Menú
Viruela del mono

La clave para erradicar la viruela del mono

El viórlogo Rafael Sanjuán considera que «deberíamos preocuparnos» porque hasta la fecha «no ha habido ningún brote de este virus a esta escala».

27 may 2022 / 15:16 h - Actualizado: 27 may 2022 / 15:19 h.
"Salud","Viruela del mono"
  • La clave para erradicar la viruela del mono

Aunque parece que el virus causante de la viruela del mono (Monkey Pox) presenta unos "síntomas evidentes", no se transmite tan eficientemente como otros virus y su letalidad se estima en el 1 %, "debería preocuparnos" porque hasta ahora no se habían producido brotes a escala global y lo "esencial" es "cortar cuanto antes" la cadena de transmisión para evitar su propagación.

Así lo ha asegurado en declaraciones a EFE-TV el virólogo Rafael Sanjuán, profesor titular de Genética de la Universitat de València, quien señala que los niños son "más sensibles" a este virus que los adultos, a diferencia del de la covid, ya que los mayores recibieron la vacuna de la viruela, que dejó de administrarse en los años 70, y están "bastante protegidos" contra el mismo.

VIRUS ZOONÓTICO

Según este investigador del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio), centro mixto de la Universitat de València y del Consejo de Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es un virus "poco frecuente en humanos pero tiene capacidad de afectar a especies de roedores, primates o diferentes tipo de mamíferos", y aunque no se "conoce muy bien el reservorio animal que tiene, se sabe que el origen es siempre a partir de ellos hacia los humanos".

Considera que "deberíamos preocuparnos" porque hasta la fecha "no ha habido ningún brote de este virus a esta escala. Ha habido brotes abundantes en África Ecuatorial y a principios de siglo uno en Estados Unidos, pero a escala global no se había dado el caso. Lo preocupante ahora es esta cadena de transmisión que estamos viendo".

"No sabemos qué ha cambiado, si ha habido una cadena de transmisión un poco desafortunada que ha hecho que, de repente, haya muchas personas contagiadas de golpe, o si el virus puede haber modificado alguna propiedad, aunque parece que no porque las secuencias que se han sacado hasta ahora son bastante similares a las del virus ya conocido", señala.

Tampoco se conoce, apunta, "si podría haber algún reservorio animal que no esté solo en África, sino que haya salido de allí y eso pueda darnos más contacto con el virus. Ahora mismo todos son preguntas y lo esencial es cortar cuanto antes la cadena de transmisión para evitar que se propague, evidentemente".

SÍNTOMAS EVIDENTES Y TRANSMISIÓN

A su juicio, "lo bueno que en principio tiene este virus es que parece que los síntomas son muy evidentes", aunque tiene un periodo de incubación de una o dos semanas en los que hay "una ventana de transmisión muy difícil de controlar", y que "no se transmite tan eficientemente como otros".

Así, explica, se podría tratar de cortar la transmisión mediante una "estrategia de anillo" que supone ir trazando contactos para aislarlos o administrarles vacunación, aunque descarta que deba haber una "vacunación a escala masiva".

Señala que aunque ahora estamos "más alerta" y hay "más vigilancia" a raíz de la pandemia de covid-19, hay factores que pueden ayudar a que exista más riesgo de zoonosis, como el cambio climático, que pude ayudar a que los insectos, que están cada vez en latitudes más altas, puedan facilitar la transmisión de los virus.

También indica que se deberían "revisar" ciertas costumbres y llevar un mayor control en la alimentación a partir de animales salvajes, así como tener en cuenta otros factores como la globalización o el transporte a gran escala, que "favorece que el virus se propague".

CONTAGIO POR CONTACTO ESTRECHO

Respecto al contagio del virus del mono, señala que en principio es por contacto estrecho entre personas, aunque precisa que no es un virus que esté adaptado en humanos, a diferencia del de la viruela clásica.

El Monkey Pox "tiene en principio una transmisión un poco menos eficiente pero hay que estar siempre alerta, porque puede haber vías de transmisión que no estaban caracterizadas y permitan que el virus se propague mejor de lo que pensábamos".

"Por fortuna -subraya- parece que el virus que se ha propagado es el menos virulento" y se estima la mortalidad en torno al 1 %, aunque "tampoco es algo despreciable y depende de la gente que se infecte". En la viruela clásica, recuerda, el porcentaje era del 30 %.

Sanjuán aclara que no es específicamente un virus de transmisión sexual: "Sí lo es de transmisión por contacto estrecho y, evidentemente, incluiría la sexual, pero -advierte- no deberíamos estigmatizar a ningún grupo, simplemente conocer lo que ha pasado y evitar que la transmisión se pueda continuar extendiendo".


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos