El Parlamento de Cataluña se constituirá el 17 de enero

Sáenz de Santamaría ha hablado con todos los grupos, salvo la CUP, y Rajoy pretende que la sesión de investidura se celebre el día 27

29 dic 2017 / 20:36 h - Actualizado: 29 dic 2017 / 22:38 h.
"Política","21D: Elecciones en Cataluña","Cataluña se la juega","Mariano Rajoy","Soraya Sáenz de Santamaría","Carles Puigdemont","Oriol Junqueras"
  • Mariano Rajoy en su comparecencia de ayer. / Efe
    Mariano Rajoy en su comparecencia de ayer. / Efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que convocará la sesión constitutiva del Parlamento catalán para el 17 de enero, después de haberlo hablado con los grupos políticos. Además, señaló que lo «normal» es que en un plazo de 10 días «se celebre la sesión de investidura si hay candidato».

Así lo avanzó en la rueda de prensa convocada en el palacio de la Moncloa para hacer balance del año 2017, acompañado de todos sus ministros, en la que señaló que lo que él quiere es que se termine una situación «que genera mucha incertidumbre y ha hecho mucho daño a Cataluña desde todos los puntos de vista».

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido la persona encargada de pilotar los contactos con los diferentes grupos parlamentarios para cerrar la fecha del 17 de enero para esa sesión constitutiva del Parlamento catalán.

Fuentes del Ejecutivo señalaron que Sáenz de Santamaría ha contactado con todos los grupos con representación parlamentaria, salvo con la CUP. Así, ha hablado con el portavoz del Pdecat en el Congreso, Carles Campuzano y con el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Joan Tardá, entre otros.

Y en algunos casos, la vicepresidenta incluso habló con más de un dirigente del mismo partido, ya que también contactó con Marta Rovira, secretaria general de Esquerra Republicana, que está haciendo frente al día a día de la formación desde que Oriol Junqueras está en la prisión de Estremera.

Preguntado si estará dispuesto a hablar con el próximo presidente de la Generalitat, sea quien sea, Rajoy respondió que por el momento no se sabe qué va a pasar ni quiénes serán «los candidatos que decidirán los partidos que tienen posibilidades».

Eso sí, preguntado por la hipótesis de que el ex presidente catalán Carles Puigdemont sea investido presidente por vía telemática, puesto que está huido en Bélgica mientras tiene una causa pendiente en el Tribunal Supremo, advirtió de que eso sería «absurdo».

Según dijo, no ya desde el punto de vista jurídico o político, sino por sentido común, sería «absurdo» convertirse en presidente mientras viva en el extranjero, y «mucho más absurdo» tratar de ejercer la presidencia. «Imagínese que yo estuviera en Lisboa», ironizó, antes de apelar a «actuar con sensatez y sentido común».

LA «ÚNICA SOMBRA»

Además, Rajoy, dibujó un horizonte económico optimista para España y consideró que «la única sombra» es la situación en Cataluña, donde quiere que haya cuanto antes un Govern que respete la ley.

En su balance de fin de año tras presidir la última reunión del Consejo de Ministros en 2017, Rajoy asumió que este ha sido un ejercicio «extraordinariamente difícil» y «con momentos de enorme tensión para todos» porque se ha tenido que hacer frente a algo tan «desestabilizador» como la declaración de independencia de Cataluña.

Pero a pesar de ello, cree que hay más elementos para hacer un balance positivo que negativo, porque estima que ha sido «un año ganado para la recuperación de España desde el punto de vista económico, social e institucional».

En esa línea subrayó que la consolidación de la recuperación económica «se nota cada vez más en la vida de los ciudadanos», y expuso para justificarlo una serie de datos económicos.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos