Del posible retorno de Puigdemont al runrún electoral: Diez claves políticas para 2024

Estas son las claves que marcarán la política catalana en 2024

01 ene 2024 / 12:19 h - Actualizado: 01 ene 2024 / 12:23 h.
"PP","PSOE","Clima","Producción","Infraestructuras","Barcelona","Financiación","Presupuestos","Primavera","Cercanías","Independentismo"
  • Imagen de archivo del expresidente catalán Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo el pasado 13 de diciembre. EFE/EPA/RONALD WITTEK
    Imagen de archivo del expresidente catalán Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo el pasado 13 de diciembre. EFE/EPA/RONALD WITTEK

El año 2024 arranca con múltiples incógnitas que condicionarán el mapa político catalán, desde el posible retorno del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont -si prospera la tramitación de la ley de amnistía- hasta la incierta fecha de las próximas elecciones al Parlament.

Estas son las claves que marcarán la política catalana en 2024:

1. Amnistía en tramitación

La ley de amnistía es el principal compromiso pactado por JxCat y ERC con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez y ya se tramita en el Congreso, pero los esfuerzos del PP por retrasar su aprobación y los posibles recursos judiciales complican su entrada en vigor, que los independentistas confían que llegue en primavera.

2. El regreso pendiente de Puigdemont

La activación de la amnistía abriría la puerta al retorno de Puigdemont y otros independentistas huidos, como la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y los exconsellers Antoni Comín y Lluís Puig, aunque, si la ley embarranca por algún recurso a la justicia europea, su retorno podría postergarse.

3. El termómetro de las europeas

El 9 de junio se celebrarán las elecciones a la Eurocámara, que servirán de termómetro para medir fuerzas ante los próximos comicios al Parlament, una cita europea en la que JxCat espera revalidar su victoria en Cataluña con Puigdemont de nuevo como cabeza de lista.

4. Elecciones catalanas: ¿anticipadas o en 2025?

Si el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, agota su mandato, las elecciones catalanas deberían celebrarse en febrero de 2025, pero en la oposición no descartan que pueda adelantarlas unos meses, un lapso de tiempo que condicionará la posibilidad de que perfiles como Puigdemont o el líder de ERC, Oriol Junqueras, se planteen concurrir como candidatos si la amnistía está en vigor.

5. Illa, al alza

El mejor posicionado para esas elecciones catalanas es, ahora mismo, el primer secretario del PSC, Salvador Illa, que volvería a ganar y obtendría entre 39 y 45 escaños, seguido de ERC (29-34) y de JxCat (19-24), según el último barómetro del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat, que vaticina que los independentistas podrían perder la mayoría absoluta del Parlament.

6. Presupuestos o prórroga

El PSC puede ser clave para aprobar unos nuevos presupuestos de la Generalitat y no tener que prorrogar los actuales: Tras insistir en cumplir lo acordado en infraestructuras como la B-40, el Hard Rock o el Aeropuerto de Barcelona-El Prat -que rechazan los comunes, cuyos votos también pueden ser decisivos-, Illa está dispuesto a hablar con Aragonès del proyecto presupuestario para 2024, cuya negociación puede ir en paralelo a la de las cuentas estatales.

7. Mesas de negociación con verificador

La agenda política de 2024 estará cargada de reuniones entre socialistas e independentistas: JxCat ya se ha visto con el PSOE en Ginebra -con el diplomático salvadoreño Francisco Galindo Vélez como «verificador»- y lo mismo hará ERC, mientras que Sánchez prevé reunirse con Puigdemont y Junqueras -por separado- una vez se apruebe la ley de amnistía; además, en el primer trimestre se reactivará la mesa de diálogo entre Generalitat y Gobierno.

8. Cercanías y financiación: temas más allá del ‘procés’

Tras haber pactado el pasado 21 de diciembre con Aragonès varios temas sectoriales -traspaso de la gestión del Ingreso Mínimo Vital, centro tecnológico de producción de chips o ley de plurilingüismo-, Sánchez ha emplazado al independentismo a aparcar su propuesta «de máximos» sobre un referéndum de autodeterminación y ha tendido la mano para pactar mejoras en el autogobierno, entre ellas el traspaso de Cercanías y un nuevo sistema de financiación, que ERC y JxCat quiere que tenga un carácter «singular» para Cataluña.

9. La oficialidad del catalán en Europa

Una de las condiciones de JxCat y ERC para negociar la investidura de Sánchez fue la oficialidad del catalán en las instituciones europeas, un compromiso que el Gobierno español ha defendido ante sus socios comunitarios pero que está pendiente de ver la luz verde: No hay vetos de entrada, pero sí reticencias de algunos Estados.

10. Congresos, pulsos y debates internos

En marzo, el PSC celebrará su congreso en un clima de calma interna y con Illa como líder indiscutido; más dudas hay en JxCat, cuyo secretario general, Jordi Turull, se consolida, frente al peso menguante de la presidenta del partido, Laura Borràs, a la espera de clarificar quién será su cartel electoral.

También ERC debe aclarar si Aragonès repetirá como candidato o querrá serlo Junqueras si es amnistiado; la CUP prevé culminar su refundación con una asamblea nacional en mayo o junio; y en el PP de Cataluña, Alejandro Fernández se mantiene al timón, después de haber discrepado públicamente de Génova por los contactos con JxCat.