Menú
Local

Bélgica espera la propuesta del Rey ante la dimisión del gobierno

Bélgica sigue a la espera de la propuesta del Rey, Alberto II, para salir de la crisis política abierta tras la dimisión del Gobierno. De momento, es el actual presidente del Congreso, Herman Van Rompuy, el que parece contar con más apoyos para liderar el nuevo Ejecutivo.

el 15 sep 2009 / 20:13 h.

TAGS:

Bélgica sigue, después de tres días de negociaciones, a la espera de la propuesta del Rey, Alberto II, para salir de la crisis política abierta tras la dimisión del Gobierno. De momento, es el actual presidente del Congreso, Herman Van Rompuy, el que parece contar con más apoyos para liderar el nuevo Ejecutivo.

En una entrevista para la televisión privada RTL, el ministro de Finanzas, Didier Reynders, afirmó que si el Partido Democristiano Flamenco (CD&V) -que lidera la coalición gubernamental- apoya a Van Rompuy "hay una mayoría que respaldaría la decisión".

Reynders se mostró dispuesto a asumir el mando si se lo pide el Rey, pero desconfió de esa posibilidad porque existe hostilidad hacia un primer ministro francófono.

La agencia de noticias Belga asegura que si bien la continuación de Leterme la rechazan prácticamente todas las fuerzas políticas -a excepción de su propio partido (CD&V) y los liberales flamencos (VLD)-, aún no se dispone de un candidato claro.

El presidente del Senado, Armand De Decker (MR), comentó que vería bien si el nuevo jefe del Gobierno fuese un liberal flamenco o francófono (en referencia a Guy Verhofstadt y Didier Reynders), pero el ex ministro de Defensa, André Flahaut, (PS) dijo "no ver a Reynders dirigiendo el Gobierno". Otros candidatos son los ex primeros ministros Jean-Luc Dehaene (CVD) y la actual presidenta del CD&V, Marianne Thyssen.

Tampoco se sabe aún si el próximo Gobierno mantendrá la base actual o será una coalición creada desde cero, pero en vista de la necesidad de reaccionar rápido lo más probable es que se mantengan todos los ministros a excepción de Leterme y del titular de Justicia, Jo Vandeurzen.

El partido ecologista francófono, Ecolo, que se mostró desde un principio dispuesto a formar parte de una nueva coalición, no parece que vaya a ser llamado a participar. El Rey deberá decidir asimismo si el nuevo primer ministro permanecerá en el poder hasta las elecciones regionales y europeas de junio o hasta el final de la legislatura, en 2011.

La opción de convocar elecciones anticipadas ha sido descartada por casi todos los partidos, menos por la oposición flamenca: los Verdes (Groen), el ultraderechista Vlaams Belgan (Interés Flamenco) y la N-VA (Nueva Alianza Flamenca). Las distintas fuerzas políticas y la propia Casa Real han declarado su deseo de encontrar una solución lo antes posible, esta noche o a más tardar a principios de semana.

La renuncia en pleno del Ejecutivo ha paralizado importantes negociaciones en el ámbito nacional e internacional, como los presupuestos del año que viene, el plan de relanzamiento económico o el tormentoso proceso de venta del grupo Fortis, que originó la crisis. El que fuera viceprimer ministro del Gobierno de Guy Verhofstadt, el socialista flamenco Johan Vande Lanotte (SP.A), hizo hincapié en que independientemente de la decisión que se tome la oposición debe ser consultada, algo que no se ha producido hasta ahora.

Alberto II ha mantenido consultas con los líderes de los cinco partidos de la coalición gubernamental -Didier Reynders, Elio Di Rupo, Joelle Milquet y Marianne Thyssen-, con el ministro de Justicia, Jo Vandeurzen; y con los presidentes del Congreso y el Senado, Herman Van Rompuy y Armand De Decker, respectivamente.

  • 1