Menú

Una borrasca afectará a cuatro provincias andaluzas

El martes 9 arrancará un episodio de nevadas que se prolongará hasta el jueves 11

08 ene 2024 / 08:48 h - Actualizado: 08 ene 2024 / 12:32 h.
"Nieve","Aviso amarillo","Aviso naranja","Viento","Frío"
  • Una borrasca afectará a cuatro provincias andaluzas

Un total de seis comunidades autónomas estarán este lunes, 8 de enero, en riesgo por viento, oleaje y frío, en una jornada con mínimas en descenso y con heladas débiles en amplias zonas del interior peninsular, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Una borrasca entrará este lunes por el Golfo de Cádiz dejando precipitaciones a final del día en la mitad norte de Andalucía, afectando principalmente a las provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla y Córdoba, las cuales se extenderán hasta el miércoles, y las temperaturas experimentarán un «leve» ascenso de cara al fin de semana.

Así lo ha indicado a Europa Press el delegado de la Aemet en Andalucía, Ceuta y Melilla, Juan de Dios del Pino, quien ha señalado que el martes será el día «con más precipitaciones», empezando las mismas «en la segunda mitad del día de este martes y afectando ya a toda la comunidad».
Dicha borrasca se irá alejando a partir del miércoles, «día en el que las precipitaciones serán dispersas en la mitad oriental de Andalucía, con posibilidad de prolongarse hasta el jueves, pero serán débiles», ha apuntado Del Pino al tiempo que ha explicado que la DANA que se encuentra en el norte de la Península, «aunque se encuentra muy lejos, puede afectar también de manera residual en forma de chubascos a la zona oriental».

En concreto, serán Aragón, Baleares, Castilla y León, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana las regiones que tendrán riesgo (aviso amarillo) o riesgo importante (aviso naranja) por estos fenómenos durante la jornada.

Así, Huesca, León, Segovia, Zamora, Barcelona, Girona, Lleida y Madrid estarán en riesgo por temperaturas mínimas que llegarán a ser de -6ºC.
Las temperaturas diurnas también serán muy bajas, superándose los 5ºC únicamente en las zonas costeras y el valle del Guadalquivir el martes, quedando restringidos a zonas costeras miércoles y jueves.

En cuanto a las temperaturas, el responsable de la Aemet ha destacado que las nocturnas registradas esta pasada noche «subirán desde este mismo lunes entre cinco y seis grados centígrados», mientras que las máximas se mantendrán estables para «subir a final de la semana».

Asimismo, Del Pino ha resaltado que los vientos serán de componente oeste de flojos a moderados, en cambio «habrá levante en el litoral mediterráneo y el Estrecho», ha concluido.

Asimismo, las fuertes rachas de viento pondrán a Castellón, Girona y Tarragona en alerta por rachas máximas de 80 km/h. En algunos casos, estas fuertes rachas de viento propiciarán que Castellón, Mallorca, Ibiza y Formentera estén en alerta por oleaje, mientras que Tarragona, Girona y Menorca estarán en riesgo importante por olas de hasta seis metros.

Por lo general, la AEMET prevé la retirada de la Península de un flujo atlántico del noroeste, seguido por la aproximación de un frente atlántico por el oeste. Así, se esperan cielos nubosos en el norte peninsular, con precipitaciones débiles en el Cantábrico oriental, sin descartar el alto Ebro, sistema Ibérico, Pirineos y zonas próximas. Las precipitaciones pueden ser de nieve, pero menos intensas y con menor probabilidad que en días anteriores.

En el resto de la Península, la jornada empezará con intervalos nubosos en el centro nordeste y poco nuboso en el resto, si bien el acercamiento y entrada de un frente atlántico aumentará la nubosidad de oeste a este y puede dejar precipitaciones en el cuadrante suroeste, más probables y abundantes en Huelva y Extremadura. En Baleares, una borrasca mediterránea dejará intervalos nubosos con probables chubascos ocasionales en el este del archipiélago, mientras que en Canarias intervalos nubosos y nubes altas, sin descartar algún chubasco aislado en las montañosas.

Esta jornada se esperan nevadas importantes en Pirineos, en cualquier cota, en otras montañas del nordeste en torno a los 400/800 metros, en el noroeste 600/900 metros en la Cantábrica y en sierra nevada 1.600/2.000 metros.

Las temperaturas máximas irán en aumento en Canarias y sur peninsular, Prepirineo y Cantábrica, y en descenso ligero en el resto, más acusado en el centro de la meseta Norte. En cambio, las mínimas aumentarán en Canarias y sur peninsular y descenderán ligeramente en el resto, más acusado en el nordeste peninsular, Levante y Baleares.

También se esperan heladas débiles en amplias zonas del interior peninsular, exceptuando el extremo sudoeste, Levante y bajo Ebro, siendo más intensas en montaña, incluso fuertes en Pirineos.

Por último, los vientos soplarán del noroeste en el tercio este peninsular y Baleares, con intervalos de fuerte o rachas muy fuertes en Pirineos, Ampurdán, bajo Ebro y Baleares. Además, se espera viento de poniente en el Estrecho y Melilla, alisio en Canarias y de componente este en Galicia y Cantábrico.

Episodio invernal

A partir del martes 9 de enero una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) entrará por el Cantábrico, afectando los siguientes días a la Península y Baleares. Además, en niveles bajos un sistema de bajas presiones se desplazará desde el Estrecho hasta el nordeste peninsular, donde se profundizará en su interacción con la DANA.

Además, el viento del este en el valle del Ebro y en Baleares, con intervalos fuertes el miércoles, acentuará la sensación de frío. Asimismo, la tarde del miércoles el viento girará a suroeste en Baleares, a nordeste en el extremo noroeste y a oeste en el resto del tercio oriental, perdiendo intensidad el jueves salvo en Baleares, donde girará a norte con intervalos fuertes.

A partir del viernes 12 lo más probable es la entrada de una masa de aire más templada con una reducción de las zonas afectadas por las precipitaciones y una subida de temperaturas generalizadas salvo las mínimas en el tercio nordeste.