Menú
Elecciones Galicia

Rueda obtiene una rotunda mayoría absoluta y el PP gobernará Galicia cuatro años más

El PP consigue 40 diputados, dos por encima de la mayoría absoluta. El BNG rompe su techo histórico y el PSOE cosecha su peor resultado .Vox, Sumar y Podemos no consiguen escaño en O Hórreo

18 feb 2024 / 23:30 h - Actualizado: 18 feb 2024 / 23:30 h.
"Elecciones Galicia"
  • El líder del PPdeG, Alfonso Rueda, votando en las elecciones del 18-F / RAFA VÁZQUEZ
    El líder del PPdeG, Alfonso Rueda, votando en las elecciones del 18-F / RAFA VÁZQUEZ

Alfonso Rueda seguirá al frente de la Xunta cuatro años más. Con más de un 99% escrutado, el Partido Popular ha conseguido revalidar su mayoría absoluta de manera clara en las elecciones autonómicas y, aunque retrocede ligeramente, retiene el poder en Galicia tras unos comicios clave para el partido, tanto a nivel gallego como nacional. Rueda ha disipado así este 18-F las dudas tras relevar a Alberto Núñez Feijóo en mayo de 2022 y mantiene la senda triunfal de su antecesor.

El presidente de la Xunta reafirma de este modo su liderazgo en las urnas, suma la quinta mayoría absoluta consecutiva del PP y encara un mandato con el que los conservadores encadenarán casi veinte años al frente del Ejecutivo gallego.

Sigue en directo la jornada electoral

El BNG, por su parte, ha roto su techo y ampliado su ventaja sobre el PSOE como principal partido de la oposición, pero ha sido insuficiente para formar un gobierno alternativo, mientras que los socialistas continúan perdiendo fuelle y cosechan su peor resultado histórico. Democracia Ourensana (DO) accede al Parlamento gallego por primera vez con un representante, pero queda lejos de su objetivo de tener la llave de la gobernabilidad.

La formación más votada ha vuelto a ser el Partido Popular con más de un 47% de las papeletas, lo que se traduce en 40 escaños, dos menos con respecto a los 42 de 2020. En segunda posición se mantiene el BNG, que alcanza su mejor resultado en unas elecciones autonómicas y pasa de 19 a 25 diputados con un apoyo superior al 31%. El PSOE sigue siendo la tercera fuerza en escaños y en número de papeletas con 9 asientos y un 14%, pero los socialistas se dejan cinco representantes con respecto a la anterior cita con las urnas. DO entra por primera vez en O Hórreo al lograr más del 8% en Ourense y 1 diputado.

Sumar y Podemos se quedan sin representación tras su ruptura y tampoco la consigue Vox, siendo el Parlamento gallego el único que se le resiste. El partido de extrema derecha se queda ligeramente por encima del 2% de los votos, mientras que Sumar no llega a este porcentaje y los morados solo consiguen en un 0,26%. Queda pendiente el recuento de los 29.300 votos emitidos por los residentes en el extranjero, pero no se espera que varíe el resultado de manera significativa.

Los comicios del 18-F pasarán a la historia por la alta movilización de ciudadanía gallega al marcar un récord de participación con el 67,30%. El dato supera en casi tres puntos el más alto registrado en unas elecciones gallegas, el 64,4% registrado en el año 2009.

Rueda obtiene una rotunda mayoría absoluta y el PP gobernará Galicia cuatro años más

Liderazgos fuertes

Los dos partidos más votados en estos comicios vuelven a ser los que cuentan con una estructura territorial consolidada y liderazgos fuertes. Rueda ostenta la presidencia de la Xunta desde mayo de 2022, cuando tomó el relevo de Feijóo y su fuerte implantación territorial le permite continuar como la fuerza hegemónica en Galicia tras una campaña en la que arrancó reivindicando la “Galicia que funciona” frente al Gobierno de Pedro Sánchez para girar en la última semana hacia una polarización más marcada con el BNG. Los populares, aunque quedan con dos escaños y medio punto menos, suben por encima de los 70.000 votos con respecto al 2020.

Ana Pontón es la otra triunfadora de estos comicios tras conseguir asentar al Bloque como principal partido de la izquierda y continuar el ascenso logrado en 2020 tras los malos resultados de 2016. Con una campaña netamente en clave gallega, el BNG es el partido que más crece, casi ocho puntos y una mejora de más de 140.000 votos. El Bloque también ha contado con la baza de la reunificación del nacionalismo tras recibir los apoyos de destacadas figuras que habían abandonado la formación en el pasado, principalmente de Anova, con Xosé Manuel Beiras y Martiño Noriega a la cabeza.

Rueda obtiene una rotunda mayoría absoluta y el PP gobernará Galicia cuatro años más
Ana Pontón en el mitin de cierre de campaña en Santiago. / ANTONIO HERNÁNDEZ

Por su parte, los socialistas cuentan con un importante arraigo en la comunidad gallega, pero el liderazgo de José Ramón Gómez Besteiro no ha tenido tiempo de solidificarse tras pasar en apenas once meses de la delegación del Gobierno a ser diputado en el Congreso y, finalmente, aspirante a la Xunta. La dimensión nacional de la campaña tampoco ayudó al candidato socialista y la presencia de Pedro Sánchez y otros referentes del partido ha lastrado sus posibilidades de marcar un perfil propio y alejarse del ruído del debate sobre la amnistía.

Desde un escaño en Madrid también llegaba la candidata de Sumar, Marta Lois, que ha acusado en estos comicios ser poco conocida por el electorado y la pérdida de terreno en la última semana de campaña ante la polarización entre PP y BNG. Por su parte, a Vox le sigue pasando factura su escasísima implantación en la comunidad y su poca presencia más allá de las citas electorales. Podemos ha constatado su tendencia a la baja, con una estructura muy tocada tras la ruptura de su espacio político y con una candidata, Isabel Faraldo, también poco conocida.

Lectura en clave nacional

La contienda gallega ha tenido un innegable aroma de examen de los líderes nacionales, especialmente los de los dos principales partidos. Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo han estado muy presentes en la campaña para arropar a sus candidatos y tratar de obtener unos resultados que dieran alas a sus respectivas estrategias.

El dirigente conservador sale reforzado aunque su partido obtenga una mayoría más corta. La victoria de Rueda permite a Feijóo mantener las aguas tranquilas a nivel interno y encarar la siguiente fase de la legislatura y los comicios vascos y europeos con el aval de un triunfo electoral que se antojaba clave.

En el caso de Sánchez, su implicación y la de sus ministros no sirvió para arrebatar un feudo fundamental para el PP, aunque lo hubiera hecho a través de una presidencia del BNG y los peores resultados de su partido en unas elecciones gallegas. Con un retroceso que desde las filas conservadoras se tratará de presentar como un rechazo a sus políticas y a sus acuerdos con las formaciones independentistas, Sánchez deberá buscar la manera de recuperar terreno para las siguientes citas con las urnas.

En el espacio a la izquierda de los socialistas, Sumar se impone a Podemos, pero las disputas entre ambos y la división del voto vuelve a dejarles fuera de O Hórreo al dejar de ser percibidos por el electorado como alternativas útiles, una condición que asume el BNG. Yolanda Díaz tuvo una presencia menor que Sánchez o Feijóo y la participación de los dirigentes de la formación morada fue discreta. La ministra de Trabajo sufre un importante revés para su proyecto y Podemos queda muy tocado.

Resultados de las elecciones autonómicas por provincias

Recuerda que este domingo puedes consultar : Resultados elecciones gallegas