Menú

Pellegrini 'hace' de Paul un 'elefante'

24 mar 2022 / 12:25 h - Actualizado: 24 mar 2022 / 12:27 h.
"Selección","Copa del Rey","Athletic de Bilbao","Atlético de Madrid","Celta","Real Sociedad","Betis Deportivo","La Liga"
  • Pellegrini 'hace' de Paul un 'elefante'

El marfileño Paul Akouokou es de esos futbolistas que bien pudo quedarse por el proceloso camino de los trotamundos del fútbol y que caen en un sitio y unas manos, como el Betis del chileno Manuel Pellegrini, en donde lo cuidan, pulen sus defectos, atemperan sus impulsos, le dan confianza y lo convierten en 'elefante', internacional por Costa de Marfil.

La primera convocatoria del seleccionador de los 'Elefantes', el francés Patrice Beaumelle, para sendos amistosos ante Francia, mañana en el Velodrome de Marsella, y el próximo martes 29 de marzo frente a Inglaterra en Wembley, es el colofón a un mes, el último, en el que el mediocentro marfileño ha mostrado con creces lo que puede dar de sí.

Paul Akuoku recaló en la cantera del Betis en noviembre de 2018 procedente del Hapoel de la segunda israelí, última escala de un futbolista que ya había pasado por el Beitar de Jerusalén, por una prueba fallida en el Angers de la Ligue 1 francesa, el Ekenas finés y el Majestic de Burkina Faso, donde empezó su carrera y dio el salto a Europa en 2016.

El mediocentro, de 24 años, llegó al equipo bético con veinte y con mucho andado, y empezó ese proceso que pocas veces acaba en la élite de manos de entrenadores como José Juan Romero, entonces en el Betis Deportivo y hoy en el Eldense, a quien el marfileño le ha dado las gracias cuando le felicitó por su convocatoria con la selección de su país.

Ésta le ha llegado al poderoso centrocampista de Abiyán después de que Manuel Pellegrini haya macerado sus virtudes de Akouokou, pulido sus defectos y le haya dado la camiseta de titular y jugado casi todo en los últimos partidos ligueros frente al Athlétic de Bilbao y el Celta de Vigo.

La irrupción de Akouokou ha sido paulatina en el último mes y tiene su punto de partida en la media hora que jugó ante el Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán el pasado 27 de febrero en sustitución del argentino Guido Rodríguez, de quien el marfileño ha sido sustituto natural en el mediocentro defensivo verdiblanco.

Fue precisamente Guido quien lo suplió ante el Atlético de Madrid y quien compartió línea de contención por delante de la defensa frente al Athletic de Bilbao y Celta de Vigo, partidos éstos en los que han aflorado las virtudes defensivas del marfileño, su sentido táctico y un despliegue físico atemperado por Pellegrini.

Éste ha sido, quizás, el mayor avance en el trabajo del chileno con Paul, a quien su inexperiencia e impulsividad le costaron tarjetas amarillas en sus primeros partidos de los diez que ha sumado en la presente temporada, en las que una lesión hizo que no fuera inscrito para la fase clasificatoria de la Liga Europa.

Paul, con contrato hasta 2024, había jugado hasta su eclosión última un partido ante el Céltic de Glasgow en competición europea, otro en Copa del Rey frente al Independiente de Alicante y unos minutos en Liga frente a la Real Sociedad, tras lo que entró en una fase de problemas físicos que lastraron su crecimiento.

El marfileño posa ahora orgulloso en redes sociales con las dos equipaciones de su selección y en los entrenamientos con los 'Elefantes" que tan lejos podía ver cuando debutó en el Villamarín el 25 de septiembre de 2020 en el minuto 92 ante el Valladolid en sustitución del portugués William Carvalho: hoy los dos comparten titularidad e internacionalidades.