Economía

Unicaja Banco nombra por unanimidad a José Sevilla nuevo presidente no ejecutivo en sustitución de Azuaga

La entidad comunica su elección a la CNMV tras celebrar este viernes la reunión de su consejo de administración

02 feb 2024 / 10:28 h - Actualizado: 02 feb 2024 / 10:29 h.
"Economía"
  • Isidro Rubiales. / L. O.
    Isidro Rubiales. / L. O.
  • José Sevilla, exconsejero delegado de Bankia, es el nuevo presidente de no ejecutivo de Unicaja Banco. / EFE
    José Sevilla, exconsejero delegado de Bankia, es el nuevo presidente de no ejecutivo de Unicaja Banco. / EFE

El consejo de administración de Unicaja Banco ha acordado este viernes la designación de José Sevilla como nuevo presidente no ejecutivo de la entidad para sustituir a Manuel Azuaga, que anunció su marcha el pasado mes de noviembre, según ha comunicado la propia entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El nombramiento de Sevilla, exconsejero delegado de Bankia, confirma finalmente los pronósticos que se venían manejando en los últimos días en el sector, donde se le consideraba el máximo favorito para la sucesión de entre la terna de candidatos elaborada por el banco con la ayuda de la consultora Spencer Stuart, contratada para este proceso como asesor independiente.

«En el día de hoy, el Consejo de Administración, previo informe favorable y a propuesta de la Comisión de Nombramientos, ha acordado, por unanimidad, designar por cooptación, como consejero de la sociedad con la categoría de independiente, y sujeto a la obtención de las autorizaciones regulatorias correspondientes, a D. José Sevilla Álvarez, previendo su designación como presidente del consejo de administración para sustituir a D. Manuel Azuaga Moreno, a partir de su ratificación en la próxima junta general», ha explicado la entidad.

El consejo del banco malagueño, reunido en sesión extraordinaria, ha optado así por Sevilla, que responde plenamente al perfil que se buscaba para la presidencia no ejecutiva: una persona con amplia experiencia en el sector financiero y de reconocido prestigio que desarrolle la representación institucional de la entidad y que, tal como y desea el Banco Central Europeo (BCE) para este tipo de puestos, sirva además, al mismo tiempo, de complemento y de contrapeso al trabajo del CEO de Unicaja Banco, Isidro Rubiales.

La idea de Unicaja Banco es que el nuevo presidente no ejecutivo, una vez designado por el consejo, y a expensas de la preceptiva autorización del BCE, pueda ya estar incorporado en esta primera parte del año, antes de la convocatoria y celebración de la junta ordinaria de accionistas, que tendrá lugar en primavera y donde deberá ser ratificado. José Sevilla ocupará así plaza de consejero independiente en el consejo, también en consonancia con las directrices que marca Europa para el sector.

José Sevilla es consejero en Renta 4, tras haber sido consejero delegado de Bankia entre mayo de 2012 y marzo de 2021. Inició su carrera en el negocio de banca de inversión de Merril Lynch y desempeñó posteriormente cargos de responsabilidad en BBVA, como director general de Riesgos y miembro del comité de dirección. Además, Sevilla fue uno de los candidatos para suceder al exconsejero delegado de Unicaja Banco, Manuel Menéndez, si bien finalmente la entidad se decantó por Isidro Rubiales.

Consejo renovado

Con el nombramiento de Sevilla, Unicaja Banco da por definitivamente cerrada una convulsa etapa donde, tras la fusión con Liberbank en 2021 (que lo convirtió en el quinto mayor banco de España en dimensión), se produjo una crisis de gobernanza debido al choque dentro del consejo del denominado bloque malagueño (liderado por Azuaga) con el asturiano (encabezado por el exconsejero delegado, Manuel Menéndez). Durante ese tiempo, se produjeron numerosas renuncias en el consejo que han propiciado que, menos de tres años después, la composición de este órgano haya sido renovado en su mayor parte, incluida su cúpula. De hecho, de los 15 integrantes que quedan del consejo resultante de la fusión, una vez se materialice la salida de Azuaga, tan sólo dos personas permanecen: la independiente María Luisa Arjonilla y el dominical Felipe Fernández.

El consejo cuenta actualmente con 14 miembros, ya que todavía queda por cubrir la vacante que dejó David Vaamonde, que representaba a Oceanwood una vez que este fondo vendió el pasado verano su participación accionarial en la entidad.

Fuentes financieras destacan que Unicaja Banco encara esta nueva etapa, tras consumar el cambio de modelo de gobernanza, con un consejo «de primer nivel», formado por «especialistas de reconocido prestigio y de acreditada experiencia». Junto al nuevo presidente José Sevilla y al CEO, Isidro Rubiales, figuran los dominicales de la Fundación Unicaja (Miguel González, Juan Antonio Izaguirre, Natalia Sánchez y José Ramón Sánchez), otro de la familia propietaria de Mayoral (Rafael Domínguez de la Maza) y otro de la Fundación Cajastur (Felipe Fernández). Además, hay seis consejeros independientes (María Luisa Arjonilla, Carolina Martínez Caro, Rocío Fernández, Antonio Carrascosa, Nuria Aliño e Inés Guzmán).

Entre los máximos accionistas del banco, y tras la Fundación Unicaja (30,2% del accionariado), se sitúa actualmente el empresario Tomás Olivo, que ha incrementado en el último año su peso superando el 9%, y la sociedad Indumenta Pueri (de la familia propietaria del grupo textil Mayoral), con otro 8,54%. Está por ver si Tomás Olivo, dado el peso accionarial que ha alcanzado, solicita la entrada de algún representante el consejo de administración. En ese caso, la vacante que hay ahora mismo en el consejo.

Salida de Manuel Azuaga

Manuel Azuaga, de 76 años, anunció el pasado 24 de noviembre que dejaba el cargo tras encauzar el nuevo modelo de gobernanza de la entidad malagueña, que está en línea con las directrices europeas, y tras cerrar definitivamente la convulsa etapa de disputas internas que vivió el consejo de administración tras la fusión con Liberbank, que dificultaron mucho su gobernabilidad. Presentó su renuncia como presidente y consejero de Unicaja un año antes de finalizar su mandato (era hasta 2025, ya que su última reelección como consejero fue en marzo de 2022), lo que llevó al consejo de administración a activar en ese momento el plan de sucesión en busca de sustituto.

Fuentes del sector explicaron en su día que Azuaga había decidido tomar esta decisión «voluntaria y personal», una vez que había culminado todas las tareas que consideraba prioritarias para el futuro de Unicaja Banco como la renovación del consejo de administración y el citado cambio de modelo de gobernanza.

Esta marcha, que implica también la renuncia como consejero, se materializara cuando se acuerde la designación como presidente de José Sevilla, y una vez se obtenga además el visto bueno supervisor del Banco Central Europeo.

Unicaja Banco nombra por unanimidad a José Sevilla nuevo presidente no ejecutivo en sustitución de Azuaga
Isidro Rubiales. / L. O.

Azuaga, que accedió a la presidencia de Unicaja en junio de 2016 tras suceder a Braulio Medel, ejercía desde el pasado verano como presidente no ejecutivo, de acuerdo con lo previsto en la fusión con Liberbank, donde se fijaba un traspaso que debía desprenderse antes del 30 de julio de 2023 de sus funciones ejecutivas, que pasarían al consejero delegado.