martes, 26 enero 2021
23:38
, última actualización
Deportes

El efecto Juande contra la máquina total de Guardiola

Separados por nueve puntos y un mundo de sensaciones futbolísticas, Barcelona y Real Madrid vuelven a verse las caras en el Camp Nou, escenario de un clásico desigual, en el que se medirá el fútbol espectáculo del líder con el alcance del efecto Juande.

el 15 sep 2009 / 19:48 h.

francisco Ávila (EFE)

Separados por nueve puntos y un mundo de sensaciones futbolísticas, Barcelona y Real Madrid vuelven a verse las caras en el Camp Nou, escenario de un clásico desigual, en el que se medirá el fútbol espectáculo del líder con el alcance del efecto Juande.

Favorito indiscutible en todas las apuestas, el Barça se ha acostumbrado a solventar sus últimos partidos con una autoridad incontestable. Le avalan la pulcritud de su juego y las estadísticas: es el máximo goleador y el menos goleado (sólo un gol encajado en sus últimos cinco partidos de Liga), el que más remata y menos tarjetas ve. Más allá de los datos, el Barcelona ataca cada partido como si fuera el último.

Sostenido por la voracidad de Guardiola, el equipo ha aprendido a hacerse fuerte en defensa, imaginativo en la medular, resolutivo en ataque y solidario en todas sus líneas. Cuenta además con jugadores en un dulce momento de forma, del lateral derecho al extremo izquierdo.

En oposición a las dudas que genera la alineación del Real Madrid, el once parece cantado. La alineación de Gudjohnsen parece ser el único atisbo de duda. Convincente frente al Valencia, sólo la posibilidad de dar la titularidad a Busquets ofrecería una sorpresa relativa. El frente de ataque lo formarán Henry, Messi y Eto'o, la línea titular de Guardiola, un trío que suma 30 goles en Liga (2,1 por partido), sólo tres menos que todo el rival de hoy.

Enfrente tendrá a un Real Madrid que debe luchar contra los elementos, los malos augurios y la lógica. Juande acude al rescate en el peor momento de la temporada y tal vez en una de las peores crisis de los últimos tiempos. El Barcelona no es el mejor equipo para hacer olvidar la dimisión de Míchel, la polémica asamblea de compromisarios y la destitución de Bernd Schuster, pero la llegada fulgurante de Juande parece traer aires renovadores. Su primera prueba, ante el Zenit, se saldó con un pequeño éxito tras dos derrotas consecutivas en Liga. Pero los rusos, a medio gas, no son el Barcelona.

Además, el Real Madrid tiene una lista interminable de bajas. Por sanción no jugarán Robben y Marcelo. Por lesión, Diarra, De la Red, Van Nistelrooy, Torres, Pepe, Huuntelaar y Heinze. Pese a que Sneijder ha sido convocado, el holandés tiene pocas posibilidades de jugar. El principal desaguisado de Juande será la zona izquierda: Drenthe sustituirá a Robben y Sergio Ramos o Míchel Salgado harán de Marcelo. Si se decide por el primero, Metzelder actuará de central. Si elige al segundo, el alemán será el lateral derecho.

  • 1