lunes, 09 diciembre 2019
21:43
, última actualización

Consumir una dieta alta en grasas saturadas acelera la progresión del cáncer de próstata

Científicos canadienses han descubierto que existe una relación directa entre la alimentación y el cáncer de próstata, ya que el consumo de grasas saturadas causa una reprogramación de las células contribuyendo al avance del cáncer

03 dic 2019 / 08:29 h - Actualizado: 03 dic 2019 / 08:48 h.
  • Consumir una dieta alta en grasas saturadas acelera la progresión del cáncer de próstata

Los autores de un estudio canadiense sobre la relación entre la alimentación y el cáncer de próstata han concluido que el consumo de grasas saturadas imita una expresión progresiva del oncogén MYC acelerando el desarrollo del cáncer de próstata.

Los científicos del Instituto de Investigación del Centro Universitario de Salud McGill explican que el consumo de grasas saturadas causaría la reprogramación de las células lo que contribuiría a la progresión del cáncer. Por el contrario, la reducción de las grasas saturadas en la dieta podría retrasar el desarrollo del cáncer de próstata en las etapas iniciales.

El estudio, basado en el análisis de la dieta de 319 pacientes y la expresión de su gen MYC, reveló que los participantes en los que resaltaban altos niveles de ingesta de grasas saturadas eran cuatro veces más propensos a morir de cáncer de próstata que aquellos que consumían alimentos más saludables o bajos en grasas.

“En este documento, demostramos que al imitar una sobreexpresión de MYC, la ingesta de grasas saturadas empeora el cáncer de próstata”, explica el Dr. Labbé, quién comenzó este estudio en el Instituto de Cáncer Dana-Farber en los EE. UU. “La sobreexpresión de MYC rediseña profundamente los programas celulares y refuerza una firma transcripcional distintiva. MYC es un factor clave en la tumorigénesis, es decir, induce propiedades malignas en las células normales y estimula el crecimiento de las células cancerosas” agrega el Dr. Labbé.

En el estudio decidieron eliminar de la ecuación la obesidad, algo que en varios estudios ya se había relacionado directamente con el cáncer. A pesar de ello, los pacientes con altos niveles de la firma SFI-MYC tienen tres veces más probabilidades de morir de cáncer de próstata.

Aunque es varios estudios epidemiológicos ya se ha informado previamente de que la ingesta de grasas saturadas está asociada con la progresión del cáncer de próstata, esta investigación ha sido realizada para proporcionar una base donde poder desarrollar herramientas clínicas destinadas a reducir el consumo de grasas saturadas y aumentar las probabilidades de sobrevivir al cáncer.

Conociendo el patrón dietético de un paciente o su nivel de actividad física, los médicos podrían sugerir alguna intervención específica para disminuir la probabilidad de progresión de una enfermedad letal, pero, para todo esto, el equipo admite que hace falta mucha más investigación.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016