sábado, 16 enero 2021
05:11
, última actualización
Deportes

Año nuevo, ¿racha nueva?

El Betis empieza a subir hoy la cuesta de enero en Almería, donde tratará de olvidar su pésimo final de 2008 para detenerse después en la Copa del Rey con la atención que se merece. Vuelven Mehmet Aurelio y Emana, pero también debuta Hugo Sánchez en el rival. ¿Año nuevo, vida nueva o a entrenador nuevo, victoria segura? Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 20:42 h.

El Betis empieza a subir hoy la cuesta de enero en Almería, donde tratará de olvidar su pésimo final de 2008 para detenerse después en la Copa del Rey con la atención que se merece. Vuelven Mehmet Aurelio y Emana, pero también debuta Hugo Sánchez en el rival. ¿Año nuevo, vida nueva o a entrenador nuevo, victoria segura?

2009 comienza para el Betis en el otro extremo de Andalucía, en Almería, a la vera del Mar Mediterráneo, donde los verdiblancos intentarán conseguir que se cumpla aquello de 'año nuevo, vida nueva'. Para el conjunto de Paco Chaparro no hay otro objetivo posible porque ya se marchó de 2008 con un triste broche de cuatro jornadas consecutivas sin ganar y un punto de esos doce como pírrico botín, de modo que Europa se convirtió de verdad en un sueño, por inalcanzable, y la mirada de los béticos se dirige ahora hacia abajo por puro instinto, por el recuerdo de lo que ocurrió en las tres anteriores temporadas.

El abismo aún está lejos, pero no tanto como para despreocuparse, y cualquier distracción en un mes sin tregua -a nada que el Betis elimine al Real Unión- puede suponer una merma irrecuperable. En febrero, por si a alguien se le ha olvidado, espera la segunda escalada al Tourmalet...

Semejante parrafada sólo tiene como objetivo remarcar la trascendencia para el Betis de un derbi andaluz que puede asentarlo en la zona tranquila o acercarlo a donde nadie desea en Heliópolis. Paco Chaparro es el primero en saberlo, cómo no, y por eso ha preparado el choque "con esmero", como dijo él mismo.

En otras palabras, dobles sesiones y entrenamientos a puerta cerrada a lo largo de toda la semana. La mejor noticia para el trianero, y para el Betis, es que la reanudación del campeonato trae consigo dos regalos de Reyes, incluso tres, al once verdiblanco: Mehmet Aurelio, Emana y Capi. Los dos primeros, fundamentalísimos por su jerarquía (el turcobrasileño) y su puntería (el camerunés), regresan a la alineación después de asistir desde la grada al 0-1 ante el Athletic por culpa de sendas sanciones. Cómo notó el equipo su ausencia es algo bien sabido por los aficionados que vieron el encuentro; cómo notará su vuelta está por ver, pero el Betis, desde luego, parece otro con ellos.

Con estos tres refuerzos, más la recuperación de Sergio García tras una semana en tenguerengue por los dichosos amistosos de las selecciones autonómicas, no hay obstáculo que se interponga entre Chaparro y su once ideal, así que Arzu retrocederá de nuevo hasta el eje defensivo, Sergio García repetirá como delantero y poco más. Las novedades son más abundantes en la lista, ya que la presencia de los tres recuperados significa la caída de otros tantos compañeros (Juande y Rivas por lesión y Cañas por decisión del entrenador), y además alguien debía ocupar el hueco de José Mari: el afortunado es el esloveno Ilic.

Dos derrotas seguidas. Esté quien esté en el césped del bonito Estadio de los Juegos Mediterráneos, el Betis voló ayer en un rato a Almería con la única misión de obtener los tres puntos. Lo es porque de perder o empatar sumaría cinco jornadas sin ganar, un paso atrás excesivo, y porque viene de sufrir dos derrotas consecutivas (Atlético y Athletic), a una sola de la peor marca de Chaparro.

La capital más oriental de Andalucía, por lo demás, se le da relativamente bien al Betis porque nunca ha perdido allí en Primera, ni ante la UD Almería ni ante la AD Almería, pero claro, apenas ha jugado tres partidos. En otras categorías ocurrió al revés: un choque en Segunda y cinco en Tercera, igual a seis derrotas. Aquellos encuentros, de todas formas, quedan tan lejos como Almería de Sevilla, como el Betis de Europa, como Paco Chaparro (66 años) de Hugo Sánchez (50).

  • 1