martes, 04 agosto 2020
05:02
, última actualización
Ecoperiodismo

La patronal andaluza del agua quiere cobrar el agua a pymes cerradas por el COVID-19 sin leer contadores

Pide a la Junta de Andalucía que le permita facturar calculando «consumos estimados», que en muchos casos puede ser «inexistente»

Ricardo Gamaza RicardoGamaza /
12 abr 2020 / 05:00 h - Actualizado: 12 abr 2020 / 05:00 h.
"Pymes","Medio ambiente","Crisis","Empresas","Industria","Autónomos","Consumo","Recortes","Ecoperiodismo","Hacienda","Patronal","Coronavirus"
  •  Los consumos de agua han caído en picado desde que se decretó el confinamientos en los hogares. / El Correo
    Los consumos de agua han caído en picado desde que se decretó el confinamientos en los hogares. / El Correo

La patronal andaluza del agua, en la que están representadas las multinacionales privadas del agua, pide a la Junta de Andalucía que le permita facturar calculando “consumos estimados” a las empresas y comercios afectados por la suspensión de actividad por el COVID-19, que en muchos casos pueden tener un consumo “inexistente” de agua, reconoce.

Los consumos de agua han caído en picado desde que se decretó el confinamientos en los hogares y el cierre de establecimientos y negocios para combatir el coronavirus. Zaragoza ciudad ha bajado en un 7,5%, la comunidad de Madrid en un 9,1%, la provincia de Murcia en un 15%, la provincia de Alicante en un 25%, Barcelona en un 8,9%, Llobregat en un 14,2%, Tarragona un 7,8% y Cádiz un 14%. Si bien, estos datos se corresponden a la semana pasada cuando todavía no se había ampliado el cierre de la actividad del país por lo que estos porcentajes habrán aumentado en estos últimos días.

Esa reducción en los consumos de agua han provocado la reacción a las empresas privadas del agua que van a ver muy reducido su negocio a consecuencia de la crisis del COVID-19. A la disminución de su facturación se suma el hecho de que el Estado haya decretado que el servicio urbano de abastecimiento de agua es una prestación esencial ante la que no caben recortes de personal ni de actividad.

En ese contexto, la Asociación de Abastecimientos de Agua y Saneamientos de Andalucía (ASA Andalucía) ha remitido una carta a la Consejería de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, solicitándole que permita a las empresas de agua urbana a cobrar los recibos a empresas y particulares “estimando” los consumos y sin tener que hacer una lectura real de los contadores. Ello supondría facturarle a pymes, autónomos y particulares sobre una media de los últimos 6 meses, cuando los consumos eran muy superiores, y no sobre el consumo de agua real que están realizando.

En esa carta, a la que ha tenido acceso esta redacción, el presidente de la patronal andaluza del agua, Pedro Rodríguez, insta al director general de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía a que se pronuncie sobre esta intención de ASA “excluyendo cualquier acción legal o administrativa” en contra de cobrar sin hacer lecturas de contadores como exige la normativa salvo para casos muy concretos que impidan el acceso a los contadores. En este sentido, la carta no hace referencia a la declaración del Gobierno de España de declarar al servicio de prestación de agua urbana como uno de los esenciales que no deber reducir su actividad, por lo que tendría que seguir realizando la lectura de contadores.

Rodríguez, reconoce que las empresas y comercios cuya actividad está suspendida desde el 14 de marzo o posteriormente, como bares, restaurantes, hoteles, gimnasios o tiendas de ropa y calzado, entre otras, “sus consumos a partir de esa fecha pueden no corresponderse, por ser sensiblemente inferiores”, por lo que sugiere “adoptar medidas excepcionales que corrijan, reduciéndolas, dichas estimaciones”. Sin embargo, no especifica cómo aplicaría esa reducción, lo que abre la puerta a las multinacionales del agua a cobrar consumos muy por encima e los consumos reales en empresas que están cerradas por el decreto del COVID-19 y en las que el consumo, como reconoce en otro párrafo de la carta será “más bajo o inexistente”.

El presidente de la patronal, consciente de que el Gobierno de España ha prohibido el corte del suministro del agua, busca así asegurarle el cobro del servicio a sus empresas socias introduciendo además un carácter discrecional como es una modificación a la baja aplicable a voluntad de las empresas que es discriminatorio e ilegal, cuando señala que “proponemos que, para las actividades económicas afectadas por el cierre y a partir de la fecha del mismo, las entidades suministradoras puedan modificar a la baja”, señalando a continuación que las empresas de agua podrían no aplicar esas reducciones ya que que esas rebajas se realizaría sólo “en la medida en que sus sistemas de facturación se lo permitan”, dice el presidente de ASA en su misiva.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016