jueves, 05 diciembre 2019

La historia de Fazio en Nervión llega a su fin

El Sevilla descarta seguir apostando por el central argentino, que regresa al Tottenham sin haber ofrecido el rendimiento esperado cuando el club le repescó

28 may 2016 / 08:00 h - Actualizado: 28 may 2016 / 09:33 h.
  • Fazio, fotografiándose con un aficionado el día de su llegada. / Manuel Gómez
    Fazio, fotografiándose con un aficionado el día de su llegada. / Manuel Gómez

La etapa de Federico Fazio en el Sevilla ha llegado a su fin. Tras regresar en el mercado invernal con el propósito de reforzar una defensa muy tocada por las lesiones, el argentino vuelve a hacer las maletas después de no haber dado, ni por asomo, el rendimiento esperado. Este hecho ha motivado que los técnicos decidan no seguir apostando por este central y se realicen gestiones para reforzar esa demarcación con al menos un jugador.

Fazio llegó cedido hasta el 30 de junio pero incluso se barajó la idea de que esta segunda etapa en el club pudiera prolongarse de alguna forma –pese a no haber opción de compra– en vista de que el Tottenham siempre ha querido desprenderse de él. Había que comprobar, en cualquier caso, cuál era el rendimiento del futbolista durante estos meses. Y su nivel ha distado un mundo del que tenía cuando decidió hacer uso de su cláusula de rescisión en el verano de 2014 y marcharse a la Premier.

Por ello, el Sevilla ha descartado cualquier posibilidad de seguir apostando por Fazio, entendiendo que su ostracismo en Londres le ha pasado una cara factura. La idea de intentar recuperarle para la causa está desechada, por tanto. Así pues, y aunque en el mundo del fútbol poner la mano en el fuego significa correr un serio riesgo de quemarse, Fazio ya es historia en Nervión.

El argentino, además, se marcha dejando un claro sabor a decepción. Fazio ha disputado tan sólo seis encuentros (cuatro en la Liga y dos en la Europa League), para un total de 463 minutos sobre el césped. Y lo peor: en ningún momento se ha visto a ese Fazio asentado y con jerarquía que brilló en el curso 2013/14 haciendo olvidar las dudas que siempre había arrastrado consigo, tras mucho tiempo intentando superar los problemas físicos y ganarse a la afición a base de esfuerzo.

Lejos queda ese central que hizo las maletas y se marchó al Tottenham cuando era uno de los grandes baluartes del equipo de Unai Emery, además de uno de sus capitanes. Un adiós por la puerta de atrás –haciendo uso de su legítimo derecho a afrontar nuevos retos personales y profesionales– después de haber defendido el escudo del Sevilla, al que llegó con apenas 20 años, en casi doscientas ocasiones.

La persistencia de Emery y de Monchi a la hora de recuperarle motivó que el pasado mes de enero el club anunciara su regreso, pese a ser conscientes de que su inactividad y la forma en que se marchó podían pasarle factura. Fazio sólo había disputado un partido en la presente campaña, por lo que necesitaba tiempo para adquirir el ritmo competitivo y dar el nivel esperado. Era la gran incógnita de una operación que pasó incluso por encima de las palabras del presidente, José Castro, quien retiró su malestar con el jugador y antepuso los intereses deportivos. Emery y Monchi confiaban en recuperar al soldado Fazio, pero éste no ha respondido a las expectativas. Y no habrá más oportunidades en Nervión. ~


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016