Menú
Bienal de Flamenco

Marina Heredia en estado de gracia

Marina Heredia presentó ayer en el Teatro de la Maestranza, en el marco de la Bienal de Flamenco de Sevilla, ‘Status Quo’, un delicioso recital en torno a sus referentes fundamentales (****).

26 sep 2022 / 07:00 h - Actualizado: 26 sep 2022 / 07:04 h.
"Flamenco","Bienal de Flamenco"
  • Marina Heredia en estado de gracia

Un año más, como ella misma reconoció al principio del recital, Marina Heredia ha vuelto a la Bienal de Flamenco de Sevilla, que en esta ocasión le ha ofrecido el Teatro de la Maestranza, donde presentó el pasado sábado 24 su última propuesta, ‘Status Quo’, un recital de cante con tintes rituales que retrata su excelente momento artístico actual, fruto de la influencia que han ejercido en ella artistas y familiares.

Figuras como su abuela, o el poeta granadino García Lorca, cuyos libros habitan todas las estanterías de su casa, o Manuel de Falla, un músico clásico en cuyas composiciones se cuela el flamenco. Precisamente este año se cumplen 100 años del Concurso de Cante Jondo de Granada que ambos organizaron, junto a otros destacados intelectuales que se ganaron el favor del Ayuntamiento, con objeto de reconocer la valía del cante flamenco.

Tres grandes retratos de esas figuras, colocados al fondo del escenario, nos adelantan su presencia en el cante de Marina. Aunque no fue la única, también los sones de la zambra granadina alcanzaron un significativo protagonismo en este recital. No en vano Marina Heredia tuvo allí su primer contacto con el escenario, siendo todavía una niña.

El espectáculo está dividido en dos partes claramente diferenciadas. En la primera Marina hizo los honores al carácter solemne y la riqueza de matices de los palos flamencos clásicos. Así, vestida de riguroso negro y acompañada de la espléndida sonanta de El Bola y la delicada y brillante percusión de Paquito González, la cantaora granadina se templó por cantiñas, solea, tientos y seguiriyas, con las que se adentró en la carga trágica del flamenco. Tras la seguiriya, y a manera de transición, Marina homenajeó a Falla con La Canción del Fuego Fatuo, de El Amor Brujo que colmó de solemnidad junto a la coral flamenca femenina.

Falla estuvo presente también con la Farruca del Molinero a cargo de El Bola, responsable también de una conmovedora versión de dos temas que forman parte del repertorio de las Siete canciones Populares: Asturiana y Nana. Y para terminar con este singular homenaje a los referentes que sin ser músicos flamencos han influido en su forma de entender el cante, Marina interpretó con suma entrega el soneto de García Lorca, Sedas de Angustias, al que ha puesto música de bolero.

Tras estos temas de corte intimista la zambra se apoderó del escenario. Los vestidos de las mujeres del coro se llenaron de color, gracias a los típicos delantares y mantones que tradicionalmente lucen las gitanas en ese curioso ámbito y Marina, que no iba a ser menos, se colocó un amplio delantal de lunares blancos y negros y un mantón rojo que agredeció su esplendorosa figura. Y a partir de ahí se entregó a esos palos que pertenecen exclusivamente al territorio de las zambras, cantes rituales como la alboreá, o sensuales y pícaros como la cachucha y la mosca que Marina se atreve a sacar de su contexto natural junto a la coral flamenca femenina para inocularnos un auténtico torrente de alegría y frescura. Qué figura más imponente la de Marina Heredia en el escenario, bordando los cantes con esa templanza que la caracteriza y con esa voz suya, generosa en los altos y bajos fabulosos. Y qué estampa más flamenca y resplandeciente la de esas cinco mujeres habitando el escenario en absoluta complicidad con la cantaora, que se confirma aquí como una primeras figuras del cante flamenco femenino.

Obra: Status Quo
Lugar: Teatro de la Maestranza 24 de septiembre
Voz principal: Marina Heredia
Guitarra: El Bola
Percusión: Paquito González
Coral flamenca femenina: Anabel Rivera, Fita Heredia, Marian Fernández, Macarena Fernández, Estrella Fernández y Aroa Fernández
Calificación: 4 estrellas


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos