miércoles, 01 abril 2020
07:11
, última actualización
Rugby y cultura

«El ingenuo salvaje»: La mejor novela con el rugby como protagonista

Esta es la novela, de toda la historia, que más y mejor habla sobre el rugby. Aunque, paradójicamente, no es una novela que trate sobre el rugby. Ese deporte es solo un vehículo narrativo

15 mar 2020 / 16:41 h - Actualizado: 15 mar 2020 / 17:53 h.
"Libros","Literatura","Rugby","Libros - Aladar","Literatura - Aladar","Aladar deportivo","Rugby y cultura"
  • David Storey./ ElCorreo
    David Storey./ ElCorreo

Con este relato, David Storey lleva a los personajes y al lector hasta una época en la que Inglaterra era un país soportado sobre una sociedad asfixiante con los individuos en la que la ostentación y el poder eran deseados sobre cualquier otra cosa. Los ingleses se movían entre la apariencia y la maldad, entre el aspecto mentiroso y el fondo mísero de una sociedad mojigata y estúpida.

«El ingenuo salvaje» («This sporting life», 1960) se divide en dos partes. En la primera, el narrador (Arthur Machin que es, al mismo tiempo, el personaje principal) nos cuenta cómo se hace jugador profesional de rugby, como llega a lo más alto que está a su alcance, como comienza a codearse con las personas importantes de la ciudad. No puede disimular su falta de empatía, su ambición desmedida, su incapacidad para amar aunque sea su gran objetivo. En la segunda parte, cada capítulo se dedica a un personaje y su relación con Machin. Todo se desmorona.

El estilo es árido, directo, casi tosco. Aunque es efectivo al máximo. El autor, David Storey imprime un ritmo narrativo de gran robustez y muy amable con el lector. No hay imágenes literarias potentes aunque sí dibujos con palabras de gran fuerza, no hay alardes técnicos aunque sí una técnica eficaz. Hay literatura instalada en el dolor, en la zona gris de la realidad. Y los diálogos son precisos, sencillos y llenos de sentido y sentimiento.

El compromiso social de David Storey es altísimo. Nos coloca en medio de una maraña de relaciones y de conflictos poderosísima que termina perfilada como un universo perverso con los débiles, cruel con los torpes y amable con muy pocos.

«El ingenuo salvaje»: La mejor novela con el rugby como protagonista

El rugby es el hilo conductor de la trama. Jugadores, directivos, aficionados y chicas en busca de un futuro junto a un famoso deportista. El mundo del rugby de la época con detalle. Por cierto, se trata de un rugby duro, correoso, violento; y rodeado de barro, alcohol, vidas desordenadas, sangre y una enorme ridiculez colectiva. David Storey escapa y evita resaltar los valores de un deporte convertido en un negocio sucio. El autor fue jugador.

Esta novela fue adaptada al cine por el propio autor y la película fue dirigida por Lindsay Anderson en 1963.

La novela es divertida. Mucho. Merece la pena leer las 391 páginas del libro que edita Impedimenta, como de costumbre, muy bien. La traducción, estupenda, de Consuelo Rubio es fiel al texto original y muy cuidadosa con los matices del idioma.

Calificación: Buena.

Tipo de lectura: Apasionante y, si al lector le gusta el rugby, seguramente apasionada.

Tipo de lector: Una buena novela le gusta a cualquiera.

¿Dónde puede leerse?: En la puerta de un estadio.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016