Menú
Protestas de los agricultores

Planas se reúne con los agricultores tras intensificarse las protestas del campo

El ministro convoca este jueves en Madrid a las organizaciones que están detrás de la huelga

13 feb 2024 / 13:55 h - Actualizado: 13 feb 2024 / 14:00 h.
"Protestas de los agricultores"
  • Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.
    Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha convocado este jueves a las organizaciones profesionales agrarias Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) a una reunión en la sede del Ministerio tras intensificarse las protestas y tractoradas del campo que están paralizando carreteras y provocando cortes por toda en España.

En Andalucía, este miércoles 14 de febrero, las organizaciones agrarias han anunciado cortes en los principales accesos a Sevilla, Málaga, Jaén y en el Puerto de Motril, en Granada. En la semana de protestas, la Delegación del Gobierno ha identificado a más de 1.300 agricultores y detenido a 18 manifestantes.

La del jueves es la segunda reunión del titular de Agricultura con las organizaciones agrarias en lo que va de mes de febrero, tras mantener la primera el pasado día 2, justo antes de que empezaran las movilizaciones y protestas de agricultores y ganaderos que han colapsado el país. En la anterior reunión, Asaja, COAG y UPA ya informaron a Planas de su intención de mantener su calendario de movilizaciones con el que reclaman un «ambicioso» plan de choque que recoja medidas tanto a nivel europeo, como por parte del Gobierno de España y de las comunidades autónomas.

Agricultores y ganaderos reclaman por todo el territorio precios dignos y justos para sus producciones, una menor burocracia en la nueva Política Agrícola Común (PAC) y que se modifique y amplíe la Ley de la Cadena Agroalimentaria para prohibir las prácticas desleales para que los precios de los agricultores cubran los costes de producción.

Esta reunión con los representantes de las asociaciones agrarias llega también después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara en el Congreso de los Diputados que se reforzará la ley de la cadena alimentaria, con la que se prohíben las ventas a pérdidas.

La reunión del jueves con las organizaciones agrarias se produce un día después de que el sector primario, supermercados, distribución e industria y Gobierno vuelvan a sentarse en la misma mesa bajo el Observatorio de la Cadena Alimentaria, en el que se analizarán la evolución de los precios del campo a la mesa.

En concreto, los precios de los alimentos se han multiplicado por hasta nueve al pasar del campo hasta la mesa durante el pasado mes de enero, en un contexto marcado por el alza de la inflación y el impacto de la sequía en las producciones, según datos del Índice de Precios en Origen y Destino de los alimentos (IPOD) que mensualmente elabora la organización agraria COAG.

Así, los ajos multiplicaron por 5,56 su coste desde la cotización en el campo hasta el precio de venta al público en las tiendas, al pasar de cotizar a 1,18 euros por kilogramo en origen para venderse en destino a una media de 6,56 euros por kilo.

Por su parte, los limones costaban en los lineales de las tiendas un 880% más que el precio pagado a los agricultores en el campo, es decir 9,8 veces por encima, al marcar una cotización de 0,20 euros por kilo en origen y venderse en destino a una media de 1,96 euros.

Igualmente, los precios de los plátanos se revalorizaron 8,33 veces del campo a la mesa, pasando de los 0,27 euros en origen hasta los 2,25 euros en el punto de venta al público, mientras que las naranjas multiplicaron su precio por 5,26, al pasar de un precio de 0,39 euros por kilo al agricultor a 2,05 euros al consumidor.

En general, los productos agrícolas multiplicaron al cierre de enero su precio por 4,17 desde la cotización en el campo hasta el precio de venta al público en los lineales, mientras que los derivados de la ganadería (pollo, cerdo, conejo o huevos) lo hicieron por 3.

En concreto, el precio del kilogramo de ternera pasó de 5,45 euros en origen a 21,03 euros por kilo en los puntos de venta al consumidor, es decir, un 286% más, mientras que en el caso del cordero, su precio se multiplicó un 4,1% más, pasando de los 4,68 euros del kilo en origen a los 19,21 euros en destino, lo que supone 310% más.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Edictos