, Parques y Jardines, Adolfo Fernández, a principios de año.

Con respecto a las actuaciones conjuntas con la Policía Nacional, el Consistorio ya le ha solicitado un informe sobre la situación del parque del Tamarguillo después de la violación a una mujer de 24 años mientras practicaba deporte sobre las 21.30 horas de la tarde. Estos hechos provocaron miedo en los residentes de la zona, que demandaron más seguridad a las autoridades. A sus demandas ha respondido el Consistorio, que va a contratar la seguridad de una empresa privada para responder a las peticiones de los vecinos. Al respecto del autor de la violación en el Tamarguillo, las investigaciones de la Policía Nacional estrecharon el cerco hasta que M.A.F.D, autor confeso de los hechos que se entregó a las autoridades. Al parecer, según fuentes policiales, este joven de 39 años era reincidente, de hecho, acababa de salir de prisión tras cumplir una condena de nueve años por violar a otra mujer en 2003.

Por su parte, el parque Amate contará también con seguridad. Como ya denunciaron los vecinos a este medio, los últimos sucesos acontecidos en el parque (un disparo a un corredor, robos y la muerte por asfixia de una mujer a la que luego quemaron) levantaron a los vecinos para reclamar que se pusiera seguridad en el parque. La asociación Amigos del Parque Amate de Sevilla lleva años reclamando seguridad privada y ahora el Consistorio la pondrá. Es quizás una de las reclamaciones más exigidas al Gobierno de Juan Espadas, pues los sucesos que han rodeado a las zonas verdes de la ciudad han sido la espada de Damocles que en los últimos meses ha ocupado el centro de la información sevillana. Concretamente, con respecto a la víctima de 39 años por asfixia encontrada medio calcinada en Amate el pasado 27 de julio, la Policía Nacional sigue investigando lo ocurrido mientras que el juzgado de Instrucción número 14 de Sevilla decretó el secreto de sumario de la causa, por lo que sólo la juez y la Fiscalía tienen conocimiento del resultado de las pesquisas policiales.

No sólo estos hechos han obligado al Ayuntamiento a tomar esta decisión, pues hay que recordar la violación mortal del parque de María Luisa, que marcó un antes y un después en la ciudad. Por este suceso se empezó a cuestionar la seguridad de los parques de Sevilla y los vecinos la empezaron a reclamar para su tranquilidad.

Ante estas quejas vecinales, el Ayuntamiento ya ha movido ficha solicitando al Gobierno central que libere el techo de gasto en materia de contratación para poner remedio a estos hechos. Ahora toca que el Gobierno central coja la pelota que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, le ha lanzado ya en varias ocasiones para derogar el techo de gasto en cuestión de seguridad para la ciudad. Una seguridad que ha quedado cuestionada por la falta de agentes tanto en la Policía Nacional como en la Policía Local. Unos 800 agentes aproximadamente por cuerpo.


El guarda de parque

La privatización del modelo y la no cobertura de los puestos de los guardas de parques y jardines motivaron su extinción y ahora son una pieza a la que se extraña. Su función era la de velar por la seguridad de los parques y carecían de armas. Vigilar, controlar y encargarse de cerrar y abrir los parques.

Hace años que desaparecieron y ahora vuelve a escena la labor del guarda de parques y jardines. Al respecto se pronunciaron algunos sindicatos que solicitan al Ayuntamiento medidas correctoras con respecto a las empresas privadas que se encargan de algunas zonas. El Sindicato de Empleados Municipales mostró su preocupación por la no vigilancia de los parques y jardines de la ciudad «puesto que las empresas privadas encargadas de las aperturas y cierres no se hacen cargo de la vigilancia». Además recordaron que «tras el cierre de algunos parques sigue habiendo personas dentro y no se controla esta situación».

Como posible solución, el SEM manifestó que «el Ayuntamiento dispone de una bolsa propia con diferentes trabajadores con diferentes cualificaciones que podrían llevar a cabo esta labor beneficiándose tanto los trabajadores de la bolsa de empleo del Consistorio como los ciudadanos». Por su parte, el CSI-F aclaró que la merma en seguridad es importante pero también la falta de empleados que arrastra parques y jardines. «La situación es insostenible y todo es porque el modelo privado no es capaz de sostener el contrato para cubrir estos servicios». Así, apuntillaron que los parques hay ocasiones que la abren una empresa privada, en otras ocasiones Policía Local o incluso los trabajadores de Parques y Jardines.

Para cubrir todas estas cuestiones la administración local pretende poner en marcha próximamente un contrato de seguridad que supone un cambio del modelo actual. Con respecto a la falta de personal, siguen exponiendo que es el Gobierno central el que tiene que liberar el techo de gasto para que el Ayuntamiento pueda hacer contrataciones. Al final en esta disputa de competencias solo hay un damnificado, el ciudadano.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016