domingo, 17 octubre 2021
13:38
, última actualización

Abogan por el fomento de métodos anticonceptivos de larga duración

El 38,7% de las mujeres que tuvieron en 2015 una interrupción voluntaria del embarazo declaró no tomar ninguna precaución en sus relaciones sexuales

05 oct 2017 / 15:19 h - Actualizado: 05 oct 2017 / 15:20 h.
"Salud","Sexualidad"
  • Guillermo González interviene en presencia de Gema González (FPFE) y de Mercedes Martínez durante la presentación del atlas. / Jesús Barrera
    Guillermo González interviene en presencia de Gema González (FPFE) y de Mercedes Martínez durante la presentación del atlas. / Jesús Barrera

Expertos en salud sexual y reproductiva abogaron este jueves en Sevilla por un mayor fomento, en cuanto a promoción y financiación, de todos los métodos anticonceptivos y especialmente de los reversibles de larga duración (LARC por sus siglas en inglés), que en su opinión son poco utilizados pese a su escaso coste y a su demostrada eficacia.

Esta tipología de métodos incluye el DIU de cobre –lo utiliza un 3,5 por ciento de la población en España–, el DIU hormonal (3,4%), el anillo vaginal (3,4%) y el implante subcutáneo (0,8%). «Se trata de métodos con una relación coste-efectividad muy buena, ya que tienen un precio muy bajo y duran entre tres y cinco años, con lo cual apenas se dan casos de olvido», explicó Mercedes Martínez, presidenta de la Sociedad Andaluza de Contracepción (SAC), que reivindicó que esta clase de métodos sean financiados por la Sanidad andaluza. «La Administración ya tiene datos y estudios que avalan que los LARC tienen una eficacia muy elevada», añadió. Y es que, según reveló, los únicos métodos anticonceptivos que no están financiados en Andalucía son los DIU liberadores de hormonas, el parche y el anillo vaginal así como el acetato de ulipristal, este último un método de urgencia.

Una encuesta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC) revela que el 24,8 por ciento de la población no utiliza ningún método, el 28,4 por ciento utiliza el preservativo masculino y el 21,7 por ciento la píldora.

Por otro lado, un estudio realizado en Andalucía en 2015 indica que ese año se practicaron 17.822 interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), casi el 19 por ciento del total nacional, de las cuales 10.118 correspondieron a mujeres menores de 29 años. Más inquietante es el dato según el cual el 38,7 por ciento de las mujeres que tuvieron una IVE declaró que no utilizaba ningún método anticonceptivo en sus relaciones sexuales. Y el 15,4 por ciento usaba métodos hormonales, otro dato notable.

Dos apuntes llamativos más realizó la doctora Martínez: las IVE no han aumentado sino al contrario desde la aprobación de la ley del aborto en 2010; y desde que en 2009 se empezara a dispensar la píldora postcoital en farmacias son menos las mujeres que acuden a los centros de salud y hospitales para solicitar esta prestación de urgencia.

TASAS DE FRACASO

Guillermo González, presidente de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), expuso algunos datos a nivel nacional que vienen a reforzar la idoneidad de los métodos LARC. Las tasas de fracaso apenas alcanzan el 0,8 por ciento en el caso del DIU de cobre y el 0,05 por ciento en el del implante subcutáneo, frente al 18 por ciento del preservativo o al nueve por ciento de los métodos hormonales.

Otro apunte sobre el precio de los anticonceptivos: en España el DIU de cobre cuesta 80 euros (30 en Francia) y la píldora postocoital 22 euros (siete en Francia); en el Reino Unido son gratuitos. Por lo que González aboga por que el Estado financie todos los métodos anticonceptivos sin excepción.

ESPAÑA, EN LA PARTE MEDIA-BAJA DEL ‘RANKING’ EUROPEO

El acto celebrado en el Ayre Hotel Sevilla sirvió además para la presentación del Atlas Europeo de la Anticoncepción, resultado de un estudio liderado por el Foro Parlamentario Europeo sobre Población y Desarrollo con el apoyo de expertos y en el que han participado 45 países del continente.

Este atlas no deja en buen lugar a España, situada en la parte media-baja de la tabla con índices «similares a los de Rumanía, Croacia y Finlandia y por debajo de Portugal, Turquía e Irlanda», según Guillermo González.

España alcanza un porcentaje del 63,4 por ciento en cuanto a disponibilidad de información online –muy lejos del 100% de Alemania, Bélgica y Francia– y de un 57,7 por ciento en lo tocante a acceso a los productos y asesoramiento; en el conjunto de ambos indicadores es el país galo el que lidera este ranking con un 90,1 por ciento, mientras España está más de 30 puntos por debajo (59,7).

Justa Montero, responsable de formación y estudios de la FPFE, aseguró que «España no cumple con el máximo nivel» en parámetros como la información sobre salud sexual y reproductiva por parte de las administraciones, las vías de acceso y el coste económico de los distintos métodos anticonceptivos, por lo que «hay que realizar una apuesta por conocer cuáles son los métodos que más se utilizan y si estos son los más seguros y eficaces».

En general, en toda Europa se produce un 43 por ciento de embarazos no planificados y el 69 por ciento de las mujeres dice utilizar métodos anticonceptivos, con lo que «o no se utilizan siempre o los que se usan no son del todo fiables».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla