Menú
La cara oculta

La Cara Oculta - Cómic (IX)

Cómics sobre la Guerra Civil Española

09 sep 2022 / 19:51 h - Actualizado: 09 sep 2022 / 19:55 h.
"Cómic","La cara oculta"
  • La Cara Oculta - Cómic (IX)

Llevo algunos meses inmersa en el proceso creativo de un cómic ambientado en la Guerra Civil Española. Lo de “inmersa” es un decir ya que yo escribo viñetas bastante rápido, pero los artistas gráficos van a otro ritmo y son muy cansinos. Que tanto Rubén de Frutos (lápices y tinta) como Sheila Ortega (acabados y color) están, ahí, a tope dándole a la tableta, pero yo ya estoy en otras cosas (aunque parece que la labor editorial/creativa del guionista no termina hasta que el tomo está en los expositores y más allá).

He mantenido siempre que los escritores actuales no podemos aspirar a nada más que a contar las historias con estilo propio, pero que innovar en el tema de desarrollar argumentos es (y viene siendo) algo imposible ya desde la recopilación y reinicio en la narrativa que supone «La Biblia». Esto es una de mis teorías literarias (tampoco me puedo atribuir que sea de cosecha propia) que, quizás, os desarrolle en alguna ocasión. También me veo tentada de explicar el porqué de meterme en un tema que puede resultar espinoso para quien lo firma y árido para cierto sector del público, enfocado además desde mi punto de vista que suele ser caer en la incorrección política.

Pero no voy a hacer nada de eso, lo que vengo a compartir con vosotros es algo de comigrafía que he utilizado, de gente que se ha enfrentado en este embolao del 36 al 39 en viñetas y que creo que lo han hecho estupendamente.

La Cara Oculta - Cómic (IX)

Los surcos del azar, de Paco Roca. Páginas: 325. P.V.P:25€ Astiberri - Sillón Orejero

Roca, imprescindible en el panorama del cómic internacional, laureado y reverenciado, premiado y archiconocido. Te puede gustar o no, pero está ya por encima de la crítica (ojo, nunca del público, que a la postre es reflejo del mercado). Creo que la magia de los trabajos de Roca subyace en su capacidad para conmover, para tocar la vena sensible del lector al tiempo que le sumerge en una historia. En «Los Surcos del Azar» desarrolla la historia de un republicano exiliado en Francia, Miguel Ruiz y con su voz iremos conociendo los hechos protagonizados por la compañía La Nueve, de antiguos combatientes del Ejército Popular que comenzaron a combatir en el 36 y que continuaron su periplo durante la Segunda Guerra Mundial.

Muchos hablan de esta novela gráfica como una obra maestra, como una lectura obligada en centros educativos y como una obra que trasciende el género del cómic y que se adentra en la Literatura con mayúsculas.

La Cara Oculta - Cómic (IX)

La sombra del cóndor. 1936. Bajo Un Cielo Español, de Geraldo Balsa. Páginas: 56. P.V.P: 19 €. Trilita Ediciones

El apartado visual es espectacular en este cómic que tiene su parte de acción en los combates aéreos pero que no olvida la historia personal de un piloto alemán y de un mecánico de aviones republicano. Las biografías de los personajes siguen tramas paralelas que confluyen en el escenario bélico. Me ha gustado bastante y creo que es bastante objetivo en su planteamiento sin caer demasiado en prejuicios políticos e históricos. Tiene su buena ración de tópicos (tanto a la hora de abordar el conflicto como en los amoríos), pero ya he hablado en la introducción sobre el tema de la originalidad de las historias y de la vida. Es el primer tomo de una trilogía.

La Cara Oculta - Cómic (IX)

49ª Brigada Mixta. Crónica de un soldado, de Jordi y Alain Pitarch Salvador. Páginas: 104. P.V.P:18€. Cascaborra Ediciones

Este cómic no entra por los ojos, el trabajo de los hermanos Pitarch es algo flojo y la escala de grises en el que se nos presenta queda poco elaborada. Línea muy suave y acabados que parecen emborronados. Para mi gusto abusa de las cajas de textos, y los diálogos aportan poco y son mejorables. Su punto fuerte es que mete de lleno en el barro de las trincheras y nos narra las vivencias de un simple soldado de a pie, Manuel Pitarch García, que se enroló al principio de la guerra y que sirvió en la 49.ª Brigada Mixta de los republicanos. Tiene sus momentos épicos, pero sobre todo destaca el enfoque, casi en primera persona, del día a día con toda su crudeza de un chaval de poco más de veinte años que se vio envuelto en aquello. Por la autoría y el nombre del protagonista ya habréis deducido que se trata de la adaptación de un relato en primera persona y no de una interpretación de ficción, así que esta es una historia muy personal, subjetiva y que, si bien puede que no pase el filtro de un historiador, sí que es un testimonio muy a tener en cuenta.

La Cara Oculta - Cómic (IX)

Espacios en blanco, de Miguel Francisco. Páginas:128 P.V.P:16€. Astiberri - Sillón Orejero

Este puede que sea mi título favorito de los incluidos en esta pequeña recopilación. Hay varios motivos para que realice esta afirmación. Uno de ellos es el arte Miguel que me encanta, es escuela Bruguera con su toque de caricatura inherente en poses y tipos, pero pulida y embellecida por un toque muy de bande dessinée. El dibujo es increíble en diseños, perspectivas, fondos, detalles y documentación. No escondo que, de gozar yo de pecunia para caprichos de alardes, sería yo asidua compradora y mecenas de los lápices originales de este nene.

El argumento es precioso; es el propio autor quien se autorretrata en viñetas para contarle a su hijo, quien crece en Finlandia, lo que les ocurrió a sus antepasados en una España que al niño le queda lejana en tiempo y espacio.

Y aquí nos hablan de la guerra, de los años del hambre, de la represión y de la dictadura. Se nota el cariño en el objetivo y concepción de la obra como legado, pero no cae en la ñoñería que se le podría presuponer a una historia dirigida a un niño, ni mucho menos. Los diálogos, escenas y situaciones son crudas, verosímiles y entretenidas.

Es una lástima para quienes disfrutamos del tebeo que Miguel Francisco no se dique con más prolijidad a ello.

La Cara Oculta - Cómic (IX)

Hay bastantes más lecturas en mi pila de documentación, que ya empiezo a desmontar y a devolver a la estantería, pero de ellas os hablaré (si es menester) en otra entrega de «La Cara Oculta».

Besos de carmín, nenas y nenes.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos