Menú

El Rey pide en Ermua que «lo vivido no caiga en el olvido»

En el homenaje a Miguel Ángel Blanco Felipe VI ha advertido de que no se puede permitir «que haya generaciones que ignoren lo que pasó, que desconozcan algo que también contribuyó a asentar nuestra convivencia o el masivo movimiento que hubo en España tras un asesinato que marcó tanto nuestra vida democrática»

10 jul 2022 / 13:59 h - Actualizado: 10 jul 2022 / 14:22 h.
"Historia","Terrorismo","ETA","Víctimas del terrorismo","Pedro Sánchez","Rey Felipe VI"
  • Homenaje íntegro (Desde el minuto 13:42)
  • El rey Felipe VI, durante su intervención en la conmemoración del 25 aniversario del secuestro y asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco por ETA. / EFE/Javier Etxezarreta
    El rey Felipe VI, durante su intervención en la conmemoración del 25 aniversario del secuestro y asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco por ETA. / EFE/Javier Etxezarreta

El Rey Felipe VI ha instado, en el homenaje a Miguel Ángel Blanco, a "perseverar para que lo vivido no caiga en el olvido, para que la unidad nos convoque en torno a nuestra historia reciente, para que el espíritu de Ermua nos recuerde cada día, el valor de la paz, de la vida, de la libertad y de la democracia".

El Rey ha cerrado este domingo en el acto institucional celebrado en la localidad vizcaína de Ermua en el 25º aniversario del secuestro y asesinato del edil del PP Miguel Ángel Blanco por parte de ETA y en recuerdo también de Sotero Mazo, asesinado en 1980 por ETA. En el homenaje también han intervenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el lehendakari, Iñigo Urkullu, el alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, y la hermana de Miguel Ángel Blanco, Marimar Blanco.

En su intervención, Felipe VI ha advertido de que no se puede permitir "que haya generaciones que ignoren lo que pasó en esos dolorosos días de nuestra historia, que no sepan cómo y por qué unió nuestra conciencia colectiva, que desconozcan algo que también contribuyó a asentar nuestra convivencia o el masivo movimiento que hubo en España tras un asesinato que marcó tanto nuestra vida democrática".

Según ha indicado, "esos días nos recuerdan también que tenemos que defender, como un deber permanente, los derechos de los que fueron privados Miguel Ángel Blanco, Sotero Mazo y todas las víctimas del terrorismo: la vida, la libertad y la dignidad". "Como igualmente es nuestra responsabilidad la defensa de los valores y principios en los que se basa nuestra convivencia democrática", ha añadido.

El Rey ha reivindicado que las víctimas del terrorismo "dignifican nuestra democracia". "Su dolor y el de sus familias nos importa y nos concierne. Por eso merecen permanentemente nuestro respeto y nuestra máxima consideración", ha señalado.

En este marco, ha animado a "perseverar para que lo vivido no caiga en el olvido, para que la unidad nos convoque en torno a muestra historia reciente, para que el espíritu de Ermua nos recuerde cada día, el valor de la paz, de la vida, de la libertad y de la democracia".

El Rey pide en Ermua que «lo vivido no caiga en el olvido»
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. / EFE/Javier Etxezarreta

Sánchez defiende una memoria colectiva con los valores de las víctimas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido en el homenaje a Miguel Ángel Blanco en Ermua (Bizkaia) construir una memoria colectiva que preserve los valores democráticas que encarnan las víctimas del terrorismo.

En su discurso, el presidente del Gobierno ha anunciado que los estudiantes de Secundaria y Bachillerato de toda España recibirán el «testimonio directo» de las víctimas del terrorismo, una iniciativa que ya se ha realizado en el País Vasco.

Esta iniciativa y otras como el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo de Vitoria servirán, ha dicho, para que la generación de que no conoció el terrorismo sepa lo que ocurrió.

Sánchez ha recordado que lo sucedido en 1997 con el Espíritu de Ermua hizo que la sociedad vasca y la española ya «nunca más» tuviera «miedo» ni estuviera en «silencio» ante el terrorismo. «Algo nos cambió para siempre en un país distinto que nunca más se doblegaría ante el terrorismo», ha apuntado.

«El Espíritu de Ermua es un espíritu de convivencia que le debemos a Miguel Ángel Blanco», cuyo «cruel asesinato» se convirtió en una «fecha fundamental en la historia de nuestra democracia», ha añadido.

«La paz ha costado mucho y ojalá se cree una conciencia colectiva indestructible» que garantice que nunca más pueda haber violencia, ha afirmado el presidente.

Después de señalar que ETA desapareció sin haber conseguido ninguno de sus objetivos, Sanchez ha sostenido que la banda se acabó gracias a la «unidad» de partidos y sociedad, la «imprescindible» colaboración internacional y la actuación de todas las fuerzas policiales.

El Rey pide en Ermua que «lo vivido no caiga en el olvido»
La hermana del concejal asesinado por ETA en Ermua, Marimar Blanco, este domingo en la localidad vizcaína de Ermua. / EFE/Javier Etxezarreta

Marimar Blanco pide una memoria democrática «con víctimas y verdugos»

Marimar Blanco, hermana del concejal del PP de Ermua asesinado por ETA hace 25 años Miguel Ángel Blanco, ha reclamado que la memoria democrática reconozca la historia del terrorismo «con buenos y malos, víctimas y verdugos». «La justicia y la verdad debiera ser prioridad de cualquier Gobierno. Lo contrario ni es justo ni decente», ha insistido.

Ermua acoge este domingo un acto de recuerdo al concejal del PP de esa localidad vizcaína Miguel Ángel Blanco con motivo del 25 aniversario de su secuestro y asesinato a manos de ETA.

Marimar Blanco, que ha intervenido en el acto de homenaje tras el alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, ha agradecido al Rey su presencia, y el hecho de estar «siempre al lado de las víctimas, defendiendo la verdad, memoria, dignidad y justicia». «Saber que contamos con su respaldo es para las víctimas algo esencial», ha añadido.

Tras recordar los hechos acontecidos hace 25 años, Blanco ha denunciado que ETA asesinó a su hermano por el hecho de que no podían «soportar que defendiera con valentía el derecho a ejercer como vasco y español y defendiera la Constitución, el Estado de derecho y el Estatuto».

Blanco, que ha valorado que el denominado 'espíritu de Ermua’ fue «elemento nuclear de la derrota operativa de ETA», ha advertido que no supuso «una victoria definitiva». «Los fines que perseguían los crímenes siguen más vivos que nunca encarnados en los herederos de la banda», ha añadido.

Asimismo, ha subrayado que las víctimas no quieren ser un estereotipo de sufrimiento, sino que «se haga justicia, que se respete la verdad de lo ocurrido sin perversiones». «Dejando claro que no hubo un conflicto, y que unos mataban de forma cobarde y miserable y otros morían», ha añadido.

De este modo, ha exigido que la memoria democrática reconozca la historia del terrorismo «con buenos y malos, víctimas y verdugos». «La justicia y la verdad debiera ser prioridad de cualquier gobierno. Lo contrario ni es justo ni decente. Pedimos que no se silencie nuestra voz, queremos defender la memoria dignidad y justicia de nuestros familiares», ha insistido.

«Que 25 años después nadie olvide lo que vivimos aquí, lo que perdimos pero también lo conseguido. La unidad frente al terror, frente a quienes no condenaron el asesinato de mi hermano y continúan sin hacerlo. Pido no olvidarlo, si queremos honrar la memoria de las víctimas», ha finalizado.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos