martes, 19 enero 2021
10:20
, última actualización
Deportes

El Atlético de Madrid sigue dependiendo del trabajo de un solo hombre

La trayectoria rojiblanca de los últimos años ha evidenciado la dependencia del conjunto de un solo jugador que lleve el peso del equipo, que concentre las competencias de líder, capitán y artillero.

el 15 sep 2009 / 19:49 h.

La trayectoria rojiblanca de los últimos años ha evidenciado la dependencia del conjunto de un solo jugador que lleve el peso del equipo, que concentre las competencias de líder, capitán y artillero. Esta temporada el papel recae de nuevo en el Kun Agüero, uno de los mejores jugadores del mundo.

Metido de lleno en tres competiciones, Liga, Copa y Liga de Campeones, el Atlético de Madrid sigue mostrando el mismo potencial y, también, las mismas carencias. La marcha de Torres en 2007 supuso el adiós no sólo de su mayor goleador, sino el de la persona que tiraba de un conjunto con demasiado lastre en capacidad defensiva, algo que el equipo sigue intentando arreglar.

El gran nivel del Kun Agüero la temporada pasada, que con la llegada de Forlán convirtió la delantera del Atlético en una de las más eficaces de la Liga con 34 goles entre ambos, le ha transformado en el sustituto de Torres, pero no en el cambio que necesita el juego del equipo, ya que todavía se muestra falto de un líder que lleve el timón de casi todo. Esto se evidencia en la baja capacidad del Atlético para mover el balón o para llegar arriba cada vez que no está sobre el césped el delantero argentino.

El equipo que entrena el mejicano Javier Aguirre consiguió la temporada pasada su objetivo de clasificarse para la Liga de Campeones, donde ya está en octavos de final, incluso mantuvo una gran regularidad como cuarto clasificado durante la segunda mitad del campeonato, pero continua siendo igual de imprevisible. Lo mismo golea al Deportivo y al Málaga, que encaja seis tantos del Barcelona o cuatro del Villarreal. Sigue faltando orden atrás, un jugador que enlace los balones con la delantera y que haya más libertad para Agüero y Forlán.

Para cubrir estas fallas el club rojibalco se ha reforzado este año prácticamente en todas sus líneas. Los fichajes del holandés Heitinga y del checo Ujfalusi se hicieron para encontrar una mayor facilidad para subir el balón y apuntalar la defensa. También llegaron Maniche y SinamaPongolle, que se esfuerzan en el trabajo de equipo, aunque aún no han despuntado y necesitan minutos.

En cuanto a resultados, el Atlético de Madrid lleva siete jornadas sin conocer la derrota y sigue peleando por tres títulos, pero en los terrenos de juego se palpa la falta de organización en defensa y el sobreesfuerzo de una delantera que, a veces, acusa el cansancio y la escasez de llegada del resto del equipo.

  • 1