Nueve de cada diez españoles, a favor de prohibir fumar en terrazas y playas

24 may 2023 / 04:44 h - Actualizado: 24 may 2023 / 04:46 h.
"Cine","Ciudadanos","Sanidad","Medicina","Publicidad","Hostelería","Limpieza","Tabaco","Playas","Pandemia","ESO"
  • Nueve de cada diez españoles, a favor de prohibir fumar en terrazas y playas

El porcentaje de ciudadanos que quiere que se amplíen los espacios libres de humo ha aumentado en un solo año cinco puntos hasta casi el 91 %, y ya es el 81,7 % los que piden que se vete fumar y vapear alrededor de los centros educativos, el 71,6 % en terrazas, el 60 % en playas y el 47,2 % dentro de los coches.

Es una de las principales conclusiones de la XXIV encuesta presentada este martes por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) con motivo de la Semana sin Humo que se celebra del 25 al 31 de mayo, y que este año lleva como lema «Mejor el paseo que el humo o el vapeo».

Casi la mitad de los más de 9,700 encuestados (49,4 %) considera que no se cumple la normativa antitabaco. «Está claro que la norma es el incumplimiento de la norma», ha denunciado la doctora Susana Morena, coordinadora de la Semana sin Humo de semFYC.

El porcentaje se eleva al 53,9 % en Aragón, Baleares y Comunidad Valenciana, comunidades que mantuvieron las restricciones en las terrazas que implantaron durante la pandemia.

Y eso ocurre cuando la inmensa mayoría está a favor de ampliar los espacios sin humo, que este año representan ya el 90,9 % frente al 85,6 % de 2022.

CADA VEZ MÁS QUIEREN QUE SE PROHIBA FUMAR EN PLAYAS

Así, el 84,9 % de los no fumadores y el 71,2 % de los exfumadores respaldan que se vete fumar en las terrazas; entre los fumadores, el 28,2 % apoyaría esta medida, una cifra que se eleva al 40 % en el caso de los fumadores ocasionales.

Otro de los espacios en los que los ciudadanos se quieren ver libres de humo son las paradas de autobús, donde vetarían fumar el 70 %, y cada vez son más los que desearían que no se pudiera hacer en las playas (60,7 % frente al 54 % de hace un año), mientras que un 81,7 %, también lo prohibiría alrededor de los centros educativos y el 47,2 % incluso en el interior de los coches.

Por primera vez, la encuesta se ha interesado por la relación entre el consumo de tabaco y el medio ambiente, y el 92,1 % es consciente del enorme perjuicio que supone; ocho de cada diez avalaría además una normativa que obligara a las multinacionales tabacaleras a costear la limpieza de las colillas.

«Es evidente que hay una creciente demanda ciudadana a favor del avance de las políticas de prevención de consumo de tabaco para proteger la salud de la población», ha subrayado la doctora.

De ahí la urgencia que, para semFYC, tiene que «el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas avancen en las políticas de regulación de consumo de tabaco en las terrazas de hostelería en todo en todo el ámbito estatal».

LOS JÓVENES, LOS MÁS EXPUESTOS AL HUMO AMBIENTAL

El grado de exposición al Humo Ambiental del Tabaco (HAT) sigue siendo muy elevado, de modo que hasta el 84,7 % asegura estarlo en diferentes situaciones de su vida diaria.

Donde más, en las terrazas (74,4 %), seguidas de actividades lúdicas al aire libre (45,8 %); en la parada del autobús (34,3 %); en la cola para acceder a algún local (36,7 %), en los alrededores de centros educativos (13,6 %) y en los coches (7 %).

Por grupos de edad, los que más exposición sufren son los jóvenes de 19 a 34 años, en los que el porcentaje llega al 93,2 %. Nuevamente, esa exposición es mayor en las terrazas (85,2 %) y otras actividades lúdicas al aire libre (62 %).

Además, el 22,4 % de los adolescentes de 14 a 18 años están expuestos en los accesos a los centros educativos y el 11,2 % en los coches.

EL PERFIL DEL CONSUMO DE TABACO

Algo más de la mitad de los encuestados (51,9 %) no fuma, un 32,5 % lo ha dejado y un 15,9 % lo hace; de ellos, un 6,5 % es ocasional. El 16,1 % hace un consumo dual de cigarrillo tradicional con el electrónico.

Los hombres fuman más que las mujeres (17,2 % frente al 14,7 %); el 10,7 % lo hace a diario (un 8,3 % ellas) y un 35 % lo ha dejado, cifra similar a la de las mujeres (32 %).

Por comunidades, el consumo de tabaco más elevado se da en Canarias (71,2 %), seguida de Galicia (60,6 %), Murcia (56,3 %) y Cantabria (56,2 %). En el otro extremo, se encuentran Aragón (44,1 %); La Rioja (44,7 %) y Andalucía (45,6 %).

Ante este panorama, la semFYC ha insistido en la necesidad de avanzar en medidas legislativas que pueden reducir la prevalencia de consumo de tabaco en la población.

Medidas que también cuentan con el aval de la población: el 77 % apoya intensificar medidas en centros escolares y campañas de sensibilización en medios; el 69,7 % sancionar por tirar colillas al suelo (69,7 %) y el 61,1 %, eliminar la publicidad encubierta en el cine, la televisión y en las cuentas de influencers.

También ayudaría a reducir el consumo el aumento del precio del tabaco (57,1 %) y la aplicación de la regulación existente sobre publicidad y espacios sin humo a los nuevos dispositivos de consumo (55,2 %).