Menú
Animales

Los pingüinos duermen 12 horas al día al cabo de miles de microsueños

Los animales duermen alternativamente con ambos hemisferios del cerebro y con todo el cerebro; una especie de pingüino llega a tener 600 fases de micro sueño por hora y 10.000 al día

02 dic 2023 / 04:10 h - Actualizado: 02 dic 2023 / 04:10 h.
"Ciencia","Animales"
  • 01/12/2023 Los pingüinos de barbijo que anidan en un entorno peligroso duermen grandes cantidades de sueño a través de miles de episodios de microsueños de segundos de duración. / Paul-Antoine Libourel, Lyon
    01/12/2023 Los pingüinos de barbijo que anidan en un entorno peligroso duermen grandes cantidades de sueño a través de miles de episodios de microsueños de segundos de duración. / Paul-Antoine Libourel, Lyon

Una especie de pingüino tiene la cualidad de dormir hasta doce horas por día gracias a más de 600 fases de microsueño por hora, y más de 10.000 por día.

Cuando se reproducen en un entorno peligroso, estos pingüinos de barbijo no suelen quedarse dormidos durante más de cuatro segundos seguidos.

Los animales duermen alternativamente con ambos hemisferios del cerebro y con todo el cerebro. A pesar y probablemente también debido al sueño extremadamente fragmentado, los animales pueden reproducirse con éxito en condiciones ecológicas difíciles. Así lo demuestra un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de investigadores de Lyon y Corea con la participación de Niels Rattenborg del Instituto Max Planck de Inteligencia Biológica.

Este artículo describe por primera vez un animal que se reproduce con éxito en la naturaleza a pesar de tener un sueño extremadamente fragmentado, según un comunicado del Instituto Max Planck.

Mientras incuban huevos, los pingüinos de barbijo acumulan grandes cantidades de sueño a través de miles de microsueños de segundos de duración. A pesar de dormir de esta manera inusual, los pingüinos pudieron criar con éxito a sus crías, lo que sugiere que las funciones reparadoras del sueño se pueden lograr mediante microsueños. Este patrón de sueño sin precedentes es probablemente una adaptación a la presencia constante de págalos subantárticos (un depredador de huevos) y una respuesta al ruido y la agresión de otros pingüinos de la colonia.

Investigadores del Centro de Investigación de Neurociencias de Lyon, el Instituto Coreano de Investigaciones Polares y el Instituto Max Planck de Inteligencia Biológica de Alemania registraron por primera vez el comportamiento y la actividad cerebral de pingüinos de barbijo salvajes que se reproducen en la isla Rey Jorge, en la Antártida, utilizando tecnología de registro de actividad cerebral.

Se registraron pingüinos durante once días, en tierra y en el mar, sumergiéndose hasta una profundidad de 200 metros. Los investigadores examinaron cómo la anidación en el borde de la colonia, donde los pingüinos están expuestos a las págalos, en comparación con el ajetreo y el bullicio del centro de la colonia, afectaba su sueño. El sueño de ondas lentas, el tipo de sueño predominante en las aves, incluidos los pingüinos, se producía en ambos hemisferios simultáneamente (sueño bihemisférico de ondas lentas) o en un hemisferio a la vez (sueño unihemisférico de ondas lentas). Los episodios de todos los tipos de sueño de ondas lentas eran extremadamente cortos y generalmente duraban sólo unos segundos. Incluso cuando se combinaron episodios consecutivos de diferentes tipos de sueño, la gran mayoría duró menos de cinco segundos.

Desde el punto de vista del comportamiento, esta fragmentación del sueño se manifiesta como cierre y apertura frecuentes de uno o ambos ojos. A pesar de participar en episodios cortos, cada hemisferio cerebral obtuvo de 11,5 a 12 horas de sueño de ondas lentas por día, distribuidas uniformemente a lo largo de las 24 horas del día, con más de 500 episodios por hora.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Edictos