jueves, 22 abril 2021
20:54
, última actualización
Ecoperiodismo

El valor del agua

Ricardo Gamaza RicardoGamaza /
21 mar 2021 / 04:33 h - Actualizado: 17 mar 2021 / 11:40 h.
"Ecoperiodismo"
  • El valor del agua

Mañana se celebra el Día Mundial del Agua cuyo lema este año es "el valor del agua”. Naciones Unidas ha lanzado la campaña #Water2me para conocer el significado que tiene el agua para el planeta con el objetivo de encontrar las mejores soluciones que aseguren su conservación y protección.

El agua pública es fundamental para nuestra salud y lo es aún más en estos momentos para combatir la propagación del coronavirus. La actual pandemia ha puesto en evidencia la necesidad de gestionar el agua como un derecho.

En muchos municipios, detrás del agua de grifo que permite beber, que nos lavemos las manos, pongamos una lavadora o limpiemos nuestra vivienda, están los operadores públicos del agua, que mantienen toda una red de infraestructuras imprescindibles para que el agua de grifo continúe llegando a nuestros hogares con la certeza de que es sana y segura, y pueda ser después devuelta a la naturaleza en las condiciones de calidad necesarias para proteger nuestro medio ambiente. Los operadores públicos están tomando medidas preventivas para evitar contagios y garantizamos al 100% un suministro de agua potable de calidad a toda la población.

La emergencia sanitaria del coronavirus está afectando a prácticamente todos los ámbitos de la vida cotidiana. Esta crisis pone en evidencia más que nunca la importancia de los valores colectivos de nuestros operadores públicos de agua: la solidaridad, la cohesión y la cooperación.

La crisis está provocando un hundimiento económico sin precedentes, lo que exige respuestas inéditas. “Por eso, la mayoría de los operadores públicos decidimos, mucho antes que el gobierno central lo estableciera, suspender, con carácter inmediato, cualquier procedimiento de corte del suministro a nuestros usuarios”, explica Luis Babiano, gerente de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento de Agua (AEOPAS). En Andalucía, hay empresas públicas como EMASESA en Sevilla y su área metropolitana, Palma (Emaya) Córdoba (Emacsa), Cádiz (Aguas de Cádiz), Valladolid (Aquavall) o Terrassa (Taigua), entre otras, que han asignado cuantiosos fondos para paliar las dificultades económicas de familias, autónomos y pymes. “Fondos que han sido vitales para frenar inicialmente la depresión económica y social de sus municipios”, recalca Babiano.

Con motivo del Día Mundial del Agua, AEOPAS ha querido resaltar entre otros aspectos el papel fundamental de la planificación para adelantarse a futuras crisis del agua. El objetivo de un plan estratégico en las empresas públicas del agua es determinar las líneas esenciales sobre las que se trabajará a medio y largo plazo, así como definir sus desarrollos para mejorar el conjunto de tareas y responsabilidades que rodean a los servicios de abastecimiento y saneamiento. “Estas líneas esenciales deben buscar un fin común, que es el avanzar hacia una gestión sostenible tanto desde el punto de vista ambiental como de la gestión de las infraestructuras, incrementando para ello la eficiencia, la reducción de la huella hídrica y de la huella de carbono de las actividades de mantenimiento del servicio”, aclara el gerente de AEOPAS, que añade que “así se estará también favoreciendo el progreso económico al conjunto de la ciudadanía, para lo cual, se ha de avanzar igualmente en la participación y en la necesaria transparencia y rendición de cuenta de las entidades”. Además, siempre y cuando el plan estratégico se haya realizado con la suficiente información y participación ciudadana, ofrece la tranquilidad de acometer obras, modificaciones tarifarias, cánones, coberturas sociales, restructuraciones internas, y un largo etcétera, con el respaldo social y político.

El caso de la ciudad de Cádiz es uno de los más emblemáticos por la importante involucración de la sociedad en la determinación de las líneas principales del Plan Estratégico de la Empresa Municipal Aguas de Cádiz. Actualmente, se ha iniciado una importante renovación de las infraestructuras hidráulicas gracias a la aprobación, en un primer momento, del canon de mejora de su plan estratégico, que fue, posteriormente aprobado por el Pleno del Ayuntamiento.

El Plan Director de Infraestructuras de Aguas de Cádiz establece actuaciones hasta 2028 con un plan de inversiones que asciende a 62 millones de euros de los que 30 millones se recaudarán gracias a este canon de mejora y serán destinados a actuaciones más urgentes o prioritarias. Con este presupuesto, se acometerán las obras hidráulicas necesarias para garantizar el suministro de agua y el saneamiento en condiciones óptimas, para la eliminación de problemas de inundaciones y malos olores, para dar buen servicio en condiciones de emergencia, para eliminar el riesgo de vertidos incontrolados al medio natural, para reducir la vulnerabilidad de las infraestructuras, para mejoras en control y gestión avanzadas y para establecer procedimientos de detección y control de pérdidas en la red de agua potable así como de sistemas avanzados de control de calidad del agua.

Este tipo de plan busca esencialmente contar con una manual de actuación para situaciones de escasez de recursos hídricos. Ante episodios de sequías prolongadas o de situaciones provocadas por la imposibilidad de contar con los recursos hídricos habituales, es recomendable contar con plan de acción que evite tomar decisiones de forma improvisada que, con asiduidad, conllevan sobrecostes económicos y ambientales, así como importantes tensiones entre sectores sociales y económicos.

Los planes especiales de sequía se centran en un análisis profundo del sistema de abastecimiento, abordando desde la gestión del agua en alta, donde se estudian las estadísticas de aportes de cuenca, capacidad de almacenamiento o de fuentes alternativas, del sistema de distribución, contando con todas las infraestructuras empleadas en cuanto a tratamiento y bombeos, y los sistemas de saneamiento y depuración. Por otra parte, se analizan también la evolución de las demandas en los últimos años, individualizando sectores económicos y geográficos, que a su vez se desgranan en meses para comprender con mayor detalle el comportamiento de los consumos.

El caso de Xábia, Alicante, donde la empresa municipal AMJASA, con la colaboración de la Fundación Nueva Cultura del Agua, llevó a cabo la redacción del plan especial de sequía con un importante proceso de participación que contó hasta con tres talleres para la identificación de las fortalezas y debilidades del sistema de abastecimiento y saneamiento, las propuestas de acción y la gradación según los estadios de sequía y, por último, una sesión de conclusiones donde se debatían el documento completo antes de pasar a su aprobación por la entidad y el ayuntamiento.

Por último, AEOPAS pone también la lupa en la crisis climática a la que se enfrenta el conjunto de la sociedad. Desde muy diversos ámbitos se están llevando a cabo acciones que eviten tanto la generación de residuos como la emisión de gases de efecto invernadero. En el caso de los operadores de agua, preocupa la cantidad y la calidad de los recursos hídricos, como la irregularidad y el incremento de la ocurrencia de fenómenos atmosféricos extremos. Por todo ello, cada vez son más las iniciativas para mejorar en autosuficiencia, la regeneración y la economía circular para evitar los perjuicios en el medio ambiente y la sobreexplotación de los recursos naturales, o el incremento del control de la calidad y la calidad de los recursos y de las infraestructuras necesarias para hacer frente a los cambios climáticos que se prevén.

El reciente Plan de Emergencia Climática de EMASESA Metropolitana ha desarrollado importantes actos de sensibilización, participación ciudadana e intervención de numerosos expertos en la materia. La necesidad de llevar a la entidad a una posición de mayor integración con la sociedad y, al mismo tiempo, de convertirse en un referente de coherencia con los problemas actuales y futuros de ella, ha provocado que la operadora haya decidido volcar importantes recursos humanos y económicos, no sólo para el desarrollo del mencionado plan, sino para la ejecución de las acciones y medidas que se llevan a cabo.


Edictos en El Correo de Andalucía