viernes, 25 septiembre 2020

Caparrós contra el Madrid 15 años después

Tres lustros ya de la célebre goleada del Sevilla al equipo de los ‘Galácticos’

06 may 2018 / 07:44 h - Actualizado: 06 may 2018 / 22:20 h.
"Sevilla FC","José Antonio Reyes","Joaquín Caparrós"
  • Darío Silva celebra con Reyes uno de los cuatro goles que el Sevilla de Caparrós le hizo al Madrid en 2003. / El Correo
    Darío Silva celebra con Reyes uno de los cuatro goles que el Sevilla de Caparrós le hizo al Madrid en 2003. / El Correo

Joaquín Caparrós implantó una filosofía en el Sevilla hace 18 años que ahora quiere volver a aplicar para los cuatro partidos que dirigirá en su segunda etapa en el banquillo nervionense. Parte de esa forma de encarar los objetivos era el ahora extendido ‘partido a partido’ que destacan otros entrenadores y que el utrerano quiere que sea la hoja de ruta en este esprint final de la Liga para el Sevilla. Tras debutar con victoria ante la Real Sociedad, sólo le quedan tres citas a los de Nervión. En el Sevilla sólo hay ojos para el partidazo del miércoles ante el Real Madrid en el Sánchez-Pizjuán. Ni derbi ni cuentas de la lechera en la clasificación, sólo Madrid. «Quiero agradecer el apoyo a la afición del Sevilla FC porque ayer (por el viernes) estuvo impresionante animando y siendo exigentes y eso nos permitió luchar cada balón hasta el final. Ahora a pensar en el siguiente partido que encaramos con muchísimas ganas e ilusión. ¡Vamos mi Sevilla!», escribió el utrerano en su cuenta de twitter. Es una máxima que Caparrós, además, le ha venido repitiendo a la plantilla a lo largo de la primera semana de trabajo, intentando concentrar la atención cita a cita y fomentando el buen ambiente con entrenamientos alegres y premios tras el triunfo del viernes.

El caso es que esta semana se presenta clave para el Sevilla. El miércoles, entre resaca del Clásico de este domingo y la mente puesta en la final de la Champions League, el Real Madrid arriba a Nervión, un lugar donde no pocas veces ha hincado la rodilla y ha sido zarandeado. Una de esas ocasiones, de las más recordadas, sucedió hace casi 15 años justos, en 2003. Entonces el creciente, pero aún disfrazado de modesto, Sevilla de Joaquín Caparrós apalizaba al Madrid de los Galácticos en una primera parte histórica: 4-0. Zidane, Beckham, Casillas, Figo, Raúl y Ronaldo, autor del definitivo 4-1, nada pudieron hacer ante el vendaval de un Sevilla ilusionado y crecido ante el calor de los suyos.

Eran otros tiempos, pero algo de aquello quiere Caparrós, protagonista hace 15 años, para el partido de este miércoles (21.30). El Sevilla sigue tocado. Físicamente tiene pilares a punto de colapsar (algunos, como Sarabia, parece haber tocado fondo) y anímicamente, por lo menos antes del 1-0 del viernes, muestra detalles de poca autoconfianza. Ganar al Real Madrid nunca es fácil, pero cuando más opciones hay de meterle mano es en situaciones como la de estos días. Caparrós hará cambios. La inactividad de Roque Mesa le llevó a sufrir calambres. Sandro acabó con la lengua fuera. Ben Yedder, el único goleador del equipo, reclama oportunidades desde la lógica y el respeto. Banega está al borde de la suspensión por amarillas. La velocidad de Muriel se puede convertir en muy útil desde la banda. Y hay más de donde tirar. No quiere Caparrós cometer el mismo pecado que Montella y sí imitar lo de hace 15 años en Nervión.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016