miércoles, 21 octubre 2020
05:03
, última actualización
La aventura del misterio

Ouija, jugando con la muerte

Contactar con seres fallecidos o entes del bajo astral... ¿Quién sabe? Lo cierto es que, por muy incrédulos que seamos, cuando el master o la copa comienzan a moverse la impresión es lo suficientemente fuerte como para creer que algo muy extraño sucede en torno al tablero maldito.

27 sep 2020 / 04:26 h - Actualizado: 26 sep 2020 / 13:28 h.
"La aventura del misterio"
  • Ouija, jugando con la muerte

Fruto de todo ello, y de la leyenda negra del mismo, son determinadas muertes que han alimentado la imaginación de muchos y la racionalidad de muy pocos, son las muertes “provocadas” por la ouija.

Comencemos a ver algunos casos para detenernos en el primero de ellos. Sucedió en el año 2000 en la Universidad de Arkansas. Tras concluir sus clases decidieron reunirse en la biblioteca para estudiar, esa fue la excusa que le dieron al jefe de estudios. Quizás por que concluyeron pronto o por aburrimiento a uno de ellos se le ocurrió jugar a la ouija. Fue una chica llamada Brenda, de 19 años, la que comienza a consultar al tablero con la primera pregunta: “¿a qué edad voy a morir?” y “¿de qué voy a morir?”.

El ese momento el master comenzó a moverse y marco el número 2 y después el número 6, era el 26. Tras ello fue formando una palabra, letra a letra deletreó “anorexia”; la chica rompió a llorar pues desde hacía más de un año padecía de dicha enfermedad.

Casualidad o no, siete años después, Brenda moría de un ataque cardiorrespiratorio debido a los continuos vómitos y por anemia aguda.

¿Hay alguien ahí?

Nuestra segunda historia nos lleva un no tan lejano día, un 20 de Noviembre del 2007. Un grupo de amigos apasionados del misterio se dan cita en una casa abandonada para practicar la ouija.

El chico que ha organizado la reunión comienza a preguntar al tablero: “¿hay alguien que no quieras que este aquí?”. Y el master comienza a moverse deletreando los nombres de tres de los cinco chicos que habían acudido a la cita. El tablero les dijo que se fueran.

Así lo hicieron y fueron a un descampado cercano, al salir de la casa sintieron un sonido fortísimo, ensordecedor... Miraron atrás y vieron con horror como la casa se sepultando a sus dos amigos que encontraron la muerte en aquella sesión maldita.

Un lejano mes de Diciembre de 1972, Jennifer Lyan, una chica de 16 años, se reunió con otra amiga que gustaba de estos juegos. A una amiga le habían regalado un tablero ouija y le propuso jugar con el más allá.

Jennifer acude a casa de la amiga y ambas se encierra en la vieja boardilla y formula la primera pregunta (que es una de las más consultadas): “¿a qué edad voy a morir?” y, como en el caso anterior: “¿y de qué?”.

El master comenzó a moverse y señaló dos cifras: el 1 y el 8 formando el número 18, tras ello la E, S, T, R, A, N, G, U, L, A, D, A...,“estrangulada”.

Se asustaron, pero al poco comenzaron a reírse y exclamar: “¡Es sólo un juego!”.

El 28 de Marzo de 1974, dos días después de su cumpleaños, el cadáver de Jennifer apareció, había sido violada y estrangulada en un parque cercano a su domicilio tras pasar un rato con unos amigos, nunca se encontró al asesino.

En el año 2006 se produjo un caso en Venezuela que estaba relacionado directamente con la ouija. Alejandra, una chica de 15 años, sintió la tragedia de cerca cuando perd a sus padres en un accidente de tráfico. Apenada, pero no resignada, decidió tratar de contactar con ellos.

Ouija, jugando con la muerte

Un accidente terrible

Se citó con unas amigas en una casa abandonada, sacaron el tablero ouija y preguntaron: “¿eres un espíritu bueno o malo?”. El master no se movió pero a los pocos minutos y sin haber formulado pregunta alguna el master fue marcando letra a letra el nombre de Ali. Alejandra se asustó, su la llamaba así, entonces comenzó a moverse a ritmo frenético dando mensajes que su prima apuntaba.

Dio la fecha del accidente terrible de los padres y un inquietante mensaje: “Hemos venido a por ti”. La chica comenzó a llorar y abandonó corriendo la casa... La tragedia se cebó: un camión de mercancías pasaba por la puerta atropellándola y matándola en el acto.

El 2 de Noviembre de 1980, en Illinois (EE.UU.) surgió una de esas noticias increíbles y estremecedoras: dos jóvenes de la localidad habían asesinado a un vecino y dejado muy grave a otro.

Los dos jóvenes eran aficionados al mundo de lo oculto y lo satánico, en la noche de Halloween, organizaron una sesión de ouija junto a otros dos amigos. EN mitad de la sesión una voz les ordenó que mataran a los otros dos jóvenes con unos machetes que llevaban en sus macutos.

Las víctimas recibieron doce puñaladas uno y otro cuatro...

Brian y David fueron condenados a cadena perpetua y enviados a dos centros penitenciarios diferentes para evitar cualquier contacto entre ellos.

En Diciembre de 1985 aparecieron ahorcados, separados por cientos de kilómetros de distancia, sin haber tenido contacto, pero de la misma forma: con las sabanas de sus camas anudadas a las rejas de sus celdas. Como si aquella voz les hubiera ordenado hacerlo así.

Historias de ouija y muertes, maldiciones, hechos inexplicables que, mañana, le puede suceder a usted mientras participa en una sesión del juego maldito.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016