Menú
Ecoperiodismo

«Los burros pueden desaparecer como especie en Andalucía por culpa de los tratantes»

Entrevista a Pascual Rovira, presidente de la Asociación para la Defensa del Borrico (ADEBO)

Ricardo Gamaza RicardoGamaza /
11 sep 2022 / 05:34 h - Actualizado: 11 sep 2022 / 05:34 h.
"Ecoperiodismo"
  • «Los burros pueden desaparecer como especie en Andalucía por culpa de los tratantes»
  • «Los burros pueden desaparecer como especie en Andalucía por culpa de los tratantes»
  • «Los burros pueden desaparecer como especie en Andalucía por culpa de los tratantes»

Pascual Rovira vive en lo que él denomina una república asnal. Rodeado de burros desde que hace cuatro décadas pusiera en marcha en la cordobesa localidad de Rute un santuario de asnos, ha logrado que pasaran a ver este refugio de asnos a grandes de la literatura como Cela, Alberti o Gala, además de innumerables ministros, famosos, artistas , músicos y hasta la mismísima reina emérita, Doña Sofía. A todos les ha explicado Pascual la importancia cultural y patrimonial del asno. Hoy, dice el presidente de la Asociación para la Defensa del Borrico (ADEBO), el burro está en peligro como especie y podría desaparecer en poco tiempo al haberlo convetido en una mercancía codiciada por China.

-¿Como empieza todo esto que hoy es un santuario de burros o como tú lo llamas “una república asnal”?

-La clave de todo fue una unión espiritual entre burros y literatura. Para el primer homenaje al burro se contó con la presencia de Rafael Alberti al que regalamos un precioso semental llamado Carabina. Después como no, se realizó un homenaje a Juan Ramón Jiménez, regalamos una novia espiritual para Platero. Luego vino Camilo José Cela y comenzaron los bautizos de los primeros pollinos que iban naciendo en nuestro santuario. Nuestro proyecto alcanza su plenitud con la celebración de la I Conferencia Internacional sobre el burro en Septiembre de 1992 y el creciente interés de la reina Sofía sobre nuestro Santuario

-Pero, al margen de lo poético, este espacio de Rute nace para proteger a la especie.

-Así es. Desde los primeros años se dedicaron muchos esfuerzos a la protección de la especie con un centro de acogida en Rute y una reserva de ejemplares en peligro de extinción. Pedimos a las administraciones competentes y al parlamento europeo la declaración de las razas autóctonas como “Especie protegida en peligro de extinción”

-¿Y en qué situación están los burros en Andalucía? ¿Están protegidos por las administraciones públicas?

-En nuestra comunidad mientras que el asno sea un animal de producción nunca se conseguirá la protección. El principal enemigo con el que se encuentra nuestros protegidos son los tratantes y el matadero. Actualmente tres ganaderías de Andalucía como el Centro de Malpica en Palma del Rio, el histórico núcleo de Paradas o la famosa ganadería Miura han terminado en manos de los temibles tratantes.

-¿Burros como negocio?

-Sí, y la conservación de razas autóctonas nunca se debe enfocar como un negocio y ya que eso nos ha llevado al S.O.S de los años noventa. En nombre de la conservación se cometen los mayores “burricidios”, cuando la especulación se mete en los proyectos.

-¿Es grave la situación actual?

-Lo es. En Andalucía el libro Genealógico ha pasado de 1.300 ejemplares hace unos años a tan solo 605 en la actualidad. La mayoría de las veces las administraciones públicas se convierten en demoledoras de proyectos. Gracias al trabajo de Rute nuestros sementales han mejorado genéticamente la cabaña asnal andaluza, que actualmente es el núcleo más importante tanto en número como en calidad genética según estimaciones del Secretario Técnico de la UGRA, Joaquin Santaolalla.

-Hace una semana publicamos en El Correo que el ejiao, una supuesta medicina china sin aval científica, se nutre de la piel de los burros y los lleva al matadero para obtener su “materia prima”.

-La noticia del ejiao es una tragedia, pues al igual que en España hasta hace poco más de cincuenta años, los burros fueron la herramienta imprescindible para que los africanos más paupérrimos pudieran labrar, acudir al mercado y acarrear agua a sus hogares. Tan desesperada es la situación en estos países que muchos venden a su fiel compañero de fatigas con tal de saciar el hambre de hoy. El motivo como siempre es el dinero. El burro de saldo en Africa es caro en la patria de Mao donde su principal explotación comercial consiste en desollarlo para utilizar su piel como si fuesen visones, armiños martas o cualquier otra criatura que sufre la desventura de tener un pellejo del gusto de los más pudientes.

-¿Es legal comercializar así con los burros?

-Todo este comercio es clandestino e ilegal y nos tememos que ya operan en todo el planeta. Aquí en Andalucia se ha incrementado notablemente, dejando el terreno abonado a los chinos por el bajo precio que salen los burros de subasta en centros oficiales como el Censyra de Badajos o la Yeguada militar de Ecija. Cuando estos animales llegan a los tratantes hay que echarse a temblar. Los burros pueden desaparecer como especie, no ya como raza, en Andalucía por culta de estos tratantes.
-En ADEBO sostenéis que el burro forma parte del patrimonio cultural.

-Todos nuestros burros necesitan un reconocimiento por parte de nuestra biodiversidad , el valor del burro va mucho más alla , forma parte de nuestra nuestra cultura , de nuestro paisaje de nuestra historia , debe ser gestionado como una especie protegida en nuestro país y no sólo como objeto de subvención o programa de conservación .

-Y terapéutico, más que el ejiao...

-En ADEBO sabemos de siempre que el burro es medicinal y muy recomendado para múltiples afecciones humanas , como el desánimo , la depresión profunda y otros trastornos nerviosos . Pero en todos estos casos , el factor curativo esencial es que este vivo y a nuestro lado.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos