Lo que contamina una colilla

No podemos imaginar lo contaminante que puede ser una colilla de cigarrillo, como un objeto tan pequeño tiene tanto impacto en el medio ambiente.

21 jun 2023 / 04:40 h - Actualizado: 21 jun 2023 / 04:40 h.
"Podemos","Cáncer","Reciclaje","La calle","Tabaco","Playas","Agua","Plásticos","Piscinas"
  • Lo que contamina una colilla

Es un gesto común, el típico fumador que cuando se acaba el cigarrillo tira la colilla –sin ningún miramiento-.al suelo, al bosque o en la playa.

A menudo se considera un residuo menor, pero las colillas de cigarrillos son uno de los elementos más comunes en la basura y en los vertederos. Además, las colillas de cigarrillos son altamente tóxicas y contaminantes siendo también nocivas para la salud humana.

Las colillas de cigarrillos contienen una gran cantidad de químicos tóxicos, algunos de los cuales son altamente cancerígenos. Los cigarrillos contienen más de 7000 productos químicos diferentes, muchos de los cuales son altamente tóxicos y pueden causar daño a los humanos y al medio ambiente.

Cuando una persona fuma un cigarrillo, los químicos se queman y se liberan en el aire a través del humo. Cuando se arroja una colilla de cigarrillo, estos químicos se filtran en el suelo y en el agua, lo que puede ser peligroso para la vida silvestre y para las personas que beben el agua.

Además, las colillas de cigarrillos pueden tardar hasta diez años en descomponerse. Durante ese tiempo, las sustancias químicas tóxicas que contienen pueden filtrarse al suelo y en el agua, causando daño a la vida silvestre y a los ecosistemas. Las colillas de cigarrillos también pueden ser ingeridas por animales, lo que puede causar asfixia o bloqueo del tracto digestivo. Esto es una realidad y negarla es estar ciego/a a una evidencia.

Las colillas de cigarrillos también son un problema común en los océanos, mares y las playas. Se estima que el 32% de los desechos en las playas –cifrado en “cuerpos”- de todo el mundo son colillas de cigarrillos. Cuando las colillas de cigarrillos terminan en el océano, pueden tardar años en descomponerse.

Durante ese tiempo, pueden ser ingeridas por la vida marina, lo que puede causar enfermedades y la muerte, como ya se indicaba. Además, las colillas de cigarrillos pueden contaminar el agua y el suelo, lo que puede dañar los ecosistemas costeros y afectar la biodiversidad.

El impacto de las colillas de cigarrillos en la salud humana también es un problema importante. Cuando un cigarro hace combustión encontramos que queman sustancia como cobalto, aluminio, arsénico, níquel, alquitrán, plomo y estroncio, además los filtros de los cigarrillos están hechos de acetato de celulosa.

Los químicos tóxicos que se encuentran en las colillas de cigarrillos pueden ser inhalados por las personas que viven o trabajan cerca de áreas donde se arrojan colillas de cigarrillos. Esto puede causar problemas de salud como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer.

Además, las colillas de cigarrillos pueden contener virus y bacterias, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades infecciosas. Hay que ser mucho más conscientes de lo que se hace con la colilla antes de tirarla como si no tuviera ninguna importancia.

En muchas ciudades y países, arrojar colillas de cigarrillos en la calle o en el suelo es ilegal y puede resultar en multas. Sin embargo, a pesar de estas medidas, muchas personas continúan arrojando colillas de cigarrillos de manera irresponsable.

La educación y la concientización sobre los peligros ambientales y de salud asociados con las colillas de cigarrillos son claves para reducir la cantidad de colillas que se arrojan al medio ambiente.

Una de las formas más efectivas de reducir el impacto ambiental de las colillas de cigarrillos es a través del reciclaje. Algunas empresas reciclan colillas de cigarrillos y las convierten en materiales útiles, como plásticos y textiles. Además, hay organizaciones que trabajan en soluciones innovadoras para tratar y reciclar las colillas de cigarrillos de manera segura y responsable.

Otra forma de reducir el impacto ambiental de las colillas de cigarrillos es a través del uso de ceniceros portátiles. Estos ceniceros portátiles permiten a los fumadores llevar su colilla de cigarrillo consigo hasta que puedan disponer de ella adecuadamente en un lugar seguro y responsable.

Además de estas soluciones, también se puede trabajar en la reducción del consumo de cigarrillos a nivel global. La reducción en el consumo de cigarrillos no solo reduciría la cantidad de colillas de cigarrillos arrojadas al medio ambiente, sino que también reduciría los impactos negativos en la salud humana asociados con el consumo de tabaco.

Las colillas de cigarrillos son altamente tóxicas y contaminantes, y su impacto en el medio ambiente y en la salud humana es significativo. Hay que decir NO a las colillas en piscinas o playas, en el bosque -que son unos irresponsables quienes las tiran- o en la calle.

Es fundamental que se tomen medidas para reducir la cantidad de colillas de cigarrillos que se arrojan al medio ambiente y para educar a las personas sobre los peligros ambientales y de salud asociados con el consumo de tabaco y la eliminación irresponsable de colillas de cigarrillos. Con una mayor conciencia y acciones responsables, podemos trabajar juntos para reducir el impacto de las colillas de cigarrillos en nuestro mundo.