Llega a las aulas la programación, una profesión con gran empleabilidad

12 sep 2022 / 12:26 h - Actualizado: 12 sep 2022 / 12:27 h.
"Universidad","--------------","Formación","Ingeniería","Diseño","Seguridad","Informática","Marketing","Pandemia"
  • Llega a las aulas la programación, una profesión con gran empleabilidad

Casi cuatro millones de escolares de Infantil de segundo ciclo y Primaria estrenan este curso el Plan Código Escuela 4.0, con el que reforzarán sus competencias digitales y se adentrarán en programación informática, una ocupación con gran empleabilidad y con gran demanda de profesionales que se prevé vaya en aumento en los próximos años.

Según la Radiografía de las vacantes en el sector tecnológico 2022 (de la Asociación Española para la Digitalización), a 15 de mayo de 2022 se estimaba que había unas 40.000 vacantes en desarrollo de software en España.

Este informe detalla que el déficit de especialistas TIC (encargados de diseñar y mantener sistemas para almacenar, procesar y enviar información) se ha agravado rápidamente en los últimos dos años.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que en 2021 aumentó un 21 % la demanda de puestos informáticos y un 47 % de las empresas españolas tuvieron problemas para cubrir las vacantes.

Son algunos de los datos destacados sobre una profesión que celebra su Día mundial este 13 de septiembre, una fecha elegida desde 2009 por ser la jornada número 256 del año, la cantidad máxima que pueden representar 8 bits.

.- ¿QUÉ HACE Y DÓNDE SE FORMA UN PROGRAMADOR?

Los programadores están detrás de muchos de los dispositivos y aplicaciones que utilizamos diariamente, como son los ordenadores, móviles, tablets, coches eléctricos, lavadoras o ascensores. Su trabajo consiste en dar instrucciones a las máquinas en un lenguaje (el código), que estas interpretan para desarrollar las funcionalidades para las que fueron creadas.

Los conocimientos para desarrollar este trabajo se pueden adquirir en las carreras de Ingeniería e Informática, en las FP’s de Desarrollo Multiplataforma o Desarrrollo Web y en los «bootcamps» (programas superintensivos) que ofertan distintas escuelas, según ha explicado a Efe Julio Feito, responsable de recursos humanos de la empresa Nateevo.

.- LA PROGRAMACIÓN ENTRA EN LAS AULAS

Entre las novedades del curso 2022-23 está la introducción el Plan Código Escuela 4.0, como anunció en el último Debate del Estado de La Nación el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

«Vamos a dar un impulso nuevo, muy ilusionante en el sistema educativo de nuestro país, en las escuelas, con la incorporación del aprendizaje de un nuevo idioma, el idioma del presente y el futuro, que es la programación y la robótica», aseguró Sánchez el pasado julio.

Con esta medida, que a partir del curso 2023-2024 se incluirá en Secundaria e instruirá a unos 6 millones de escolares, el ministerio de Educación pretende terminar con las carencias en competencias digitales de los alumnos española.

.- LA PROGRAMACIÓN ABRE PUERTAS QUE CIERRAN OTRAS PROFESIONES

Guillermo Piñate es fotógrafo y tiene una tienda en Vigo. Reconoce que en la pandemia del covid lo «pasó muy mal porque no había bodas, ni comuniones ni carnés». En ese período comprobó que sus amigos programadores mantenían sus ingresos y su seguridad.

Por ello se lanzó a hacer un «bootcamp» durante 6 meses. Fueron 340 horas de formación en línea y «la misma cantidad de trabajo por fuera», ya que «el nivel de formación es demandante» y «no tenía tantos conocimientos previos como pensaba».

Pero su esfuerzo ha dado sus frutos con gran rapidez. Terminó sus estudios en la academia el pasado 31 de julio y el 31 de agosto firmó un contrato con una empresa de la ciudad gallega que necesitaba un programador.

.- DE LLEVAR PLATOS SUCIOS A LA COCINA A CAMBIAR SU VIDA

Nickolas Rumenoff, venezolano de 23 años, empezó a estudiar Ciencias Políticas en su país y cuando llegó a España buscó trabajo «como inmigrante» y lo encontró en un restaurante.

«Estaba harto de llevar platos sucios a la cocina. No podía más con esa vida y sabía que me merecía algo más», por lo que se animó a estudiar programación, de lo que cada día se «alegra más» porque le ha cambiado la vida, como explica a Efe.

Empezó en un «bootcamp» solo con su formación de Bachillerato y encontró trabajo dos semanas después de terminar el curso.

Desde hace tres años trabaja en una empresa de marketing y ya ha conseguido graduarse en Políticas. Reconoce que disfrutó estudiando en la universidad, pero destaca que los cursos intensivos «te enfrentan a la realidad, a lo que vas a hacer día a día, lo que no sucede en los campus».

.- FALTA TALENTO DIGITAL EN EL MERCADO

El responsable de la empresa de formación «Upgrade hub», Ángel Sandoval subraya que aunque en la sociedad en la que vivimos cada vez hay mas programadores, siguen siendo insuficientes y falta mucho talento digital en el mercado.

Su empresa lleva desde 2018 formado a profesionales de este campo, a través de los «bootcamps», que el define como «programas súper intensivos en entornos reales», en los que han participado unas 2.000 personas en sus 100 ediciones.

Explica que muchos de los que eligen estos estudios, con una empleabilidad que supera del 95 %, «han tocado techo en otros ámbitos y se dan cuenta de cómo pueden mejorar en los entornos digitales».

Por ello, aprovecha el Día Mundial del Programador, para animar a sumarse a esta profesión a los que quieran «un empleo con futuro, bienestar o crecimiento».

.- DISFRUTAR CON LA PROGRAMACIÓN

«Es un mundo en el que se disfruta mucho y ofrece unas condiciones laborales muy favorables durante toda la vida, sin que falte el trabajo», asegura Julio Feito, de la empresa Nateevo, dedicada al diseño y desarrollo de proyectos digitales.

Una afirmación que realiza con el conocimiento que le aporta su puesto de responsable de recursos humanos de esta empresa, que, según reconoce, tiene dificultades para cubrir ciertas vacantes laborales, ya sea por «la inexistencia de perfiles o por que están tan demandados que tienen una expectativas muy altas respecto a las condiciones laborales».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos