viernes, 22 noviembre 2019

102-65: Citius, altius, fortius

Unicaja plasma en el marcador su superioridad ante el Betis en la Copa de Andalucía

23 sep 2018 / 14:33 h - Actualizado: 23 sep 2018 / 14:40 h.
  • Un instante del partido de este mediodía. / UCB
    Un instante del partido de este mediodía. / UCB

Si eres más rápido, más alto y más fuerte que tu rival, el vencedor no es una incógnita sino una evidencia, y la única incertidumbre es la diferencia que reflejará en el marcador. No había nadie que fuese ajeno a esta realidad en una final de la Copa de Andalucía que, en la última década, ha expuesto la divergencia de caminos que han recorrido los dos clubes más importantes del baloncesto andaluz: Unicaja asentado en la élite nacional y europea mientras el Betis Energía Plus ha temido por su propia existencia.

Era la primera vez que ambos confrontaban en distintas categorías, y por tanto tienen plantillas adaptadas a objetivos muy dispares. Además, Curro Segura no podía contar con dos de sus pivotes, Stainbrook y Marcius, con lo cual, si incluso con ellos sostener la batalla interior se antojaba complicado, con esas bajas, era misión imposible. Aún así, el Betis Energía Plus no se dio por vencido, y luchó con todas sus armas, hasta el descanso, mostrando incluso un punto de intensidad y de deseo superior a la de su rival, que recuperaba para este choque a sus siete internacionales, consciente de que a medio gas podía dominar el partido sin problemas.

Las ayudas de los jugadores exteriores para paliar ese déficit interior facilitó el protagonismo de Wiltjer, un ala-pívot canadiense que pese a sus 208 centímetros es un tirador letal. La defensa cerrada le dio espacio para sus lanzamientos y al descanso sumaba 18 puntos, con cuatro de cuatro en triples. En ataque, las lógicas pérdidas de los verdiblancos, hoy vestidos de negro riguroso, porque ante una de las mejores plantillas ACB, el balón, las manos, los movimientos, todo lo que ocurre en la cancha va mucho más rápido.

No es un inconveniente esa velocidad para Dee, para Borg, para Obi, jugadores que demuestran cada día que están preparados para ese nivel de juego, para la ACB. Mejoró Bropleh, que fue de menos a más, hasta cogerle el aire al partido, dando por fin buenas asistencias, yendo con decisión al rebote ofensivo. No estuvieron bien los bases, ni Costa ni Dani Rodríguez, claramente superados. Pero en general, la dinámica del equipo bético fue buena, la actitud, irreprochable, y no le perdieron la cara al partido hasta bien entrado el tercer cuarto, cuando incluso Tunde se marchó al banquillo tras un golpe. Para entonces Shermadini era imparable en cada balón por dentro, y los tiradores de Unicaja acabaron por destrozar la final, que pese a lo abultado del marcador dejó más cosas positivas que negativas para un Betis cuya preocupación está más en los que no pueden jugar que en los que lo hacen y cómo lo hacen, en líneas generales.

FICHA TÉCNICA

Unicaja Málaga (19+25+24+34): Díaz (4), Fernández (10), Milosavljevic (9), Wiltjer (20), Lessort (11) -cinco inicial-, Viny (0), Salin (8), Díez (5), Shermadini (11), Waczynski (9), Roberts (7), Suárez (8).

Real Betis Energía Plus (15+18+18+14): Costa (0), Dee (16), Malmanis (8), Bropleh (7), Tunde (7) -cinco inicial-, Borg (11), Pluta (0), Cecilia (0), Rodríguez (0) y Obi (16).

Árbitros: Benjamín Jiménez, García Ortiz y Alberto Sánchez. Sin eliminados.

Incidencias: Final de la XXI Copa de Andalucía de baloncesto disputado en el pabellón Blas Infante de Alhaurín de la Torre.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016