viernes, 18 octubre 2019
16:39
, última actualización
Deportes

El España-Inglaterra del próximo miércoles es declarado partido de alto riesgo

El partido amistoso que disputarán España e Inglaterra en el Ramón Sánchez Pizjuán el próximo miércoles estará rodeado de grandes medidas de seguridad tras haber sido declarado de alto riesgo.

el 15 sep 2009 / 22:10 h.

El partido amistoso que disputarán España e Inglaterra en el Ramón Sánchez Pizjuán el próximo miércoles estará rodeado de grandes medidas de seguridad tras haber sido declarado de alto riesgo. Además, organizaciones que luchan contra el racismo han pedido protección para los jugadores negros del combinado británico.

El consejo permanente de la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, reunida en el Consejo Superior de Deportes, declaró ayer de alto riesgo el partido España-Inglaterra del próximo miércoles en el Ramón Sánchez Pizjuán. La intención del organismo revisor de la violencia en el fútbol español es evitar la repetición de los actos de carácter racista ocurridos en el partido que disputaron ambas selecciones en el Santiago Bernabéu de Madrid hace cinco años.

Por otra parte, la organización inglesa contra el racismo Kick It Out ha pedido que se impongan sanciones severas en caso de que los internacionales ingleses negros sean objeto de insultos racistas durante el amistoso que se disputará en el Sánchez Pizjuán.

El director de dicha organización, Piara Powar, confía en que no se repitan escenas como las vividas en 2004 en el Santiago Bernabéu de Madrid, cuando algunos aficionados dirigieron cánticos de contenido racista hacia los futbolistas negros del combinado inglés, que denunciaron el suceso al término del encuentro.

Powar quiere que se actúe con dureza en el hipotético caso de que se produjese cualquier episodio de este tipo durante el partido del miércoles. "El daño que el partido del 2004 hizo en la percepción del fútbol español caló hondo", criticó Powar, que, según dijo, "no quiero prejuzgar a los aficionados españoles, sino evitar que se proyecte hacia el exterior una imagen errónea de la hinchada y que, además, los jugadores negros se sientan humillados".

El director de Kick It Out expresó su confianza en que "esos traumáticos incidentes que ocurrieron en Madrid hace cinco años no se repitan en Sevilla este miércoles. Y si ocurren, deberían adoptarse medidas severas".

  • 1