El área de cantera se libra del efecto Maciá

Pedro Buenaventura, que acordó el relevo de Gustavo Sánchez en el banquillo en beneficio de José Juan Romero, cumplirá su contrato hasta el próximo 30 de junio de 2017. Cañas y Morilla continuarán en el área de captación sub 20.

26 abr 2016 / 11:27 h - Actualizado: 27 abr 2016 / 11:09 h.
"Eduardo Maciá","Pedro Buenaventura"
  • Pedro Buenaventura, junto a Maciá y Merino. / Inma Flores
    Pedro Buenaventura, junto a Maciá y Merino. / Inma Flores

El despido de Eduardo Maciá originará una reorganización estructural del área deportiva del Real Betis. El departamento de cantera que dirige Pedro Buenaventura había sometido a criterio del valenciano las decisiones más relevantes en materia de altas y bajas durante el pasado mercado invernal, una razón que ha motivado que el consejo de administración no haya aprobado ninguna rescisión de contrato en la fábrica.

Salvo decisión sorpresiva de Miguel Torrecilla, Pedro Buenaventura, que acordó el relevo de Gustavo Sánchez en el banquillo en beneficio de José Juan Romero, cumplirá su contrato hasta el próximo 30 de junio de 2017, una vinculación contractual de idéntica duración a la que reflejan los documentos que firmaron los integrantes de su grupo de trabajo. Los únicos cuyo futuro es una auténtica incógnita son los coordinadores de área, ya que la relación contractual de Gustavo Sánchez, responsable del fútbol-11, y Manuel Alba, del fútbol-7, expira el próximo 30 de junio.

Los otros nombres propios son los de Juan José Cañas y Pedro Morilla, quienes de momento continuarán desarrollando sus funciones habituales como integrantes del área de captación sub 20 hasta que Torrecilla diseñe la reasignación de funciones.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos