Menú

El síndrome del Benito Villamarín

De los 37 equipos que han pasado por Primera división desde 2005 solo Córdoba, Cádiz y Nástic presentan un porcentaje inferior de victorias en su estadio que el Betis, de apenas un 32%

25 mar 2016 / 08:30 h - Actualizado: 27 mar 2016 / 12:08 h.
"Primera División","Real Betis"
  • La afición bética es una auténtica sufridora, sobre todo cuando acude al Benito Villamarín, donde no gana para disgustos últimamente. / EDD
    La afición bética es una auténtica sufridora, sobre todo cuando acude al Benito Villamarín, donde no gana para disgustos últimamente. / EDD
  • El síndrome del Benito Villamarín

El Betis tiene un serio problema en su estadio, donde esta temporada solo ha ganado 3 de los 15 partidos que ha disputado (6 empatados y 6 perdidos) y es el peor de los veinte que componen la Primera división. Fuera de casa sería el sexto (5G-4E-6P). El problema no es nuevo, pues desde su última gran campaña, la 2004/05, cuando logró acabar cuarto, clasificado para la Liga de Campeones y campeón de la Copa del Rey, sus números como local son pírricos. Tanto, que de los 37 equipos que han pasado por Primera división en estas últimas once campañas solo hay tres que presenten un porcentaje de victorias en casa inferior al de los verdiblancos, incapaces de ganar siquiera un tercio de los partidos que disputan al calor de su afición, una de las más fieles y que en mayor número acude a arropar a su equipo, pues solo Barcelona, Real Madrid, Atlético, Athletic y Valencia registran cifras superiores de espectadores.

En estas once últimas temporadas (en tres de ellas militó en Segunda) el Betis ha disputado 148 partidos en Primera como local en su estadio y sólo ha logrado ganar 47, lo que supone un ínfimo porcentaje del 32 por ciento de victorias (31,75 para ser exactos). Un porcentaje que solo tres de los 37 equipos que han militado en Primera división estas once últimas temporadas han sido capaces de empeorar: el Córdoba (5 por ciento), el Nástic y el Cádiz (ambos con un 21 por ciento). Con cifras prácticamente calcadas al Betis aparecen Granada, Elche, Alavés, Xerez o Murcia (todos con un 32 por ciento de victorias locales), muy lejos todos ellos de equipos como Mallorca, Numancia y Real Sociedad (47 por ciento), Osasuna (43), Espanyol, Zaragoza, Tenerife, Rayo Vallecano o Getafe (42). El feudo más inexpugnable de estas once últimas campañas es el Camp Nou del FC Barcelona (84 por ciento de victorias), seguido por el Santiago Bernabéu del Real Madrid (81) y el Ramón Sánchez-Pizjuán del Sevilla FC (63), que registra mejor porcentaje de triunfos en casa que el Atlético en el Vicente Calderón (61 por ciento).

Registros históricos

A lo largo de su historia (desde 1928 a 2016) el Betis ha disputado un total de 840 partidos de local en Primera, logrando 423 victorias (un 50,29 por ciento). Entre 1928 y 1958 el Betis ganó 36 de 64 partidos en casa (56,25 por ciento), entre 1958 y 1992 fueron 247 victorias en 435 partidos (56,78 por ciento), desde 1992 a 2005 ganó 93 de 194 partidos (47,93 por ciento) y de 2005 a hoy apenas 47 de 148 (31,75 por ciento). El problema es realmente serio. El síndrome del Villamarín es un mal que padece el Betis desde hace más de una década y al que deberá poner fin de un modo u otro, pues estos números no son de recibo para un club que aspira a crecer y volver a instalarse entre los grandes.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos