De Pink Floyd a una orquesta casera

Podemos presenta una proposición no de ley en el Parlamento para rescatar al Ayuntamiento de Atarfe, que estima su deuda en 60 millones de euros

23 may 2016 / 15:37 h - Actualizado: 23 may 2016 / 15:37 h.
"Política"
  • El alcalde de Atarfe, Francisco Rodríguez Quesada, y la parlamentaria de Podemos, Carmen Lizárraga. / El Correo
    El alcalde de Atarfe, Francisco Rodríguez Quesada, y la parlamentaria de Podemos, Carmen Lizárraga. / El Correo

TAGS:

En el plazo que va de mayo de 2008 a septiembre de 2009 en Atarfe, un pueblo granadino de casi 18.000 habitantes, actuaron Franz Ferdinand, Leonard Cohen y Roger Waters, una de las mentes pensantes de Pink Floyd, banda icónica de la historia del rock. El concierto del cofundador del grupo británico en esta localidad fue el único que ofreció en España dentro de su gira europea en 2008 y cuentan las crónicas de los periódicos locales que costó alrededor de un millón de euros.

«Hemos pasado de tener en Atarfe a artistas que son referentes en la historia de la música a conformarnos con un trío o una orquesta local», confiesa el actual alcalde, Francisco Rodríguez Quesada (Por Atarfe Sí Se Puede) para describir la paupérrima situación de las arcas municipales. Su candidatura, satélite de Podemos, ganó las elecciones municipales hace un año. Su lista obtuvo seis concejales, cinco consiguió el PSOE, que gobernó la localidad durante 28 años, dos ediles fueron para el PP, otros dos para Ciudadanos y Ganemos Atarfe sumó también dos. El apoyo de este último grupo y la abstención de C’s dio la alcaldía a Rodríguez Quesada.

Un año después de asumir el gobierno local, el regidor tasa en 60 millones de euros la deuda del Ayuntamiento. La cifra ha llevado al grupo parlamentario de Podemos a presentar una proposición no de ley en el Parlamento para que la Junta de Andalucía conceda una ayuda financiera de 60 millones de euros al consistorio para sanear su situación económica y financiera. La diputada de Podemos Carmen Lizárraga denuncia que la «nefasta» gestión socialista ha convertido a Atarfe en el municipio de Andalucía, menor a 40.000 habitantes, con una deuda per cápita más elevada por habitante (la deuda oscilaría entre los 3.118 y 4.200 euros).

El alcalde recuerda que al tomar posesión del cargo el puesto de interventor lo ejercía el jefe de la Policía Local y la tesorera era una técnico administrativo. «En la actualidad contamos con sólo 11 agentes de Policía Local cuando deberíamos tener 28 por el número de habitantes», dice.

Situada a algo más de diez kilómetros de la capital, los alcaldes de Atarfe durante el boom inmobiliario trataron de convertir al municipio en una ciudad dormitorio de Granada y se lanzaron a una expansión urbanística sin precedentes. «Llegaron a vender que la población crecería hasta los 40.000 habitantes», cuentan en el pueblo.

Medina Elvira, un macrocomplejo urbanístico que estaba llamado a convertirse en una urbanización de lujo dotada de instalaciones turísticas y comerciales y un campo de golf de 18 hoyos fue el paradigma de la fiebre constructora. Hoy la urbanización se encuentra abandonada, los exalcaldes Víctor Sánchez Sánchez y Tomás Ruiz Maeso (PSOE) tienen pendiente un juicio por presuntas irregularidades en la concesión de licencias de primera ocupación y el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, declaró la posible responsabilidad civil subsidiaria del Ayuntamiento lo que podría suponer un gasto de hasta 300 millones de euros para el consistorio. El actual alcalde asegura que en estos momentos se está elaborando una auditoría urbanística para conocer cuál es la situación real.

El grupo municipal socialista de Atarfe se renovó por completo de cara a las elecciones municipales de hace un año. «Hemos solicitado documentación al equipo de gobierno para comprobar que la deuda es la que dicen. Vemos que el Ayuntamiento trabaja con normalidad y los servicios básicos están garantizados», asegura su nuevo portavoz, Óscar González, que defiende que durante las casi tres décadas de gobierno socialista en el municipio «se trató de hacer lo que se creía que era mejor para Atarfe y sus habitantes».

La situación económica por la que atraviesa la localidad queda de manifiesto en el embargo de la plaza de toros que hace unos meses dictó un tribunal por la deuda de más de nueve millones de euros del Ayuntamiento con el Banco de Santander. El regidor de Por Atarfe Sí Se Puede admite que aún se adeudan a la Diputación de Granada las tasas de Tratamiento de Residuos de hace más de 15 años.

Ciudadanos, el grupo que posibilitó la investidura de Rodríguez Quesada, también ha solicitado más información para decidir su posición en el Parlamento y su diputado José Antonio Funes visitará el municipio para conocer de cerca la situación real.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos