Menú
Sucesos

Un pandillero de 14 años detenido por amenazar a su madre con un machete de medio metro de hoja

Una mujer llamó a la Policía de Madrid porque estaba encerrada en una habitación con su hijo pequeño amenazada con un machete por parte de su hijo adolescente

23 feb 2024 / 15:10 h - Actualizado: 23 feb 2024 / 15:25 h.
"Sucesos"
  • 23/02/2024 Sucesos.- Detenido un pandillero de 14 años por amenazar a su madre con un machete de medio metro de hoja. La Policía Municipal de Madrid arrestó hace unos días a un pandillero de 14 años por amenazar de muerte a su madre con un machete de casi medio metro de hoja, ha informado a Europa Press un portavoz del Cuerpo Local. / Policía Local Madrid
    23/02/2024 Sucesos.- Detenido un pandillero de 14 años por amenazar a su madre con un machete de medio metro de hoja. La Policía Municipal de Madrid arrestó hace unos días a un pandillero de 14 años por amenazar de muerte a su madre con un machete de casi medio metro de hoja, ha informado a Europa Press un portavoz del Cuerpo Local. / Policía Local Madrid

La Policía Municipal de Madrid arrestó hace unos días a un pandillero de 14 años por amenazar de muerte a su madre con un machete de casi medio metro de hoja, ha informado a Europa Press un portavoz del Cuerpo Local.

Los hechos tuvieron lugar el día 15 a las 16:30 horas en una vivienda del distrito de Ciudad Lineal. Una mujer llamó a la Policía porque estaba encerrada en una habitación con su hijo pequeño amenazada con un machete por parte de su hijo adolescente.

Todo había comenzado ese mismo día, cuando ella descubrió escondido detrás de un aparato de aire acondicionado un machete de 46 centímetros de hoja con una empuñadura de 15 centímetros más de color rojo y negro. La madre guardó el arma en otra habitación. Entonces, llegó el hijo de 15 años y, al no encontrar el machete, comenzó a gritar culpando a su padre y amenazándole de muerte reclamando a gritos su "cuchillo".

El adolescente comenzó a desordenar la casa muy alterado hasta encontrar el arma en otra habitación. Entonces, amenazó con ella a su madre, que se encerró en la habitación con su hijo pequeño y llamó a la Policía. Cuando sonaron las sirenas de la Policía, el delincuente huyó a la carrera de la casa.

No obstante, un agente le interceptó. Tenía heridas sangrantes en los nudillos de la mano izquierda debido a los fuertes golpes que dio en la casa contra la puerta en la que se refugiaba su progenitora. Pesa a todo, se mofó de los policías asegurando que no podrían encontrar su machete, ya que afirmó que "se lo había dado a un amigo".

Sin embargo los agentes, tras hablar con la madre, sabían que el machete estaba cerca y, de hecho, lo encontraron poco después escondido en una zona ajardinada, en una caseta de luz debajo de unas tejas próxima a su domicilio. El menor, que aparecía fichado como miembro de una banda juvenil violenta, fue arrestado y trasladado a dependencias del GRUME de la Policía Nacional.