El Betis quiere fichar bien y pronto

El consejo y el director deportivo se marcan como objetivo reforzar los puestos clave antes de la pretemporada y hacerlo con nombres que motiven a los aficionados

18 may 2016 / 09:05 h - Actualizado: 18 may 2016 / 17:06 h.
"Real Betis","Ángel Haro","Miguel Torrecilla","Gustavo Poyet"
  • Ángel Haro y Miguel Torrecilla / Manuel Gómez
    Ángel Haro y Miguel Torrecilla / Manuel Gómez

El director deportivo del Betis, Miguel Torrecilla, lleva un par de días recibiendo a los futbolistas en su despacho para comunicarles cuáles son los planes del club respecto a cada uno de ellos. El club quiere ser honesto con todos por su propio bien y el de los profesionales, para que los descartados tengan margen de sobra y se busquen la vida en otros destinos. Al mismo tiempo, como es natural, la entidad de Heliópolis busca refuerzos. Pero no cualquiera. Su intención es actuar sin prisas pero también sin pausa en el mercado, de modo que los puestos principales que desea reforzar estén a disposición de Gustavo Poyet cuando comience la pretemporada, a principios de julio. Es decir, dentro de un mes y medio. Hay tiempo, obviamente. Esos puestos, por cierto, son los de central, mediocampista (Xavi Torres y Digard no cuentan y el club no se cierra a que salga N’Diaye si hay una gran oferta) y delantero. En otras palabras, un nuevo eje desde Adán hasta Rubén Castro. Tampoco sorprende.

El objetivo del consejo de administración es que los hombres que pongan nombre a esas posiciones sean potentes e ilusionen a los béticos, que sean mediáticos pero no como Van der Vaart, que fue uno de los primeros refuerzos contratados por Eduardo Maciá y generó unas expectativas que se vinieron abajo en cuanto el holandés sufrió su primera lesión. Los dirigentes esperan aprender de esa lección y los primeros días de trabajo de Torrecilla les hacen albergar esperanzas de que la historia será otra este verano.

En esta filosofía hay un trasfondo comercial, como todos los años. El Betis también tiene previsto presentar su campaña de abonos para la temporada 2016-17 en cuestión de semanas y, aunque la fidelidad de la afición verdiblanca está fuera de cualquier sospecha, tampoco es mala idea aumentar su motivación con una buena dosis de fichajes importantes, por si alguien se lo piensa después de esta campaña en la que su equipo se ha salvado y ha acabado décimo, sí, pero a base de sufrir y jugar muy poco bien al fútbol.

Querer configurar de aquí a julio el grueso de una plantilla en la que puede haber hasta una docena de bajas es complicado y no significa que el Betis no vaya a fichar cuando la pretemporada ya esté en marcha, obviamente. Eso sí, lo que no quiere el consejo es dejarse deberes pendientes para el tramo final del mercado, que concluirá el 31 de agosto. Huelga decir que este suele ser el deseo de todos los clubes y que son pocos los que lo cumplen. En todo caso, a pesar de llevar sólo un par de semanas en el cargo, en La Palmera están encantados con el trabajo de Torrecilla, que ya llegó con un entrenador debajo del brazo.

El objetivo deportivo, a todo esto, es acercarse a los conjuntos que pelean por Europa. Dani Ceballos, que ayer tuvo consulta con Torrecilla («cuenta conmigo para la próxima temporada y me ha dicho que tenemos que empezar a trabajar juntos desde el minuto uno», informó), lo resumió así: «El Betis tiene que estar siempre entre los seis mejores de España. El objetivo del año que viene será estar un paso por encima de lo que hemos hecho este año».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos