La mayoría de los presidentes de patronales autonómicas no tiene retribución

Antonio Garamendi, que tendrá un sueldo cercano a los 400.000 euros brutos al año

15 feb 2023 / 07:17 h - Actualizado: 15 feb 2023 / 07:22 h.
"CEA","Patronal","Menores","Transparencia","CEOE"
  • El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi hace declaraciones este viernes en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr
    El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi hace declaraciones este viernes en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr

Prácticamente todos los presidentes de organizaciones de empresarios de ámbito autonómico desempeñan su función sin retribución económica por ello, a diferencia del máximo responsable de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, que tendrá un sueldo cercano a los 400.000 euros brutos al año.

De acuerdo con la información recabada por las delegaciones de EFE en las 17 comunidades autónomas, después de conocerse que Garamendi ha modificado su relación laboral al pasar de autónomo a asalariado con contrato de alto directivo retribuido, sólo la patronal madrileña CEIM publica de forma transparente la retribución de su presidente, Miguel Garrido.

La Junta Directiva de CEIM aprobó por unanimidad en junio de 2019 que el presidente tuviera una retribución en el ejercicio de sus funciones ejecutivas. Este sueldo debe ser publicado en las cuentas anuales de cada ejercicio, de modo que es público que en 2021 la remuneración total devengada a Garrido fue de 139.956,65 euros, mientras que ningún otro miembro de los órganos de gobierno de la organización con derecho a voto percibe honorarios por el desempeño de su cargo.

Por su parte, varias patronales autonómicas han preferido no facilitar este dato, entre ellas la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), que no ha revelado la retribución de su presidente, Javier González de Lara, dado que las relaciones económicas con su personal de alta dirección se sustentan en un modelo de contratación de carácter privado de prestación de servicios y, por tanto, mantiene la reserva entre acuerdos bilaterales.

Fuentes de la patronal andaluza han explicado que las retribuciones del personal de alta dirección las aprueba la comisión de buen gobierno de la CEA y, además, está ponderada en relación a la «situación económica y financiera de la organización y son cuantías inferiores a otras que son habituales en el mercado de estos profesionales ejecutivos».

Además, la ley de transparencia del Estado excluye esas relaciones contractuales de una exigencia de publicidad activa, si bien la CEA tiene publicados en su portal de transferencia la información económica y contractual que le es de aplicación.

En la Confederación Canaria de Empresarios, la patronal de la provincia de Las Palmas, han rehusado revelar si su presidente, Pedro Ortega, tiene asignado un sueldo y, si es así, a cuánto asciende, y desde la Federación de Empresarios de La Rioja (FER) han indicado que se trata de una «organización privada» y por tanto este asunto en el caso de su presidente, Jaime García-Calzada, «queda en el ámbito privado».

A falta de respuesta por parte de la patronal extremeña, los otros 12 presidentes de organizaciones de empresarios de ámbito autonómico no percibe ninguna retribución.

SIN SUELDO

No recibe ningún salario de la patronal aragonesa Miguel Marzo Ramo, presidente desde hace justo un año y director de Recursos Humanos de Pikolín, al igual que las tres presidentas de organizaciones empresariales autonómicas: María Calvo, de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE); Carmen Planas, de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB); e Isabel Busto, de la Confederación Empresarial Vasca Confebask.

La presidenta de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), María Calvo, no cobra nada por su responsabilidad al frente de la patronal, como ya ocurría con su predecesor, Belarmino Feito.

La FADE ha informado a EFE de que sus estatutos dejan abierta la posibilidad de que la Junta Directiva establezca una remuneración y la CAEB ha apuntado que Planas no tiene ninguna vinculación laboral con la Confederación; mientras Confebask recoge en su web que ningún cargo de sus órganos de gobierno tiene carácter retribuido.

La patronal cántabra ha manifestado que su presidente, Enrique Conde, dueño de varias empresas, entre ellas la consultora de ingeniería Soningeo, no cobra nada porque el artículo 27.2 de su Estatuto establece que el cargo será «gratuito»; y en el caso de CEOE-Castilla y León, su presidente, Santiago Aparicio, se limita a cobrar los gastos de representación con kilometraje, alojamiento y otros gastos.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, no percibe ningún sueldo por ejercer el cargo, ya que es un puesto no remunerado, del mismo modo que tampoco cobraron nada sus predecesores ni los presidentes de las cinco patronales provinciales que integran CECAM.

En la patronal catalana Foment del Treball, su presidente, Josep Sánchez Llibre, no percibe remuneración por desempeñar su cargo. La organización, sin embargo, sí asume algunos «gastos de representación» del presidente, si bien desde la entidad no concretan su cuantía al aducir que se trata de importes menores.

El máximo responsable de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Salvador Navarro, no percibe sueldo aunque los estatutos de esta patronal recogen que sí puede recibir una retribución, en cuyo caso deberá ser aprobada por la Junta Directiva, constar en las cuentas anuales aprobadas en la Asamblea General y publicarse en el informe de auditoría.

Tampoco percibe ningún sueldo como vicepresidente de la CEOE, según ha informado la CEV, que ha precisado que los ingresos de Navarro proceden de su actividad empresarial.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Juan Manuel Vieites, al igual que los demás miembros de los órganos de gobierno, no perciben remuneración alguna por su cargo; y el de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de la Región de Murcia (CROEM), José María Albarracín, tampoco tiene remuneración en este organismo y es autónomo porque preside el grupo que lleva su nombre.

Por su parte, Juan Miguel Sucunza no cobra honorarios por presidir la Confederación Empresarial Navarra, ya que este puesto no tiene retribución.