jueves, 17 octubre 2019

«A mí lo que me pone es hacer algo en la Champions»

José Castro ve claro el camino para que el Sevilla siga creciendo como club

10 oct 2016 / 06:22 h - Actualizado: 09 oct 2016 / 21:18 h.
  • José Castro, durante la entrevista concedida a El Correo de Andalucía. / Pepo Herrera
    José Castro, durante la entrevista concedida a El Correo de Andalucía. / Pepo Herrera

—Lleva tres años como presidente y los éxitos deportivos son evidentes, pero hasta el pasado mes de diciembre la inestabilidad institucional era constante. ¿Cómo está ese asunto en la actualidad?

—Desde el acuerdo al que llegamos en diciembre del año pasado no se ha producido ningún tipo de incidencia. En el club se trabaja con total libertad cada día, con un comité ejecutivo que decide sobre los aspectos más importantes y de momento no hay motivos para la alarma y así debe ser durante los próximos tres años.

—¿Qué no quiere dejar de hacer antes de que deje de serlo? ¿Hay algo que usted piense que no puede marcharse sin vivirlo?

—Lo tengo claro. Después de conseguir tres títulos consecutivos de la Europa League, algo que nadie ha conseguido en la historia al frente de un club de fútbol, a mí lo que me pone es ver al Sevilla cada año en la Champions, pasar a los octavos esta temporada y tener enfrentamientos que nos permitan llegar por ejemplo a unas semifinales. Lo que me pone es hacer algo importante en la Champions. Ya hemos sido el equipo más laureado en la Europa League y tenemos que dar ese pasito en la Liga de Campeones, es el lugar que le corresponde al Sevilla por muchas cosas.

—¿Hasta cuándo se ve en el cargo de presidente?

—No lo sé. Yo pretendo terminar mi mandato, al que le quedan tres años y a partir de ahí veré qué es lo mejor para el Sevilla. Sí tengo claro que cuando yo me vaya las infraestructuras deportivas, del estadio y de la ciudad deportiva, van a ser de las mejores de España. Estamos invirtiendo en ellas porque era necesario ponerlas a la altura de lo que es el Sevilla deportivamente. No es que sea mi mayor interés, que seguirá siendo el tema deportivo, pero visitamos muchas instalaciones más adecuadas al fútbol moderno y nosotros nos habíamos quedado en un estadio antiguo.

—¿Cómo marchan las diferentes obras?

—En la ciudad deportiva, que es donde se forjan los futuros jugadores, van a empezar ya las obras de la primera grada del miniestadio. Hay un plan cuatrienal para completar todas las obras de mejora que estimamos necesarias en la ciudad deportiva. En el Ramón Sánchez-Pizjuán se está viendo ya las mejoras: el antepalco, el museo, los baños, ascensores para las gradas altas destinados a los aficionados con más dificultades, en breve el suelo, que antes no teníamos suelo, y la terminación de la cara exterior del estadio. Había que adecentar y adecuar nuestro campo a los tiempos que corren. Insisto, no es que sea el objetivo primordial, pero sí es un proyecto mío que creo que se debía hacer y se está haciendo.

—¿Es posible cubrir todas las gradas del estadio? Es una de las peticiones que hacen los aficionados sevillistas con más ahínco...

—Es una posibilidad, pero va ligada a seguir creciendo deportivamente. Hay que conseguir ingresos importantes para permitirnos eso porque la cubierta vale muchísimo dinero. No quiero prometer lo que no sé si podré cumplir. Si podemos, lo haremos, pero no voy a endeudar al club para este aspecto. Aunque pueda ser necesaria, llevamos muchos años sin la cubierta y no ha pasado absolutamente nada.

—Ingresos como los que reportaría encontrar un patrocinador principal ¿no?

—Es un asunto que está costando mucho. No sólo al Sevilla, sino al resto de clubes. No es fácil y nosotros no vamos a vender la camiseta del Sevilla a cualquier precio. Hay cosas muy cercanas y esperamos que más pronto que tarde fructifiquen. Ya me habrán oído declaraciones similares en el pasado y sigue sin haber patrocinador, pero es que había contratos firmados hasta con dos empresas que por un motivo u otro al final no se pudieron ejecutar. La experiencia sirve y hasta que no presentemos un acuerdo, y eso querría decir que ya antes se ha cobrado, no diré nada.

—¿Va a pedir el Sevilla oficialmente acoger una final de la Europa League?

—Si, pero hasta que no estén terminadas las obras no lo solicitaremos.

—Hablemos de un tema espinoso: la gestión de Javier Tebas. Saber que una gran parte de la afición está en contra de la labor del presidente de la Liga de Fútbol Profesional ¿coloca al presidente del Sevilla entre la espada y la pared?

—Le hablaré con total claridad porque es un asunto que tiene que quedar nítido. La Federación de Peñas del Sevilla es totalmente libre de convocar una protesta perfectamente legal, sin violencia y sin insultos como la que hizo. Contra Tebas o contra lo que estime oportuno. Yo no puedo cambiar la idea de la gente. El presidente de la LFP tiene a mucha gente en contra, es una realidad, pero yo quiero dejar claro que el Sevilla no es amigo de Tebas. El club hace lo que cree que es más beneficioso para la entidad en su relación con la Liga. No ha habido opción en este asunto.

—¿Cree que Tebas lo está haciendo bien como presidente de la LFP?

—Tebas ha hecho cosas muy importantes para el fútbol español, como en el tema de la lucha contra los amaños, el control económico y conseguir el decreto de los derechos televisivos. Lo digo yo y lo dice la mayoría de clubes. Eso no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que haga Tebas, yo discuto mucho con él en asuntos como los horarios y cuando creíamos que estaba criminalizando, valga esta expresión, a la afición del Sevilla. Eso no era justo y alcé la voz donde tenía que hacerlo.

—¿Cómo ve ese asunto de los insultos y las multas ahora?

—Es un tema que se ha relajado a la vez que lo ha hecho el comportamiento de los aficionados. No hay que insultar a nadie en un campo de fútbol para animar y hacer cánticos bonitos. Pero lo que ocurrió contra nuestra afición me duele en carne propia, porque yo he pasado mucho tiempo entrando al campo del Sevilla por el Gol Norte, yo soy de allí y no podía estar de acuerdo con lo que ocurría, a pesar de que eran tiempos complicados por la muerte de un hincha del Dépor y se cambiaron muchas cosas a prisa y corriendo. De ahí conseguimos pasar a una cosa más lógica y normal.

—¿Les llegan tantas multas como las que aparecen públicamente tras denuncias de la LFP o Antiviolencia?

—Algunas llegan y en otras existen motivos para recurrir y las quitan. La afición del Sevilla ya casi no insulta, salvo excepciones concretas como puede ser un derbi o las visitas del Málaga o Real Madrid.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016