martes, 10 diciembre 2019
16:40
, última actualización

Cristina Bayón amplía repertorio con los Schumann (****)

Acostumbrados a su canto barroco, escuchar lieder en la voz de la sevillana Cristina Bayón fue una experiencia novedosa y agradable en términos generales

30 nov 2019 / 10:02 h - Actualizado: 30 nov 2019 / 10:04 h.
  • Cristina Bayón amplía repertorio con los Schumann (****)

Nada más acertado que programar una tarde de lieder en La Casa de los Pianistas. Su carácter recogido e íntimo recrea esas agradables soirées que debieron compartir gente amiga y aficionada de los artistas que las convocaban, en cálidos salones de una burguesía eminentemente urbana. Entre sus múltiples e inagotables iniciativas, Yolanda Sánchez contó anoche con una nueva propuesta de la soprano sevillana Cristina Bayón y la pianista Noelia Sierra, que tanto ha compartido con la anfitriona. Consiste en un recital de lieder con el matrimonio Schumann como eje de su hilo argumental, y especialmente Clara Wieck, que es su nombre de soltera, cuando se cumplen doscientos años de su nacimiento. Una conmovedora y bien conocida historia de amor y superación transformada en una suerte de epistolario romántico a través de los poemas preferidos del matrimonio.

Comenzar con Vida y amor de una mujer, uno de los varios ciclos que Schumann compuso impulsivamente en 1840 tras lograr la mano de su amada después de muchos litigios e inconvenientes, fue toda una declaración de intenciones así como perfecta ambientación en una época pretérita e irrepetible. No deja de ser sintomático que siendo Clara una mujer adelantada a su tiempo, madre y amante esposa pero también fecunda pianista aclamada en toda Europa, lo que le daba una independencia insólita para la época, Schumann le declarase su amor con este ciclo inspirado en los poemas de Adelbert von Chamisso que ilustran una convencional vida de mujer basada en el respeto y la admiración a su esposo, y sin embargo qué hermosa declaración.

Bayón, que ha dedicado prácticamente toda su vida artística al barroco, en recitales, conciertos y óperas, evidencia una voz afectada que no siempre acierta a evocar el carácter y el espíritu con el que se debe abordar el lied. Y sin embargo qué capacidad para conectar con un público del que hábilmente sabe extraer esa concentración que acaba por convertir la velada en un gozoso entretenimiento. Aunque algunas líneas melódicas y expresivas se perdieran en el exceso de temperamento y teatralidad con la que la soprano abordó estas canciones, su suntuosa y musculosa voz, generosa en cuerpo, encanto y belleza tímbrica, logró un ciclo más que aceptable, con momentos álgidos como ese vigoroso Ich kann’s nicht fassen (No puedo creerlo) o el conmovedor Du Ring an meinem Finger (Tú, anillo en mi mano).

Sensibilidad de mujer

Noelia Sierra, que como acompañante ejerció su papel impecablemente, adaptándose a Bayón pero manifestando en todo su esplendor ese romanticismo que inspira las páginas seleccionadas, con notable expresividad y una indiscutible sensibilidad, ofreció una preciosa y muy equilibrada recreación de la segunda de las seis Soirées musicales de Clara Schumann. Fue en una segunda parte en la que Cristina Bayón entonó tres de los cuatro lieder Op. 12 basados en poemas de Friedrich Rückert, unas preciosas miniaturas de tan necesaria reivindicación como disfrutable escucha. También aquí la soprano acentuó temperamento y gestualidad, mientras evidenció una técnica bastante artificiosa. A pesar de esa falta puntual de naturalidad, su entusiasmo y esa hermosa voz de amplio registro y adecuada tesitura nos permitió disfrutar de su canto y estilo, más incluso que en la primera parte.

Aunque desde temprana edad Clara Schumann solía incluir canciones propias en sus recitales de piano, no fue hasta contraer matrimonio con Robert que aumentó su producción, animada por su esposo y con la frecuente finalidad de ofrecerle sus lieder como regalo de aniversario o navideño. En ese contexto situamos su opus 13, en el que se incluyen cuatro de esos regalos y dos composiciones nuevas, siempre enfocadas hacia el amor y la admiración a su cónyuge o amado. Bayón entonó canciones como Sie liebten sich beide (Estaban enamorados) o Ich hab’in deinem Auge (Una vez vi en tus ojos) con mucho sentido de la emoción, marcando dinámicas hasta acentuar su peso dramático. Del resto de lieder que cantó destacamos el soberbio Lorelei, una historia de pasión y destino fatal que pudimos disfrutar en su plenitud gracias al entusiasmo de las intérpretes y el acierto de proyectar la traducción de los poemas en una pantalla, fundamental para disfrutar de este género en su plenitud.
Cristina Bayón, soprano. Noelia Sierra, piano. Programa: Frauenliebe und Leben Op. 42, de Robert Schumann; Sechs Lieder OP. 13, Soirées musicales Op. 6 nº 2 y Selección de Lieder, de Clara Schumann. La Casa de los Pianistas, viernes 29 de noviembre de 2019


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016