Menú
miércoles, 07 diciembre 2022

La bailaora Ana Morales y el creador Andrés Marín ganan el Nacional de Danza

06 oct 2022 / 14:39 h - Actualizado: 06 oct 2022 / 14:40 h.
"Teatro","Danza","Arte","Producción","Barcelona","Bienal de Flamenco","Musical","Plásticos"
  • La bailaora Ana Morales y el creador Andrés Marín ganan el Nacional de Danza

La bailaora Ana Morales, en la modalidad de interpretación, y el coreógrafo Andrés Marín, en la de Creación, han sido galardonados con los Premios Nacionales de Danza 2022 que concede anualmente el Ministerio de Cultura y Deporte, dotados con 30.000 euros cada uno.

El jurado ha destacado este jueves en una nota la «incansable búsqueda personal, arriesgada y valiente» de Ana Morales y la «capacidad de transitar la línea entre la tradición y la vanguardia», de Andrés Marín.

Así mismo, ha resaltado de Ana Morales (Barcelona, 1982) «su capacidad para crear universos diferentes» en cada una de las interpretaciones que aborda, además del «carácter orgánico de su movimiento», rasgo que pone de relieve en trabajos como «Sin permiso», «Cuerda floja» y «Peculiar».

Por otro lado, Andrés Marín (Sevilla, 1969) ha sido reconocido por «su capacidad de transitar la línea entre la tradición y la vanguardia», con un lenguaje coreográfico «muy personal, que dialoga sin apriorismos con otras disciplinas que incorpora con naturalidad».

El jurado ha subrayado la «gran proyección internacional» de Marín, así como la experimentación y riesgo que marcan creaciones como: «Don Quixote», «La vigilia perfecta», «Éxtasis Ravel» y la más reciente «Yarin».

Ana Morales es una de las representantes de la llamada generación de artistas «revolucionarios» del flamenco. Alumna de Rafael Campallo, Alejandro Granados, Juana Amaya, Eva Yerbabuena, Isabel Bayón y Andrés Maríde, inició sus estudios en el conservatorio de Barcelona, hasta que a los 16 años se traslada a Sevilla.

Debutó profesionalmente en el Teatro de la Maestranza, en la Bienal de Flamenco del año 2000, con el espectáculo «Puntales», y al año siguiente, entró a formar parte de la Compañía Andaluza de Danza.

Como creadora, Morales ha firmado siete espectáculos, premiados en distintos festivales entre los que se encuentra «Canciones para el silencio», se estrenó en el Festival de Jerez en 2018 y se alzó con el Giraldillo al Baile y tres Premios Lorca, entre ellos, a la Mejor Intérprete Femenina y Mejor Espectáculo Flamenco, una producción que también ha presentado en Francia, Suiza y Austria.

​Ha colaborado en proyectos cinematográficos como la película «Iberia», de Carlos Saura –al que acaban de otorgar el Goya de Honor 2022-, y ¿Por qué se frotan las patitas?, de Álvaro Bejines.

Andrés Marín es uno de los bailaores y coreógrafos «más singulares» del panorama flamenco actual y un «reconocido renovador» del género.

Hijo del bailaor Andrés Marín y de la cantaora Isabel Vargas, vivió el arte flamenco desde niño y comenzó a bailar en la escuela de su padre.

Su trayectoria se define por su «independencia» y la no adscripción a compañía o escuela alguna, más allá de la enseñanza paterna.

Emprendió su carrera 1992 como solista y coreógrafo para distintos espectáculos y eventos hasta fundar su propia compañía en el año 2002. Con ella ha firmado más de una decena de espectáculos, entre los que se encuentran «Más allá del tiempo», «Asimetrías», «El alba del último día», «Vanguardia Jonda», «El cielo de tu boca», «Tuétano».

Sus creaciones han sido acogidas por los principales circuitos europeos, tanto del género flamenco como de la danza contemporánea, y ha actuado en Londres, La Haya, Cannes y Nîmes, entre otras ciudades.

Marín ha colaborado con artistas de diversas disciplinas a lo largo de su carrera como los artistas plásticos Pilar Albarracín y José Miguel Pereñíguez; el compositor experimental Llorenç Barber, o el director del teatro ecuestre y musical zíngaro de París, Bartabas.

El coreógrafo compagina su actividad artística con la dirección de Andrés Marín Flamenco Abierto, un estudio de baile propio en Sevilla.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos