Menú

Jesús Quintero, el periodista del silencio que reinventó la entrevista

03 oct 2022 / 20:10 h - Actualizado: 03 oct 2022 / 20:13 h.
$hmKeywords_Schema
  • Jesús Quintero, el periodista del silencio que reinventó la entrevista

Jesús Rodríguez Quintero, conocido como "El Loco de la Colina", ha sido uno de los periodistas más populares de la radio y la televisión de los años 80 y 90, que revolucionó el género de la entrevista apoyándose en el recurso del silencio, su mirada y sus frases espaciadas.

"El Loco de la Colina", fallecido este lunes a los 82 años en Ubrique (Cádiz) tras sufrir afecciones respiratorias y problemas cardíacos, hizo más de 5.000 entrevistas a personajes como Antonio Gala, Escohotado, José María García, Mario Conde, Jesús Gil, el duque de Feria, Rafael Medina; a humoristas como Chiquito de la Calzada, El Risitas y Manolito 'Pozí', y a personas consideradas marginales.

Su estilo personal, utilizando los silencios, su honda mirada y sus largas caladas del cigarro, con solo una pequeña mesa y un micrófono de separación entre el y el entrevistado, conseguían crear una atmósfera en la que sus protagonistas se sinceraban y dejaban a un lado su imagen pública más conocida.

Nacido en San Juan del Puerto (Huelva) el 18 de agosto de 1940, Quintero recibió numerosos reconocimientos a su labor como el Premio Ondas por "El perro verde"; el Premio Internacional de Periodismo "Rey de España" de la Agencia EFE por los reportajes "Cementerio", "El Rocío" y "Entre el cielo y la tierra"; el premio Gesto por la Paz por "Cuerda de presos"; el del Club Internacional de la Prensa, y otro Ondas por "El vagamundo", al programa más innovador de televisión, en 2021.

En sus inicios fue actor, lo que le permitió introducirse en el mundo de la comunicación, y pronto se incorporó a la emisora de Radio Popular en Huelva; como mánager dio a conocer al guitarrista Paco de Lucía y dirigió las carreras de artistas como los payasos Gaby, Fofo y Miliki, María Jiménez o la cantante colombiana Negra Grande.

En los años 60 entró por oposición en Radio Nacional (RNE) en Huelva, donde hizo "Estudio 15-18", "Ciudades" y "El hombre de la roulotte".

Con casi 30 años, y por este último programa cayó en una depresión y permaneció alejado de los medios de comunicación.

De esa experiencia nació en 1982 un programa nocturno de radio emitido desde Sevilla y que se tituló primero "Para mayores sin reparos" y después se le conoció a él y al programa como "El loco de la colina".

Con "El loco de la colina" pasó en 1983 a la SER en Sevilla, pero un año después RTVE registró el programa como marca industrial e impidió su uso con ese título a la nueva cadena radiofónica.

En 1986 una "neurosis depresiva hipocondríaca" le llevó a abandonar la radio, pero las ofertas recibidas durante su retiro le llevaron a presentar "El loco de la colina" en México y Argentina.

Su siguiente programa de entrevistas, "El perro verde" para TVE en 1988, fue otro éxito de audiencia, que más tarde presentó en Buenos Aires, Venezuela, México y en el Canal Hispano de Nueva York.

En 1990 presentó un nuevo programa en Televisión Española, "Qué sabe nadie", al que siguieron "Trece noches" o "La boca del lobo", una serie para Antena 3 con entrevistas a personajes polémicos del momento como Jesús Gil o el duque de Feria, Rafael Medina, que llevó al programa coincidiendo con el inicio del juicio por rapto y corrupción de menores.

Famosos fueron también sus espacios "La noche americana", "El lobo estepario", (1994), "Cuerda de presos" (1996), "El Vagamundo" (2000), "Ratones coloraos" o "La Noche de Quintero", con el que en 2007 volvió a TVE, pero que solo estuvo un mes en antena.

Durante un año, de 2010 a 2011, presentó para Canal Sur "El sol, la sal y el son" y hasta mediados de 2012 "El loco soy yo", emitidos desde el sevillano teatro Quintero, que el periodista gestionó hasta 2017 a través de su productora El Silencio.

Acuciado por las deudas, tuvo que deshacerse desde 2016 de la mayor parte de su patrimonio inmobiliario, incluido un palacete de su propiedad en Sevilla y otros bienes en las provincias de Cádiz y Huelva.

Regresó a su localidad natal, donde desde 2019 vivió volcado en el proyecto de Fundación que lleva su nombre y que albergará todo su archivo.

Jesús Quintero fue padre de dos hijas, Andrea, nacida de su relación con Ángeles Urrutia, y Lola, con la periodista y escritora Joana Bonet.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos